Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

¿Locos?

|

Recuperando la famosa frase de Obélix en su lucha allá por tierras galas, podríamos formular la siguiente pregunta sobre la actuación de los 12 dirigentes de los clubs futbolísticos más importantes del concierto europeo: ¡¿Se han vuelto locos estos presidentes?!.


Viendo las cifras que se están moviendo con la nueva propuesta de competición europea, está claro que no han perdido el raciocinio. Si la decisión fuese numérica, entiendo que cualquiera de nosotros no tendría dudas en la elección. Las cifras nublan el cielo.


Ni Florentino Pérez, ni sus colegas de cargo, desvarían en sus propósitos. Ahora bien, como se suele decir cuando se habla de este deporte, fútbol es fútbol y suele pasar que 2 + 2 no siempre son 4. Hay mucha materia entre bambalinas, que hacen que los grises predominen sobre el ‘blanco’ y el ‘negro’. Por poner un simple ejemplo, tema seguridad de los partidos, todo el entramado de cuerpos de seguridad, protección civil y demás, tienen el canal supervisor del Estado. Por lo tanto, no se puede ir por libre.


Particularmente todo esto me suena a partida de ajedrez. Los clubs movieron ficha, el poder establecido (UEFA-FIFA) contraatacó y ahora seguirá el juego. Lo lógico, viendo las presiones políticas que hay, es que se llegue a algún tipo de acuerdo. De no encontrarlo la situación se complicaría. Miren lo que sucedió con el baloncesto. La FIBA actuó de forma contundente, pero la liga europea siguió su curso y ahora cada uno va por su lado, sumiendo todo en un conglomerado difícil de entender. Principalmente con el tema de las selecciones nacionales.


Cambio de tercio. No me resulta nada positivo puntualizar determinadas actuaciones gestionadas por el nuevo consejo de administración del Deportivo, pero es lo que hay.


El propietario (Abanca) decidió profesionalizar el ejecutivo, nada que decir, pues cada uno hace con su dinero lo que entiende es de su interés. Pero no me cuadran las gestiones, teniendo en cuenta que este ‘negocio’ del que estábamos tratando se mueve en los cauces de la pasión. Que el equipo deportivista realice un viaje a Langreo para afrontar un partido semi-crucial en sus aspiraciones y que no esté el nuevo consejo en pleno para arropar al equipo, me parece poco edificante. A ello tenemos que añadir que una entidad que está luchando por situarse dentro de la nueva categoría programada por la Federación, no acude a su presentación en la capital del Reino, permite preguntarse el por qué. ¿Por ahorrar?, o será que se va de sobrado. Un Depor con serias aspiraciones de volver a la élite profesional, debe estar presente en las instituciones, demostrando en los despachos su capacidad de gestión.


Añado otro punto oscuro. Parece ser que el convenio entre la AFAC y el Deportivo está en el limbo. Desde la asociación coruñesa muestran su desagrado por el posicionamiento de los rectores de Riazor, no salen de su asombro. A ver como se desenvuelven las cosas, pero no huele nada bien el final. Tirarse al monte solo genera tensiones y no favorece un buen futuro. Estaremos expectantes.


Finalizo. Me alegro por el presidente del Lugo, Tino Saques. Veo que ha recuperado su tono sosegado en la dirección del Club. Aún queda tiempo para un cuarto y quinto entrenador.


Como siempre un placer. 

¿Locos?