Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Héctor Hernández: “Encontré aquí mi sitio y no es fácil en un mundo del fútbol tan nómada”

El lateral, durante el entrenamiento de ayer en Abegondo | rcd
|

Recuperado de su inoportuna lesión en Barreiro ante el Celta B y tras perderse los duelos ante Zamora y Marino Héctor Hernández Ortega (Valladolid, 1991) regresó a la titularidad ante el Langreo, donde el Deportivo rompió su racha de cuatro victorias seguidas.


Avisa de que todos los partidos son importantes, pero este ante el Numancia, su exequipo, por todo lo que está en juego, se antoja aun más si cabe.


¿Cómo te encuentras?

Bien, venía de una lesión pero estamos bien ya.


Decías el otro día pensando en el Numancia que no hay amigos pero será un partido especial por todo lo que hay en juego, ¿no?

Sí, para nosotros es y supongo que para ellos también, será un partido muy importante y la derrota del otro día lo hace más importante, si cabe. Guardo un muy buen recuerdo del Numancia, no solo puedo considerar amigos a los que tengo en el terreno de juego, que me quedan dos, porque se fueron muchos de los del año pasado, también el cuerpo técnico que sigue del año pasado.


Me mantengo estable, trato de abstraerme de halagos y de cosas malas


Depor y Numancia han llevado vidas paralelas: los dos bajaron a Segunda, fueron de la mano contra LaLiga, se quedaron a las puertas de luchar por el ascenso y ellos llegan ahora tras dos victorias seguidas y vosotros, veníais antes de perder en Langreo, de cuatro…

Sí, somos dos equipos que sobre el papel éramos candidatos a estar en el playoff a Segunda, pero luego en el campo hay más equipos y no se nos ha podido dar así y ahora estamos en esta segunda fase por meternos en la Liga Pro. Creo que los dos somos buenos equipos y tiene que determinar (el partido) el factor campo. Nosotros tenemos que hacer bueno el jugar en casa y vamos a decir que solo nos sirve la victoria, entonces vamos a ir a ella desde el minuto uno.


El otro día saliste a hablar y se te veía algo afectado por la derrota, en un encuentro en el que quizá, sin ser el peor del Depor, por un despiste se pierde…

Sí, esa es la lectura del partido que hicimos. Al final sabíamos que no era un campo fácil, ya no por la superficie, sino porque durante la temporada lo habían demostrado, pues solo habían cedido una derrota y sabíamos que no iba a ser sencillo. Nosotros tuvimos nuestras ocasiones, no las convertimos en gol, y como tú dices un despiste, un llámalo como quieras y ellos hacen el gol ¿Podemos decir que inmerecidamente?


Pues sí, ellos a partir del minuto 60 estaban sometidos, estábamos todo el rato llegando. La primera parte fue más de tú a tú, de controlar un poquito la superficie del campo y aún así tuvimos una de Diego Villares muy clara. Y luego en la segunda parte ellos estaban sometidos, estábamos llegando, Miku tuvo ocasiones claras, si llegamos a meter un gol primero el partido se decantaba por nuestro lado, pero esto es fútbol y en un despiste ellos hacen su gol. Al final ellos también juegan y quieren sumar el mayor número de puntos para su beneficio, está claro.


Es una temporada de montaña rusa, ¿tú cómo llevas esos vaivenes? ¿Eres capaz de mantenerte en un plano neutral y consigues sentirte estable?

Cada jugador es de una manera, yo creo que siempre me mantengo en un pico estable, ya sea con halagos o con cosas malas, trato de abstraerme de todo eso. Ya sea para bien o para mal e intento centrarme en el partido de cada semana y en lo que dice el míster durante los entrenamientos.


Hay que hacer bueno el jugar en casa y saldremos a ganar desde el minuto uno


Da la sensación, además, de que cuando hay que pegar un grito, si hay que hacerlo, no tienes problema…

No, no para nada. Al final, me jode decirlo, pero soy veterano, los años pasan para todos, ya no tengo 20 años como hace dos días. Entonces, dada la edad que tengo y la trayectoria que tengo sí que me considero una persona que en cualquier momento puede levantar un poquito la voz. Ojo, que levantar la voz no significa menospreciar a uno de mis compañeros, en la vida haría eso, sino poder apretar un poco. Como decirlo, creo que un chavalín de 20 años no podría dar esa voz, un hombre con 30 sí que creo que ya está capacitado para levantar ese ánimo o darle ese empujoncito al compañero. Que te diga ‘ostia, vamos espabila’ o ‘vamos, que nos estamos jugando mucho’ y sí que me considero de esas personas que pueden dar esa voz en un momento.


Da la sensación con el Depor que es cuando más al límite está es cuando más reacciona en los partidos. Como el día del Pontevedra, que parecía un todo o nada, el equipo responde, ¿este encuentro para decir ‘hoy si que no podemos perder’?

