Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Salva Ruiz: “El míster nos transmitió que no es un premio menor luchar por la ‘Pro’”

El lateral valenciano, durante la sesión de entrenamiento de ayer en Abegondo | quintana
|

En su segunda temporada en las filas del RC Deportivo, el lateral izquierdo valenciano Salva Ruiz no ha podido obtener la recompensa del retorno al fútbol profesional pero no por ello va a bajar los brazos en los cinco encuentros restantes de Liga.


Con un año más de vinculación contractual, hasta junio de 2022, el defensa aguardará hasta el fin de curso para determinar sus opciones de continuidad en la entidad de la Plaza de Pontevedra, donde se encuentra muy a gusto y, ahora mismo, centrado en el duelo más inminente, del domingo en Langreo.


Después de cuatro triunfos consecutivos, ¿sentís que estáis atravesando vuestro mejor momento de la temporada?

Sí, no solo eso, desde hace seis o siete partido solo hemos perdido uno y, además, solo hemos encajado un tanto en Ferrol. Llevamos un par de meses haciendo las cosas b bastante bien y creciendo poco a poco.


En efecto, solo un gol en contra en los cinco últimos envites avalan vuestra fiabilidad como equipo...

Sí, bueno, creo que era normal al principio cuando llegó Rubén que nos costara su tiempo coger los automatismos. Al míster le gusta variar las posiciones, jugar mucho el balón y tiene muchas ideas tácticas. Es bastante enriquecedor para nosotros pero todo requiere de un tiempo de adaptación.


¿Os sentís los laterales menos encorsetados con De la Barrera que con Vázquez?

Sí, como ya he comentado, Rubén nos pide mayor movilidad, tanto por dentro como por fuera, por lo que sí es verdad que nos dé algo más de libertad para sumarnos al ataque. Es más permisivo en cuanto a las vigilancias aunque siempre está pendiente del fallo en caso de que sea tu extremo el que te coja la espalda.


Frente al Marino de Luanco el partido fue más trabado y con menos fútbol que en las últimas citas, ¿por qué?

Sí, desde el primer momento perdimos tres o cuatro balones fáciles en los primeros minutos del partido y eso nos restó un poco de confianza y el partido se trabó un poco. Estos partidos son los que más nos están costando, cuando el rival se mete atrás y te deja el balón y espacio. Frente a rivales como el Zamora o el Celta, que van más arriba, nos costó menos trabajo.


¿Todavía le dais vuelta a la racha de siete partidos sin vencer para una escuadra confeccionada para el ascenso y que a priori rezuma calidad en esta categoría?

En el momento que nos quedamos fuera de la liguilla de ascenso sí que te viene a la cabeza, el partido que perdimos contra el Racing de Ferrol o contra el Coruxo... nos preguntábamos qué habíamos hecho mal pero ahora mismo hemos intentado pasar página y centrarnos en los partidos que nos vienen a continuación.


¿Pero qué pasó para esta mala racha que diezmó vuestra competitividad?

Pues hubo un poco de todo porque ante el Celta B, que fue el primer partido que perdimos, me pareció uno de nuestros mejores partidos de la primera vuelta. Tuvimos muchas ocasiones para marcar y nos fuimos al descanso 1-2. En Zamora y Salamanca los campos estaban helados y teníamos muchas bajas. Hubo factores difíciles de controlar que nos perjudicaron pero somos el Depor. El equipo está un poco fastidiado porque en dos o tres partidos que pudimos controlar no fuimos capaces de dar un paso adelante.


¿Es un premio menor luchar por la ‘Pro’?

Es verdad que no era ni mucho menos el objetivo que estaba marcado a principios de temporada pero tras dos o tres días de lamentarse debemos pensar que no es un premio menor. El míster nos ha transmitido que para él no lo es y que para nosotros no debe serlo. Debemos tomárnoslo como un reto en nuestras carreras.


Depor, Racing y Numancia. ¿Las dos plazas para la Primera RFEF son cosa de tres escuadras?

Después del partido del Pontevedra el de Langreo es el partido más importante de la temporada porque si ganamos se enfrentan Numancia y Racing, por lo que se crearía un colchón muy importante para lo que resta de liguilla. Debemos intentar cosechar los tres puntos este fin de semana.


En hierba artificial, ¿existe el recelo a un partido en el que no pueda haber mucho fútbol?

