Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Hazaña en Stamford Bridge o fracaso para el Atlético

La plantilla del Atlético, durante el entrenamiento de ayer previo al duelo con el Chelsea | efe
|

Componer otra hazaña europea como la del año pasado ante el Liverpool, de nuevo contra un equipo inglés, el Chelsea y con un 0-1 adverso de la ida como ‘local’ en Bucarest (Rumanía), o asumir el fracaso de una eliminación son las dos opciones de un Atlético de Madrid obligado a ganar esta noche en Londres.


Su conservador planteamiento de la ida, en el exilio obligado por la pandemia en Bucarest, fue castigado por un bello gol de chilena del francés Olivier Giroud y no le ofrece otra opción que ganar. Un 0-1 iguala la eliminatoria y la trasladaría a la prórroga o los penaltis. Cualquier victoria con dos o más goles para el Atlético le llevaría a cuartos por el valor doble de los tantos visitantes.


Ante un Chelsea que lleva trece partidos sin conocer la derrota, tantos como se cuentan desde la llegada de Thomas Tuchel a Stamford Bridge, el Atlético confía su futuro europeo a dos elementos en los que ha flaqueado últimamente: la contundencia ofensiva y la seguridad en defensa.


Después de irse de vacío en una cancha favorable como Getafe (0-0), donde hasta el pasado sábado había marcado 34 goles en los últimos nueve años, sin encajar ninguno, se antoja perentorio que el delantero uruguayo Luis Suárez rompa una de sus peores rachas: un lustro sin marcar fuera de casa en la Liga de Campeones, desde el 16 de septiembre de 2015 en Roma (1-1) cuando militaba en el Barcelona.


“Posiblemente sea el día indicado para que Luis corte esa racha que comentan, ¿no? ¿Por qué no? Mañana puede ser un día muy bonito”, apeló al optimismo ayer Diego Simeone, que confirmó la titularidad del portugués Joao Félix, más fuera que dentro en los últimos meses —suplente en siete de los últimos doce duelos oficiales— y en busca de una reivindicación.


Con una sensación contraria miran desde Londres la eliminatoria. La inercia de la racha invicta de Tuchel les anima a soñar: elevar ese ciclo a catorce duelos sin perder supondrá que el Chelsea estará en los cuartos de final por primera vez desde 2014.

Hazaña en Stamford Bridge o fracaso para el Atlético