Sí, a ver para nosotros todos los partidos son importantes, pero dada la derrota del otro día sí que es especialmente importante. No porque sea ellos o nosotros vamos a salir a ganar, sino que creo que vamos a salir a ganar como todos los partidos lo intentamos, porque este escudo, nosotros y la afición es lo que nos pide. Desgraciadamente no están con nosotros y lo sentimos mucho, este año lo hemos notado, pero estamos capacitados y somos conscientes del partido que tenemos el domingo.


Sé lo que aprieta esta afición en Riazor y lo importante que es el Depor para ella


Viviste Riazor como visitante con otros equipos, sabes lo que aprieta la hinchada a los rivales, y aunque el domingo vayan a ser 1.000 no es lo mismo, ¿no?

Pensé que iban a ser 500, 1.000 mejor que 500 y 500 mejor que ninguno. Yo todavía no he jugado con un Riazor lleno como local. Sí que puedo decirte que he jugado en un Riazor lleno como visitante tanto en la Real Sociedad, como en el Granada, en el Alavés, Numancia, Tenerife y sé lo que es un Riazor lleno. Sé lo que aprieta esta hinchada, esta afición y lo que es el Deportivo para ella. Desgraciadamente este año y parte del pasado no lo estamos pudiendo vivir y es un factor que a nosotros en este caso nos perjudica. Que venga cualquier equipo a Riazor y sienta 30.000 personas ahí, joder, te puede entrar un poquito la presión. Sí que lo echamos en falta.


Pensando en el futuro, no sé cómo te lo planteas. Jugadores, que como tú, pudisteis venir con la idea de jugar en Segunda y esperamos ahora quedarnos en la Primera RFEF, ¿cambia un poco, en tu caso, tu idea de futuro? ¿Estás contento y quieres seguir aquí o esperarás a que acabe la temporada?

Lo he repetido en muchas ocasiones, creo que aquí he encontrado mi sitio, no es fácil encontrarlo en un mundo del fútbol tan nómada, en el que un día estás aquí y otro allá. Creo que a mi edad puedo decir que lo he encontrado, me siento muy cómodo, sobre todo querido. He encontrado un vestuario super importante, rodeado de bellas personas y en el que somos una familia. Vine con una idea a este Deportivo y me mantengo en esta idea de querer ascenderlo, de querer vivir este ascenso junto a la afición y sobre todo nosotros. Yo siempre lo digo, al final es el destino, este año con pandemia no se habría podido celebrar el ascenso como quisiéramos ¿Por qué no el año que viene, que se pueda y que todo el deportivismo, que tantas alegrías se merece, pueda vivir ese ascenso? Eso es lo que puedo decirte de aquí al año que viene o de cuando termine la temporada. Soy muy feliz aquí, estoy encantado aquí y quiero subir con este Deportivo por lo menos a Segunda, que es donde se merece, volver a la liga profesional, luego ya veremos cotas más altas.


Dada mi edad y trayectoria sí que considero que puedo alzar un poquito la voz


Eres cien por cien optimista...

Soy una persona muy positiva, creo que ser positivo te ayuda más que te resta. Soy de mirar el vaso medio lleno. Lo que creo que funciona bien soy de no tocarlo y mi forma de ser, sentir y verlo es así. 


 Las formas de técnico

"El míster te los explica de una manera que te llega"

El futbolista pucelano asegura que el equipo ya ha interiorizado perfectamente las ideas de Rubén de la Barrera.


¿El equipo tiene más paciencia para madurar los partidos? Ha tardado, porque los conceptos de un nuevo entrenador necesitan tiempo para asimilarse pero, ¿los tenéis ya claros?

No solo es aquí, en todas partes, un cambio de entrenador no es fácil. Es un cuerpo técnico nuevo, con nuevas ideas y conceptos y los jugadores están acostumbrados al de otro, así que no es sencillo cimentar eso. Poco a poco, con el trabajo del cuerpo técnico, la escucha de los jugadores ha hecho hiciésemos caso a lo que el míster nos pedía. Antes cuando metíamos un gol teníamos miedo, nos echábamos atrás y ahora el equipo mete un gol y va para arriba y quiere el segundo y creo que es una nota positiva de este nuevo Deportivo.


La forma de hablar que tiene el míster es distinta, ¿cómo habéis asimilado su manera de expresarse durante los entrenamientos?

Habla con conceptos muy futbolísticos, palabras que no son muy comunes pero a los tres días de entrenar con Rubén lo entiendes. Además es que te lo da mascado no, lo siguiente, y te lo explica de una manera que te hace no solo entenderlo, sino que te llega, te explica el porqué lo quiere así. Y luego te das cuenta de que tiene toda la razón, creo que estamos, te hablo en primera persona, encantados con este cuerpo técnico nuevo.

Héctor Hernández: “Encontré aquí mi sitio y no es fácil en un mundo del fútbol tan nómada”