Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Una genialidad de Jonhy mantiene estancado al Arteixo

Pablo Ramos, uno de los destacados del Arteixo, regatea a Currás, centrocampista del Montañeros, ante la mirada de Xavi | pedro puig
|

No es casualidad. Ya lo hizo en la pasada jornada cuando dio el triunfo al Montañeros ante el Betanzos con una volea lejana y ayer lo volvió a hacer en Ponte dos Brozos. Jonhy rescató un punto para su equipo con un golazo espectacular en el tiempo añadido y castigó a un Atlético Arteixo que se adelantó, con gol de Taibo, fue de más a menos tras un gran inicio de partido y perdonó la sentencia minutos antes del 1-1 final.


El equipo local presentó ayer un 1-4-2-3-1 con tres novedades respecto a la alineación del anterior encuentro. Salieron del once Pablo Domínguez, Isi y Santi y entraron Popi, Granada y Sergito.


Por su parte, el Montañeros optó por plantar una defensa de cinco (1-5-3-2) con las novedades de Charly y Puri en la alineación, que sustituyeron a Cardelle y Denis, titulares contra el Betanzos.


No hizo falta esperar mucho para vislumbrar el guión de partido: posesión y juego asociativo por parte del Arteixo y repliegue y juego directo buscando el contragolpe por parte del Montañeros.


Los primeros minutos fueron de clara superioridad de un Arteixo que encontró una autopista en la banda derecha con el triángulo formado por Naya (mediapunta), Sergito (extremo) y Pablo Ramos (lateral), que fue el mejor futbolista del primer acto con detalles de calidad y subidas constantes.


Sin embargo, el gol llegó por la banda izquierda. Álex Sánchez vio el desmarque de ruptura de Naya y le envió, con su pierna no dominante, un balón medido en profundidad. El mediapunta llegó forzado pero pudo sacar un centro con la zurda desde la línea de fondo que Taibo, con un sutil toque con los tacos de su bota derecha, remató a la red. 1-0 que hacía justicia a lo visto en los primeros compases.


El Monta se vio obligado a reaccionar y lo hizo a través de dos acciones a balón parado. En la primera, el asistente levantó el banderín para anular el gol de Samu. Y en la segunda, Hugo Criado entró desde atrás como un avión para cabecear un córner al larguero.


Esas dos ocasiones ayudaron al Monta a despertar y a disputarle al Arteixo el control de la posesión y del encuentro pero los dos puntas (Jonhy y Xavi) seguían estando aislados respecto al resto del equipo.


Ajustes visitantes

Para tratar de ponerle remedio a ese problema, Dani Rodríguez, técnico del Monta, decidió dar entrada a André y Pancho en el descanso en lugar de Real y Currás. Los dos interiores, fuera. Jonhy retrasó su posición y se colocó junto a Pancho, mientras que André acompañó a Xavi en punta. Y mediada la segunda mitad cambió a una defensa de cuatro (Charly, Samu, Hugo y Cardelle), además de meter en el campo a Fidi para intentar tener más balón.


Sin embargo, el Monta apenas inquietó la portería de Jesús salvo en un tiro lejano de Pancho y un cabezazo de Samu. Mientras que el Arteixo, ya en los compases finales, tuvo la opción de sentenciar con dos galopadas de Álvaro Rey y Álex Perez. Samu salvó bajo palos la acción del primero y Dani Moreno paró con el pie derecho el mano a mano del segundo. Un presagio de lo que le esperaba al Arteixo en el tiempo añadido: balón botado en el vértice izquierdo del área local, volea a la media vuelta de Jonhy con la zurda y misil directo a la escuadra contraria. Estatua de Jesús y golazo para enmarcar. Mazazo para un Arteixo que sigue sin ganar.


Ficha Técnica


Atlético Arteixo: Jesús; Pablo Ramos (Javucho, min. 88), Antonio, Angeriz, Popi; Granada, Naya (Santi, min. 74), Álex Sánchez; Sergito (Isi, min. 70), Taibo (Álex Pérez, min. 61), Álvaro Rey.


Montañeros: Dani Moreno; Puri (Cardelle, min. 67), Samu, Hugo Criado, Charly, Martín (Fidi, min. 67); Mauro, Currás (André, min. 46), Real (Pancho, min. 46); Xavi (Denis, min. 78), Jonhy.


Goles: 1-0, min. 15: Taibo. 1-1, min. 90+3: Jonhy.


Árbitro: Crespo Rodríguez. Amonestó a Angeriz y Popi, por el Arteixo.

Una genialidad de Jonhy mantiene estancado al Arteixo