Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Memorias y repaso del ‘caso Fuenlabrada’

El presidente Jonathan Praena, de pie, y Miguel Melgar, el director deportivo, en Riazor en julio | quintana
|

El CF Fuenlabrada siempre será recordado en A Coruña por todo lo acontecido el pasado verano. A raíz de estos hechos salió a la luz el vínculo familiar entre el Presidente de La Liga, Javier Tebas Medrano y el asesor jurídico del club, su hijo, Javier Tebas Llanas, surgiendo infinidad de teorías conspiratorias sobre tratos de favor de la patronal.


Intentando profundizar más en la composición y estructura del club madrileño descubrimos el informe de auditoría de sus cuentas anuales de la temporada 2018-19. En su web estaba publicado dicho informe, el balance y la cuenta de resultados, no así la memoria ni el informe de gestión, documentos que amplían y explican información contenida en los anteriores.


En todos los equipos consultados que también pertenecen a La Liga si está disponible esta documentación, que como el mismo club reconoció en un reciente comunicado es pública y cualquiera puede tener acceso a la misma.


Conseguimos esta documentación del Registro Mercantil, no solo de la temporada 2018-19, sino también de la 2017-18. La de la temporada 2019-20 ya se ha inscrito, pero aún no se ha hecho pública.


Analizando la información depositada en el Registro Mercantil respecto a la temporada 2017-18, llama la atención que el primer documento sea un certificado expedido por el asesor jurídico, Tebas Llanas, con fecha 20 de junio de 2019, afirmando que en fecha 21 de enero de 2019 (cinco meses antes) se celebró Junta General Ordinaria. Entre los puntos del orden del día estaba fijado el “examen y, en su caso, aprobación de las cuentas anuales correspondientes a los ejercicios cerrados a 30 de junio de 2016, 2017 y 2018”, lo que quiere decir que el Fuenlabrada había estado tres años sin que en la Junta General, que en teoría debe celebrarse todos los años, se aprobaran las cuentas económicas. El club llevaba en pérdidas desde varios años atrás, con un acumulado de casi 3 millones.


Las cuentas son aprobadas por la totalidad del capital social (210.354,10 euros), que estuvo presente en la celebración de la Junta General, informando más adelante el Consejo de Administración que las participaciones en capital social más significativas son: Detel Telme, con un 50,77%, Julián Pérez Escolar, con un 36,06%, Noelia Pérez Escolar, con un 6,43% y David Pérez Escolar, con la misma cantidad.


Bajo sospecha

Detel Telme SL es una empresa con sede en Madrid, se trata de una Sociedad cuyo último depósito de cuentas en el registro es en 2014 y que en noviembre de 2019 aparece como dada de baja. Julián Pérez es actual miembro del consejo de administración y David Pérez estuvo en el mismo hasta las últimas elecciones de octubre de 2019. La memoria de 2019 es mucho más amplia, probablemente por la exigencia de La Liga de que las cuentas tuvieran que ser auditadas. Con fecha 25 de junio de 2019 el Fuenlabrada realiza una ampliación de capital de 1,8 millones de euros.


Opinión de denegación

En primera instancia, el Fuenlabrada formula sus cuentas el 23 de julio de 2019 “para poder cumplir con los requisitos de inscripción en La Liga”. La auditoría de esas cuentas (Gálvez Auditores) da una opinión de denegación, motivada por el elevado patrimonio y fondos propios negativos (fruto de las pérdidas acumuladas durante varios años).


La Liga exige una auditoría con opinión favorable para la inscripción, por lo que en ese momento, el Fuenlabrada no cumplía con lo necesario para participar en Segunda.


La ampliación de capital no se inscribe en el registro mercantil hasta seis meses después. El club solicita a Tinsa, un referente nacional en lo que se refiere informes de valoración y tasaciones, una peritación del derecho de uso del Estadio Fernando Torres (cedido mediante concesión administrativa por el Ayuntamiento de Fuenlabrada), emitiendo un valor de 2 millones de euros, lo que resulta también insuficiente, por lo que el Consejo “deja constancia de su disconformidad con la misma”.


Se hace necesario en ese momento proceder a una reformulación de las cuentas, buscando “exclusivamente reflejar la ampliación de capital, así como la nueva tasación del estadio Fernando Torres”.


El 30 de julio de 2019, contactan con La Liga, solicitando una “recomendación de profesionales en el sector” para que les haga un nuevo informe de valoración. Son recomendados Esther Vallejo Lobete José Canduela Palacios, dos arquitectos de Santander, personas “con dilatada experiencia en la valoración de instalaciones deportivas” emitiendo un informe el 30 de diciembre de 2019, seis meses después. Hemos intentado buscar información por Internet sobre estos peritos, pero la información es más bien escasa. En el informe valoran el estadio en 5’5 millones de euros, casi triplicando la anterior estimación.


En lo que respecta a la necesidad de reducir los fondos propios negativos, el club se basa en la ampliación de capital de 1,8 millones, con cargo a créditos líquidos, vencidos y exigibles, además de “el cambio en consideración a préstamo participativo de las cantidades facilitadas por dos mercantiles vinculadas, EL EQUIPO SOLAR XX, S.L. por importe de 689.691,75 euros y ESAESNU, S.L. por importe de 129.600 euros.

La primera es una sociedad constructora, cuyo administrador es el actual presidente del Fuenlabrada, Jonathan Praena, mientras que la segunda, es una sociedad patrimonial, siendo su administradora Patricia Praena, hermana del presidente y también consejera del club. Con todas estas modificaciones, Gálvez Auditores modificó su opinión sobre las cuentas anuales, con lo que el Fuenlabrada pudo ser inscrito en La Liga. 

Memorias y repaso del ‘caso Fuenlabrada’