Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Paco Liaño:“El Depor cuando se ha visto ante una final ha dado la medida”

El guardameta, en una imagen de archivo | aec
|

Sufre cada fin semana como un aficionado más con el Racing de Santander y su Deportivo, ambos equipos inmersos en la ‘locura’ de esta Segunda División B en plena pandemia. Un formato que se le está atragantando a ambos, luchando por una plaza en la Primera RFEF, cuando la meta era el retorno cuanto antes al fútbol profesional.


El exZamora herculino habla con dxt sobre la última jornada, la temporada, las decepciones y la esperanza, que nunca pierde, de que el Deportivo se levante de este tropiezo con aún más fuerza.


¿Cómo viviste el partido ante el Langreo?

Con mal cuerpo, porque pensaba que el equipo iba a seguir dando muestras de crecimiento, de que las cosas estaban más asentadas, Tras lo visto en los últimos cuatro partidos, dimos una imagen muy lejos de la que debe dar el equipo. El tema de la disculpa del campo de hierba artificial no me sirve. Parecía que jugábamos a mínimos, aunque las circunstancias fuera esas (la hierba artificial), que siempre se usa de argumento, este campo tenía buenas dimensiones. Tampoco el Langreo me pareció un equipo agresivo, sino que intentaba jugar al fútbol.


Eso de jugar a mínimos, ¿te refieres a que el Depor fue más a asegurar el no perder?

Sí, tuve la sensación de que el equipo estaba cómodo, no estaba siendo acosado por el Langreo y mientras el resultado fue de empate dejaba pasar el tiempo como pensando “vamos a tener una y la vamos a meter” e incluso pudo ser así. Tuvimos en el primer tiempo la oportunidad de (Diego) Villares y la de Miku en la segunda (parte), pero entiendo que si no quieres que te pase lo que te pasó, tienes que resolver antes. Creo que el partido el equipo no lo jugó al cien por cien de su capacidad, me recordó un poco a la época del equipo de Fernando Vázquez, bien tranquilos en defensa pero no decimos nada en ataque. Estoy un poco triste, decepcionado la verdad, miras la clasificación y ves que se te complica el asunto. El partido del Numancia será con mucho en juego y con una tensión añadida.


Pienso que ante el Langreo el equipo no compitió al cien por cien de su capacidad


Pero el Depor ya ha demostrado, como ante el Pontevedra, que sabe jugar con tensión...

Es cierto. O al menos eso es lo que quiero creer. El equipo cuando se ha visto ante una final, como fue el día del Pontevedra, ha dado la medida. Dentro de la decepción del domingo, sigo confiando plenamente en que el equipo va a ser capaz de afrontar el partido ante el Numancia, como lo que es, que será capaz ganarles y dejarlo encaminado y que Racing de Ferrol y Numancia se jugarían esa segunda plaza (a la Primera RFEF). Dentro de la decepción, tenemos recursos más que suficientes para solventar (la situación), pero lo que pasa es que hasta cierto es muy absurdo el haber perdido la oportunidad del domingo de haberla dejado (encarrilada, la primera plaza).


¿Te preocupa que el equipo siga necesitando muchas oportunidades para ver puerta?

Lo que no puedes pretender es generar dos y que acaben en gol. Entiendo que al final si eres capaz de generar mucho más es porque eres más ambicioso. Perdimos la sensación positiva de que cuando el equipo presionaba arriba era capaz de robar y marcaba. El domingo me dio la sensación de que el equipo estuvo menos agresivo en la presión.


No puedes pretender generar dos ocasiones y que acaben en gol


No es tanto un problema de delanteros como de predisposición del equipo. Estoy seguro y así lo quiero creer que el domingo en Riazor (ante el Numancia) se va a recuperar esa seña de identidad que el equipo empezaba a darnos, y a partir de ahí se va mejorar mucho la imagen y se van a lograr esos tres puntos.


¿Sientes con la derrota de este fin de semana han regresado en cierto modo los fantasmas del pasado, de esta mala primera fase?

Al final todos habíamos alcanzado una cierta tranquilidad, se dominaban los partidos y a los rivales, aunque no se hiciese con mucha brillantez. Pero (ante el Langreo) volvimos a caer un poco en la mala imagen de las jornadas anteriores (a la racha de cuatro victorias consecutivas). Pero todos somos más optimistas y sobre todo pensando en que hay mucho trabajo por hacer este verano, diseñando en el proyecto de equipo, pensando el nuevo Deportivo, si se tiene tiempo y ya se sabe (la categoría) para poder generar un proyecto de futuro, que es lo que se necesita el equipo. Pero esto tiene que ser desde la Primera (RFEF) pensar en otra cosa (suspira), ¿qué quieres que te diga?


Viéndolo ahora con el paso del tiempo, ¿cuál es tu diagnóstico del porqué de esta situación?

No sé si ha sido falta de tiempo, si les ha sobrepasado la responsabilidad (a los jugadores). Soy consciente de la dificultad, porque lo estoy viviendo en el Racing. Sé que esta categoría es muy dura, pero para el Deportivo tendría que haber sido más llevadera esa presión. Todos los entrenadores, aunque les venga bien decirlo por el mérito del resultado que sacan, reconocen que somos el equipo con más calidad, mejores futbolistas, pero a la larga vemos que los partidos nos superan, nos han perdido el respeto. Hoy en día cualquier equipo, incluso uno juvenil, está tácticamente y físicamente bien preparado, se ha mejorado mucho en todas las categorías del fútbol, con entrenadores preparados, la importancia del tema físico y eso dificulta el enfrentarte a cualquier equipo. Pero muchos de estos equipos no son ni siquiera profesionales y, aunque fuese solo por ritmo competición, tendrías que ser capaz de superarlos y cada día tenemos la sensación de que no es así. Es difícil de asimilar, con equipos cuya aspiración máxima es la Segunda B, ya ni siquiera la Pro, que ya sería como un éxito tremendo, y nosotros no tenemos que conformar con la tercera categoría, es complicado. Miras para atrás y piensas “Madre mía” pero ahora esta es nuestra realidad.


Dentro de la decepción tenemos recursos para solventarlo


Ya es hablar a toro pasado, ¿pero pudo condicionar lo que pasó este verano al Deportivo?

Todo ha podido influir en la planificación de la temporada, pero la forma en la que empezó el equipo condicionó mucho lo que vino después y ahora estamos en una fase muy corta. Se complicó al bajar (a Segunda B), la peor temporada para volver a recuperar la alegría, por el formato, pero no nos puede servir de disculpa, es lo que hay. Cualquier cosa que digamos va a sonar a excusa y creo que lo hemos hecho mal y en esto que nos queda hay que tratar de minimizar los daños de lo que ha sido la temporada. Tras no meternos en la fase de ascenso a Segunda, que ha sido frustrante, tenemos que hacerles ver a los que lo pueden conseguir (el estar en la Primera RFEF), que sería aún más grave el no estar. Hay que ver la importancia del partido del domingo, ganar y no ir a jugárnosla a Soria (en la última jornada). El domingo empieza el primer día para solucionar esta situación tan deprimente que tenemos. Fue grave no meternos en estos grupos de ascenso, pero esto sería aun más grave todavía, el no meternos entre los dos primeros. Sería bajar a la antigua Tercera, sería competir contra el Fabril, que perdería la categoría. Sería casi pensar en una refundación. 

Paco Liaño:“El Depor cuando se ha visto ante una final ha dado la medida”