El fútbol en hierba artificial cambia bastante, los botes, el rodar del balón... En Guijuelo no pudimos dominar el partido pero logramos buenos resultados a pesar de que no estamos acostumbrados, pese a que mucha parte de la plantilla viene de categorías superiores. La plantilla no tiene problemas de adaptación en este sentido a cualquier superficie.


¿Habéis hecho cábalas sobre la cantidad de puntos necesarios para finalizar entre los dos primeros?

No, nadie en la plantilla se ha fijado en eso en estos momentos; si ganamos este partido es importante y puede marcar bastante la diferencia.


¿Cómo te sientes en la batalla por la titularidad en el lateral izquierdo, con un competidor tan exigente como Héctor Hernández?

La competencia es buena para el equipo, cuanto más te exijan en los entrenamientos es positivo. Llevaba un mes más o menos sin participar pero me he esforzado mucho en los entrenamientos. En los dos partidos últimos me ha llegado la oportunidad y ahora Héctor se ha recuperado, por lo que el míster debe decidir.


¿No crees que tanto para él o para ti es injusto habida cuenta de vuestro nivel tener que ser ‘carne de banquillo’?

Sí, la profesión de entrenador es muy complicada en estos momentos pero es que hay gente que se queda fuera de las convocatorias después de hacer grandes entrenamientos. El mundo del fútbol no es sencillo. En mi caso, cuando me ha tocado quedarme fuera, es una situación difícil.


¿Nunca os habéis planteado la opción de que el equipo emplease un doble lateral en banda para aprovechar a ambos?

De momento en los entrenamientos no lo trabajamos mucho; casualmente hoy coincidimos en el mismo equipo Héctor y yo. No tendría ningún problema en este sistema. Por ejemplo en el Valencia Mestalla tenía a Gayà por delante. He jugado alguna vez de interior también y me sentí bien. Todo lo que sea ayudar al equipo, bienvenido sea por mi parte.


¿El próximo año, con los recortes presupuestados anunciados, continuarás aquí?

No se ha alcanzado el objetivo marcado esta temporada y es normal, con la pandemia, que el club tenga que ajustarse. Tengo un año más de contrato aquí y estoy a gusto. Le he dicho a mi representante a que esperemos a final de temporada y a ver si llegamos a un acuerdo.


Parece mentira pero en un año tan atípico solo quedan cinco partidos para la conclusión de la Liga...

Empezó un poco raro llegando aquí sin saber si estaríamos en Segunda o Segunda B; no pudimos estar en Segunda y fue una pretemporada rara. El año fue una montaña rusa y así es complicado. Hubo cambios también en la directiva y todo lo que sea estabilidad da resultados a largo plazo.


¿Cuál es tu deseo a nivel individual y en el colectivo para este esprint final de curso?

Pues en el plano del equipo espero que podamos firmar lo antes posible la clasificación para la Primera División de la RFEF y en el personal, intentar aportar lo máximo posible desde el terreno de juego y que el míster confíe en mí para los partidos que restan.


Me cuesta no creerle; estaba llorando y destrozado


Excompañero en el Valencia de Mouctar Diakhaby, Salva Ruiz muestra toda su solidaridad ante el defensa francés, que el pasado fin de semana fue víctima de un episodio racista con el central del Cádiz Juan Cala, quien presuntamente le llamó “negro de mierda”.


¿Qué opinión te merece este desagradable incidente?

Bueno, viéndolo desde afuera es difícil porque hay dos versiones completamente diferentes pero también es cierto que, conociendo a Diakhaby, me pareció un tío super noble y super majo. Me cuesta no creerle. Viendo su reacción, llorando y destrozado, me cuesta ponerme en la otra versión. Espero que se aclare todo y que nunca más vuelva a suceder. El tiempo que estuve en pretemporada con él me trató muy bien.


¿Lo has llamado para transmitirle tu apoyo?

No, es que pasamos poco tiempo juntos, solo una pretemporada, pero tampoco tengo el mismo trato que puedo tener con Jaume Domenech o José Luis Gayà, con los que he pasado varios años.


¿En general crees en que el fútbol español hay racismo?

Va yendo cada vez a menos pero también es cierto que de vez en cuando hay episodios aislados que tienen que terminarse. No lo achaco solo al fútbol, ya que globalmente a veces aparecen esos pequeños incidentes que no nos gustan a nadie y que tenemos que luchar para poder erradicar entre todos.

Salva Ruiz: “El míster nos transmitió que no es un premio menor luchar por la ‘Pro’”