Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Bergan alcanza la cima

Martín Lamelas (d), ante Pedro Delgado, del Arzúa, dio las dos asistencias del partido | raúl lópez
|

Bergantiños 2-0 Arzúa


Una gran primera media hora de partido y quince minutos letales nada más empezar la segunda mitad fueron los principales argumentos del Bergantiños para escalar a la primera posición del subgrupo norte de Tercera División. El Arzúa apenas opuso resistencia y solo dio señales de vida cuando perdía por 2-0. La conexión Martín Lamelas-Álex Tarí fue totalmente determinante ayer en As Eiroas.


El ritmo del Bergantiños la primera media hora de juego fue muy alto. En esa fase de la primera parte mereció tomar ventaja en el marcador. Las novedades de Lemos en el once inicial respecto al partido del pasado sábado ante el Polvorín fueron cuatro: Agulló, con cuatro amarillas, fue suplente y Abel actuó de central junto a Iago López, por lo que entró Concheiro para la medular. El lateral izquierdo fue Marcos y no Aarón. En esa misma banda actuó Cano de extremo y empezó Yelco desde el banquillo. Por último, Álex Tarí formó de nueve titular y no Duque.


El equipo carballés disfrutó de vairas ocasiones en los primeros 30 minutos. La mejor jugada brotó en el minuto 7. Tras una buena combinación por dentro con pases a uno y a dos toques, Remeseiro abrió a la derecha para Vela con un sutil pase al hueco. El lateral derecho del Bergan puso un buen centro al borde del área pequeña, donde apareció Jorge Cano, un pelín forzado, para cabecear lejos del marco de Marqueta. Cinco minutos después, fue Remeseiro el que obligó a intervenir al portero visitante. Su potente volea desde 25 metros fue imposible de detener y el guardameta desvió a córner. Remeseiro también sería el protagonista de una nueva ocasión con otro lanzamiento desde fuera del área que rozó Tomé sorprendiendo a Marqueta y la bola, aunque muy cerca de la de gol, salió por la línea de fondo.


Con mucha posesión de balón, en parte porque el Arzúa, con un posicionamiento defensivo intermedio, se lo permitió, el Bergantiños lo intentó por dentro, con Remeseiro entrando mucho en juego, y también por fuera, tanto por la izquierda con Cano y Marcos como por la derecha con Martín Lamelas y Vela. El lateral derecho de la escuadra local no solo jugó pegado a la línea de banda sino que, en varias situaciones, fue un interior más. La famosa innovación de los laterales por dentro que plasmó un entrenador de otra galaxia, fue una de las ideas ofensivas del Bergantiños, que también optó por sus habituales cambios de orientación y por empujar al rival hacia su portería con mucha pelota.


El Arzúa apenas inquietó en el primer tiempo. Solo cuando el Bergan jugaba hacia atrás, sobre todo en el último cuarto de hora, el equipo de Javi Rey se animaba a apretar adelantando sus líneas. Y así consiguió dos saques de esquina consecutivos con el tiempo prácticamente cumplido. Vivito los ejecutó bien desde la derecha, pero la organización defensiva del Bergantiños en su área consiguió evitar cualquier tipo de remate del combinado visitante. De hecho, el Arzúa no tiró, ni a puerta ni fuera, en toda la primera mitad.


Paso al frente

El paso por vestuarios fue para el Bergantiños como una buena dosis de espinacas para Popeye. En menos de un cuarto de hora, el partido quedó sentenciado. ¿Cómo? Gracias a la conexión Martín Lamelas-Álex Tarí. El 1-0, en el minuto 48, al aprovechar una jugada característica del Bergan de esta temporada. 


Diagonal sobre Lamelas, que hizo un buen control, llevó el cuero cerca de la línea de fondo y puso un centro a media altura al primer palo. Tarí entró con todo y llevó la pelota a la red con el pecho. El 2-0, en el 58, fue un córner ejecutado por el zurdo ex del Ourense CF y cabeceado a gol, desde el borde del área pequeña, por el ex del Hércules.


Señales de vida

La última media hora fue del Arzúa, pero ya era tarde. El conjunto visitante lo intentó a balón parado y con tiros desde fuera del área, pero Brais Pereiro demostró por qué lleva una vuelta entera siendo titular. El portero del Bergantiños desbarató cualquier tipo de intento de los atacantes rivales. Sus actuaciones más destacadas llegaron un minuto después del 2-0 a tiro de Vivito desde la frontal y a trallazo de Brais después de que el Arzúa reclamase penalti sobre Iker Hurtado. El Bergan dejó la portería a cero apretando los dientes y saboreando el liderato.


Bergantiños: Brais Pereiro; Vela (Diego Rodríguez, min.82), Abel Martínez, Iago López, Marcos; Uzal, Concheiro; Martín Lamelas (Yelco, min.62), Remeseiro, Cano; Álex Tarí (Duque, min.69).


Arzúa: Marqueta, Dani Blanco (Santi Taboada, min.58), Queiruga, Tomé, Eiró (Álex Vázquez, min.56); Brais Pedreira (Iván, min.79), Vivito, Pedro Delgado, Alberto Blanco (Manu Casal, min.56); Borja Míguez, Iker Hurtado.


Goles: 1-0, min.48: Álex Tarí. 2-0, min.57: Álex Tarí.



Árbitro: Pérez Martínez (Ourense). Amonestó a Pedro Delgado, del Arzúa.

El Bergan alcanza la cima