Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Héctor Hernández: “Hay que dejarse de hostias y ganar”

El lateral izquierdo deportivista -‘Litri’ para sus compañeros-, durante el entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva de Abegondo | quintana
|

A sus 29 años ejerce de veterano en una plantilla en la que apenas lleva unos meses. Héctor Hernández pone en la entrevista el mismo tesón y amor propio que el pasado domingo le guiaron a evitar un gol cantado en O Vao, donde demostró una implicación sobresaliente.


De discurso fácil y más que elocuente, atiende cabizbajo pero optimista a este diario mientras se aplica una bolsa de hielo sobre su rodilla izquierda, magullada tras el intenso ensayo de ayer. Se muere de ganas por cambiar de una vez por todas la dinámica negativa que está lastrando al club en el que este trotamundos del fútbol espera echar raíces.


¿Cómo se encuentra el vestuario después de siete partidos seguidos sin vencer?

Bien, creo que esta plantilla es de las mejores que me he encontrado en toda mi carrera, que han sido bastantes, con la mano en el corazón. Podía perfectamente haber muchos egos aquí. Estamos compartiendo vestuario con gente que ha estado muchos años en Primera, con jugadores mundialistas, gente que ha descendido de Primera a Segunda y de Segunda a Segunda B. Jugadores con mucho bagaje... Este vestuario no se merece lo que está viviendo. Creemos y confiamos en que va a llegar nuestro momento, tiene que llegar.


Una racha que se prolongó con otro encuentro muy gris en O Vao...

Sí, no es normal lo que nos está pasando; esta mala racha o mala dinámica tiene que terminarse cuanto antes. Yo acabo de llegar este año pero ya es hora de dejar a un lado las excusas. No vale de nada decir si el equipo era defensivo, si con Fernando Vázquez se manejaba otro sistema diferente, si Rubén no sé qué... Somos conscientes de que la culpa la tenemos solo nosotros, tenemos que dar un paso al frente y decir: “me cago en Dios, aquí están los hombres, los jugadores de verdad y los que tenemos que sacar las castañas del fuego”. El domingo tenemos que salir con el cuchillo porque no nos queda otra.


¿Está siendo tan complicado sobrellevar la presión que implica jugar en este club?

A ver, soy nuevo aquí pero ya me he dado cuenta de la dimensión que tiene este club, la afición que posee y todo lo que eso conlleva. Sí es cierto que estamos sometidos a una gran presión pero la presión es para los hombres de verdad. En el campo tenemos que demostrar que no hay excusas y yo en primera persona te digo que hay que dejarse de hostias y ganar. No nos vale otra cosa.


¿Qué mensaje os ha transmitido Fernando Vidal en su despedida en Abegondo?

Ha dado un paso a un lado, nos ha dicho que si tuviese que volver a elegir los jugadores ahora mismo nos volvería a elegir. Nos dijo que si hay un equipo que esté capacitado para ganar estos cinco partidos seguidos, somos nosotros. Seguramente la afición cada vez vaya confiando menos en nosotros. Con los resultados que le estamos dando es algo lógico y normal. Pero es que pienso lo mismo que el presidente. Veo línea por línea los jugadores que hay aquí y me pregunto: ¿Qué cojones pasa aquí?


¿Es posible abstraerse de la crisis institucional y centrarse solo en el verde?

No es normal que en tres años llevemos cinco presidentes, eso no equivale a una gran estabilidad para el club pero es que no me meto ahí. Nosotros nos tenemos que abstraer de eso, de todas las críticas, de todos los halagos... Tenemos que salir al campo a ganar solo por el escudo que llevamos en el pecho y no hay más. Te lo dice uno que lleva solo un año aquí y que cada vez que me dan la oportunidad de jugar por lo menos salgo a dejarme los huevos y a correr. Puedo estar más acertado o menos, pero correr... vamos, no me jodas, es lo mínimo.


Debido a tu carácter extrovertido y dinámico, ¿te consideras un poco el alma del vestuario?

A ver, sí que me considero uno de los veteranos del vestuario, voy a cumplir 30 años y he pasado por muchos equipos, de Primera y de Segunda. Tengo muchos partidos en la Liga Profesional. Me considero un jugador de equipo total; juegue o no juegue siempre voy a sumar, siempre voy a aportar. No lo digo por quedar bien.


¿Cómo estás llevando la gran competencia existente en el ‘carril del 3’?

Es buena para el equipo, para mí porque tengo que exigirme, para Salva porque él también tiene que apretar y para el equipo en general, que sale beneficiado. Hay donde elegir.


A tus 29 años y tras tu paso por innumerables clubes, ¿te consideras un nómada del fútbol?

Sí, esto del fútbol no es fácil. Me encontré en mi lugar en la Real Sociedad pero tuve que salir porque veía que no iba a jugar. Todo eso me ha ayudado, me ha enriquecido.


¿Te atraería probar fortuna en el futuro en el extranjero?

No pienso en eso, a día de hoy tengo la mente puesta aquí, donde soy muy feliz. Creo que he encontrado mi sitio aquí y se me nota. Me veis en los entrenamientos. Soy el bromista, el quedón, el buen rollo... A partir de ahí es donde llegan las victorias. En el campo soy el primero en ser serio.


Hace solo unas semanas Adri Castro confesaba que la camiseta del Deportivo no pesaba sino que daba alas...

No nos engañemos, el Deportivo es un histórico del fútbol español y europeo. No es un cualquiera. Tiene sus cosas en un pasado cercano. Yo me acuerdo de ver a este club contra el Milan en la Champions. No es que te pese la camiseta ni que vueles con ella. Es la presión de hace años. Todo es pasajero y espero que un día el Deportivo vuelva al lugar que se merece. Lo antes posible. El fútbol español echa de menos al Deportivo en Primera. Los derbis contra el Celta. Ir a Riazor y es uno de los diez principales estadios de Primera.


La ausencia de aficionados os está perjudicando...

Hombre, aún no he vivido a la afición del Deportivo de local pero he venido bastantes veces de visitante y me encantaría estar con ellos. Soy consciente de que ahora mismo no pueden estar contentos con nosotros pero sienten el Depor igual o más que nosotros y son los que nos dan alas.


¿Notas una gran diferencia entre Fernando Vázquez y Rubén de la Barrera?

Cada maestrillo tiene su librillo y a pesar de no haber contado mucho con Fernando, su experiencia lo dice todo. Rubén es otro librillo totalmente diferente, cada uno tiene el suyo. Espero que Rubén nos lleve de la mano a la LFP.


¿Sentiste que fue injusto tu regreso a la suplencia esta temporada tras tus primeras apariciones ligueras?

Lo que no depende de mí no depende. Puse todo lo que tenía dentro de mí ante Unionistas y Coruxo. No tengo nada en contra de Vázquez ni de su equipo. No sé si fue injusto.


¿Crees que es posible vencer los cinco partidos que restan de Liga?

El míster lo ha dicho hoy en su despedida; si hay un equipo capaz, ese es el nuestro. Yo voy a poner todo de mi parte y si hay algún compañero que no esté convencido lo vamos a animar.


¿Crees que el Guijuelo saldrá a encerrarse como en la primera vuelta?

Jugar en Riazor no es lo mismo, veremos otro partido.


¿Sigue siendo el Depor candidato al ascenso?

El Depor es candidato a todo, pongo la mano en el fuego por esta plantilla. Es ‘top’.


¿Sueñas con arraigar aquí?

Estoy muy feliz, disfrutando de mi trabajo. Ojalá me pueda retirar en el Depor. 




Héctor Hernández: “Hay que dejarse de hostias y ganar”