Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Cuestión de potencial

|

Entiendo el sentimiento de Fernando Vidal cuando dice que le costó mucho cesar a Vázquez en su puesto de entrenador. Fue una apuesta personal suya, meditada en su día pese a que alguno de sus asesores personales, antes de convertirse en presidente, le dijese que no era el adecuado. Entre esos asesores estaba, como es sabido, Richard Barral, que ahora ocupa el cargo de responsable de la parcela deportiva.

Llevo diciendo infinidad de ocasiones de que Fernando Váquez fue un medio para Fernando Vidal le resultase más fácil acceder a le presidencia del Real Club Deportivo con cierta ‘popularidad’ en el entorno blanquiazul, amén de que se había presentado como ‘opositor’ a Tino Fernández, que eso también le había dado puntos. El de Castrofeito dio un revulsivo en a la parte deportiva y acarició el milagro de la permanencia, pero falló en duelos claves y el equipo acabó muriéndose en la orilla.

Fernando Vázquez terminó también ‘tocado’. La no consecución de la permanencia le hizo dudar mucho si continuaba o no en al frente del equipo blanquiazul. El de Castrofeiro sintió enseguida que no se sentía respaldado por parte de la dirección deportiva, aunque sí por el presidente, que siguió apoyándolo cuando el Depor perdió con los chavales del filial del Celta de Vigo.

El equipo era resultadista pero su juego no convencía a nadie. Barral considera que hay más cera en la plantilla, así que se salió con la suya. Ahora veremos si hay potencial o no. El tiempo lo dirá.

Cuestión de potencial