Juanma, un pichichi marcado por Tristán y Rubén Castro
lll
17º-23º

Juanma, un pichichi marcado por Tristán y Rubén Castro

El máximo goleador del Grupo I de la Segunda B celebra su último tanto, logrado el pasado sábado en el triunfo por 2-1 contra la Cultural Leonesa | BCF

Usuario

Juanma García, delantero del Burgos CF y que comparte el pichichi del Grupo I de la Segunda B junto al atacante del Covadonga Javier Martón con ocho goles, guarda una conexión muy especial con el Deportivo.


El punta nació hace 28 años en la localidad sevillana de San José de la Rinconada, a poco más de 4 kilómetros de distancia de La Algaba, cuna de su amigo y leyenda blanquiazul Diego Tristán. Además, Juanma se formó en las categorías inferiores del Betis y llegó a jugar tres partidos en Primera División, coincidiendo en el vestuario verdiblanco con los también exdeportivistas Juanfran Moreno y Rubén Castro, quien le marcó por su capacidad para ver portería.


Vi jugar a Tristán en el Depor y era la bomba, de los mejores de esa época


“Es el delantero que mejor he visto definir en persona en cada entrenamiento, en cada partido... Yo, como bético, qué te voy a decir, pero es historia del Betis y eso que le tocó estar en una época mala del equipo, que bajaba y subía, pero al final siempre ha hecho buenos números”, relata el andaluz, quien también se deshace en elogios hacia Juanfran.


“Era uno de los que más relación tenía y era el jugador más cercano cuando subí al primer equipo, el que más confianza me daba”, recuerda.


Pero si hay un artillero sevillano que marcó una época en Riazor fue Diego Tristán, ganador de una Copa del Rey y dos Supercopas de España con el Deportivo y máximo goleador de la Liga en la temporada 2001-02 con la camiseta blanquiazul.


“Soy muy amigo de Tristán. Llevo tiempo sin hablar con él porque hace tiempo que no voy a Sevilla y él ahora está allí, que es dueño del club de fútbol de La Algaba. Lo vi jugar con el Depor y con la selección española y era uno de los mejores delanteros de esa época”, relata orgulloso.


“Rubén Castro es el delantero que mejor he visto definir en persona


“Era una bomba y cómo definía cuando se quedaba solo delante del portero”, subraya.


Un deseo complicado

Recordando aquellos momentos inolvidables de fútbol que Tristán regaló a la afición deportivista, Juanma confiesa que le gustaría pisar Riazor en la segunda fase de la liga, si el Burgos y el Depor se cruzaran por el camino, aunque es consciente que ahora mismo es una posibilidad remota, ya que el conjunto blanquinegro lidera el Subgrupo B y casi tiene asegurado un puesto en la pelea por el ascenso, mientras que la escuadra coruñesa tiene complicado alcanzar una de las tres primeras plazas del Subgrupo A.


“Es raro ver al Depor ahí porque es un equipo fuerte y que en teoría se tenía que meter para jugar el playoff, pero es que la Segunda B es muy complicada y ningún equipo gana por el nombre. Cualquier rival te puede hacer un descosido”, apunta, antes de dejar caer que “me encantaría jugar en Riazor en la segunda fase”.


No dependen de ellos, pero me encantaría jugar en Riazor en la segunda fase


Pese a la mala temporada que está cuajando el cuadro herculino, se niega a imaginar al conjunto herculino fuera de la pelea por el ascenso en el segundo tramo de la competición: “Ningún equipo que tenga posibilidades de estar arriba está eliminado, creo que si hace las cosas bien en los partidos que le quedan, todavía tiene posibilidades, aunque es jodido no depender de ellos”.


Pese a que tan solo se han celebrado quince jornadas de la que es su segunda temporada en el Burgos, Juanma ya supera sus números ofensivos del pasado curso y se ha erigido en la principal figura de un equipo que —al igual que han hecho el Zamora y el Unionistas en el Subgrupo A— de momento ha logrado desafiar a los grandes favoritos de su cuadro, la Cultural Leonesa y el Numancia.


“El equipo tiene las ideas claras, es una piña y salimos todos los partidos a ganar y eso tiene mucho que ver en los resultados que estamos consiguiendo”, subraya.


Otro de los principales exponentes de la escuadra burgalesa es el extremo izquierdo Saúl Berjón. El veterano futbolista asturiano, que en su currículum luce 63 partidos en Primera División y 366 en Segunda, es uno de los fichajes estrella del presente curso en la tercera competición nacional.


“Es un grandísimo jugador, de otra categoría y solo hay que ver sus números, que el año pasado fue el máximo asistente de toda la Segunda. Es un futbolista de otra dimensión por todo lo que aporta al grupo, en el campo y todo”, destaca sobre su compañero.


Juanma se describe como un delantero que “va muy bien a los espacios, que a pesar de mi altura, voy bien por arriba también, que comprende muy bien las situaciones del equipo, lo que requiere el partido, y también un jugador que sabe colocarse dentro del área y estar donde tiene que estar”.


La Segunda, por qué no

Aunque todavía es pronto para pensar en liderar al Burgos hacia la Segunda, el atacante andaluz no se resiste “a soñar, por qué no” y aprovecha que vive una de sus mejores etapas para recordar cuando llegó a jugar tres partidos en Primera en el curso 2013-14.


“No puedo ni explicarlo porque siendo del Betis, habiéndome formado allí y debutar en el equipo de mi vida fue algo increíble”, sentencia. 

Juanma, un pichichi marcado por Tristán y Rubén Castro

Te puede interesar