Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Husillos, Mechaal, De Arriba y Guerrero miran hacia Torun

Óscar Husillos celebra su victoria en el 400 | FOTO: Kiko Huesca
|

Óscar Husillos, Adel Mechaal, Álvaro De Arriba y Esther Guerrero exhibieron en la clausura de los campeonatos de España en pista cubierta un estado de forma que les autoriza a soñar con las medallas en los Europeos de Torun (Polonia), dentro de dos semanas.


Un ataque al toque de campana, para el que no tuvo respuesta el favorito, Mohamed Katir, proclamó a Mechaal campeón de 3.000 metros por quinta vez. El medio-fondista de origen marroquí (8:20.17) intentará recuperar el título europeo que ya ganó en 2017. Las otras plazas del podio fueron para Katir (8:22.14) y Gonzalo García (8:22.96).


‘Milquini’ accidentado

El burgalés Jesús Gomez revalidó su título de 1.500 metros en una accidentada final que se le puso muy favorable con el tropiezo del favorito, Ignacio Fontes, que arrastró en su caída a Sergio Paniagua.

Gómez, bronce europeo en Glasgow 2019, no había corrido este año un solo 1.500 antes de Madrid, pero su marca de 7:50.38 en 3.000 le animó a defender su corona, que revalidó con 3:49.32 y una insospechada facilidad tras el incidente. Abderrahman El Khayami (3:50.21), segundo, y Llorenç Sales (3:50.63), tercero, le acompañaron en el cajón


El 1.500 femenino volvió a ser, por tercer año consecutivo, propiedad de Esther Guerrero. Marta Pérez tomó la cabeza en la salida y rompió la carrera, haciendo de liebre para Guerrero. A 4 vueltas ya estaba las dos solas y a 250 la barcelonesa la dejó atrás para ganar en 4:07.48. La soriana fue segunda con 4:09.44, y Águeda Muñoz fue tercera con 4:14.18.


El salmantino Álvaro de Arriba impuso su jerarquía de campeón continental en un 800 que controló a partir del 400. Pasó en cabeza con un parcial de 54.43 y a partir de ahí hizo inútiles los esfuerzos del anterior campeón, Pablo Sánchez Valladares, por adelantarlo. Venció en 1:47.91 con un margen de 45 centésimas sobre su predecesor, mientras Mariano García llegaba tercero con 1:48.51.


Óscar Husillos, subcampeón de Europa de 400 bajo techo, está de vuelta. El palentino perdió frente al canario Samuel García la primera batalla, por la cuerda en el 200 (21.51), pero ganó la definitiva, y su tercer título, con un registro de 46.55. García, el más rápido español del año (46.52), no pudo ganar por tercera vez: fue segundo (46.97), por delante del campeón anterior, el toledano Lucas Búa (47.13).


Aauri Lorena Bokesa, que no se coronaba en el 400 desde 2016, lo consiguió por quinta vez y con récord personal (52.74). La madrileña residente en Suiza, de 32 años, cubrió el 200 en 24.81 y puso pies en polvorosa. Andrea Jiménez acabó segunda con 53.66 y la atleta-futbolista Salma Paralluelo, tercera con 53.92.


La castellano-manchega Paula Sevilla protagonizó la sorpresa en 60 lisos, al batir con un crono de 7.29 (mínima europea y récord de los campeonatos) a la favorita, la andaluza María Isabel Pérez (7.33), y a María Cisneros (7.41).


Doblete de velocidad

Dani Rodríguez logró el segundo doblete de velocidad en la historia de los campeonatos, al ganar los 200 con récord personal y (20.83) que le sitúa tercero en el ránking histórico español tras conquistar el título de 60. Oriol Madi (21.23) y José María Marvizon (21.58) le escoltaron en el podio


En longitud, un salto largo, cuya huella (en torno a los 6,50) fue borrada por error antes de la medición, marcó la suerte de la final, en la que se impuso Fátima Diame con 6,51. “Le han borrado el salto, es una gran putada”, reconoció la vencedora.


Dos días después de ganar el pentatlón con nuevo récord de España (4.501 puntos), María Vicente, que llegaba con una marca de 6,55 (6,49 el viernes en la combinada), se disponía luchar por el doblete, pero el percance de la primera ronda la desconcentró. Su mejor marca fue de 6,24, con cuatro nulos, y se tuvo que conformar con el bronce. La joven Tessy Ebosele fue plata con 6,31


Eusebio Cáceres se proclamó por sexta vez campeón de longitud (7,91) seguido de Francisco Javier Cobián (7,70), plata, y el gallego de origen ghanés Jean Marie Okutu (7,68), último campeón y que llegaba empatado a títulos con Cáceres, pero se tuvo que conformar con el bronce. 


La gran perjudicada

Chapado pide disculpas a María Vicente por el error que borró la huella de su primer salto en la final de longitud

Raúl Chapado, presidente de la Federación Española pidió “disculpas” a María Vicente y a su entrenador, Ramón Cid, por el error que borró la huella de su primer salto en la final de longitud, aparentemente muy largo.


“Es un error que tiene un coste muy alto porque era el primer salto, con todo lo que eso condiciona, y que podía darle el título. Tenemos que trabajar para que estas cosas no sucedan y para mejorar la coordinación de la organización”, afirmó Chapado.


Vicente reconoció sentir “rabia” porque “venía a buscar algo más que un 6.24 y una medalla de bronce”, pero le quitó hierro al asunto: “No pasa nada y no es mi prueba. Si me clasifico para el Europeo, ese salto lo meteré válido”, declaró.

Husillos, Mechaal, De Arriba y Guerrero miran hacia Torun