Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Daniel Rodríguez: “La igualdad es máxima; aquí no hay favoritos”

Dani Rodríguez, entrenador del Montañeros, en su anterior etapa en el club en un partido en A Grela, donde mañana recibirá al Betanzos | Pedro Puig
|

Es tan humilde como trabajador. Es tan educado como respetado. Es tan profesional como buen tipo. Es Dani Rodríguez, entrenador de un Atlético Coruña Montañeros que mañana (A Grela, 12.00 horas) iniciará la temporada de forma oficial recibiendo al Betanzos, un club inolvidable para él.


¿Qué tipo de partido visualiza Dani Rodríguez?

Visualizo un partido muy igualado, con mucho juego directo, muchas disputas y muchas acciones verticales contra el equipo más en forma de toda la Preferente Norte. Debemos estar preparados para saber sufrir juntos y aprovechar las oportunidades que generemos. Estoy seguro que las tendremos.


¿En qué aspectos debe estar fino el Montañeros para conseguir los tres puntos?

Lo más importante para nosotros será estar unidos cuando no tengamos el balón, saber interpretar cuándo apretar y cuándo esperar, naturalizar que haya momentos en los que el rival esté más cómodo que nosotros y, cuando tengamos el balón, será clave asegurar esos dos o tres primeros pases que nos den confianza y nos aclaren las opciones de hacer daño. A partir de ahí, tener intención –actitud– competitiva en cada jugada, independientemente del acierto que vayamos teniendo.


¿Qué es lo que más le preocupa del Betanzos?

El Betanzos es un gran equipo con muchas virtudes. Si debo destacar algo por encima del resto es la claridad para atacar de forma vertical, la velocidad de sus jugadores ofensivos y su facilidad para hacer gol.


¿Cómo llega el equipo a nivel físico y de juego?

No nos podemos engañar. El equipo llega bien a nivel mental, pero con un margen enorme de mejora en otros aspecto.. El grupo está muy unido y trabaja con una voluntad que, como entrenador, me enorgullece. Físicamente estamos lo suficientemente preparados para competir con garantías pero conscientes de que no lo suficiente para desarrollar determinados contextos. En cuanto a nivel de juego, tenemos las ideas principales muy trabajadas y tenemos muy claras las cosas que aún no estamos preparados para desarrollar de forma competitiva. Llegamos bien como para confiar en conseguir los tres puntos haciendo un buen partido.


¿Favorece el campo de A Grela al Montañeros?

Si nos favorece o no A Grela es algo que no tiene una respuesta tajante. Hay mucho debate con ese tema. En mi opinión, depende de los contextos: estados de forma propios y del rival, estructura del equipo rival, tipo de competición... Nosotros disponemos de mimbres para adaptarnos a jugar en cualquier campo y en cualquier situación. La clave es conseguir que los jugadores tengan intención y quieran adaptarse. En este sentido, tengo un equipo maravilloso. A Grela es nuestro campo, no entrenamos nunca en él y tratamos de adaptarnos lo mejor posible a este tipo de condicionantes que, por otro lado, lejos de hacernos sentir víctimas nos une más a la hora de afrontar la competición.


¿Asume que el Monta es un serio candidato al ascenso?

Si tengo que asumir que el Montañeros es candidato al ascenso, no tengo ningún problema. Siempre he entrenado equipos con objetivos muy definidos: o querían ascender o tenían que salvarse. Dicho esto, en el club no han sonado cantos de sirena por el ascenso en ningún momento. Jamás me han hecho sentir que ese es el objetivo principal y obligatorio, al menos a corto plazo, pero somos conscientes, al igual que el resto de equipos , que tenemos capacidad para, si las cosas nos salen bien, pelear por cualquier objetivo. Lo que la gente diga desde fuera o las etiquetas que nos pongan no va a cambiar la realidad.


¿Cuáles serán los rasgos que caractericen a su equipo a nivel de juego esta temporada?

Mi aspiración como entrenador este año es que mi equipo demuestre ser mentalmente fuerte, que se adapte con naturalidad a los diferentes contextos que puedan surgir, crear un grupo unido y trabajador y que sus señas de identidad sean el orden defensivo –independientemente de si apretamos arriba, esperamos, el rival nos domina o dominamos nosotros– y la capacidad de ser verticales cuando tengamos balón; no titubear, ir hacia delante y buscar la portería rival.


Hasta hace pocos días tenían casi 30 fichas. ¿Por qué tantos jugadores?

Es cierto que tenemos una plantilla larga. Tal vez no era la idea que teníamos de inicio, pero las circunstancias nos han llevado poco a poco hacia eso y no tengo ningún problema con esta situacion. El momento determinante fue la suspensión de la Primera Galicia. Fue ahí cuando decidimos que no íbamos a dar ninguna baja y, así, no dejar a algún jugador sin equipo este año.


¿Cómo definiría a la plantilla que dirige?

La plantilla es una mezcla muy buena de gente joven y veterana. Muy versátil en lo individual y lo colectivo y, finalmente, con un denominador común: ilusión por lo que viene.


¿Le hubiese gustado apuntalar mejor alguna posición?

Estoy plenamente contento y satisfecho con la plantilla que tenemos. Dicho esto, la baja de Juan en diciembre me dolió mucho por sus condiciones, jerarquía y por la conexión perfecta que tenía con él.


¿Es su grupo el más exigente de la Preferente Norte?

No sé si es el grupo con mayor nivel porque desconozco con detalle los otros grupos. De lo que sí estoy convencido es de que es el grupo más igualado y eso lo convierte en el de mayor exigencia competitiva sin ningún tipo de duda. No me atrevería a hacer un pronóstico clasificatorio. Aquí no hay favoritos. La igualdad es máxima.


¿Cómo llega Dani Rodríguez a la primera jornada a nivel personal?

Llego ‘ultramotivado’, ‘ultraresponsabilizado’ y extremadamente tranquilo. ‘Ultramotivado’ porque, en mi caso, llevo más de año y medio sin sentir la adrenalina propia de la competición. ‘Ultraresponsabilizado’ porque quiero devolver con buen trabajo la confianza que siempre me transmite el club. Extremadamente tranquilo porque tengo un grupo de jugadores comprometido que trabaja a destajo.


¿Qué objetivo se marca a nivel personal?

Nuevas experiencias a la mochila, aprender de mi cuerpo técnico, de mis jugadores, tratar de mejorar en facetas técnicas que otros años identifiqué que debía mejorar y disfrutar de cada momento. Tomar decisiones, equivocarme, rectificar, ser honesto, humilde. Disfrutar de la competición.


¿Cambia mucho la preparación de un equipo para la competición teniendo en cuenta el formato exprés?

En nuestro caso, la preparación no ha estado tan condicionada por el formato de competición sino por las circunstancias de entrenamiento. El toque de queda y entrenar en campos municipales nos ha dificultado muchísimo el poder prepararnos en unas condiciones óptimas en lo que a la asistencia al entrenamiento de forma regular se refiere. Hemos ido modificando y preparando nuestra planificación día a día según cuántos y qué jugadores teníamos. El aprendizaje ha sido brutal y esto ha ayudado a que el equipo esté preparado mentalmente para cualquier situación. 

Daniel Rodríguez: “La igualdad es máxima; aquí no hay favoritos”