Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Santiago reclama sus pistas

Desde su inauguración, en 1993, San Lázaro ha tenido de adorno la pista de atletismo; una paradoja para una instalación cuyo primer nombre oficial –antes ser rebautizado como Vero Boquete– fue Estadios Multiusos de San L&a
|

La ‘pista fantasm’a, es como se conoce a la del Estadio de San Lázaro, la única del mundo donde no se ha realizado ni una sola competición, ni oficial ni oficiosa, algo muy difícil de igualar. Cierto que muy cerca estaría en este ránking de despropósitos el estadio sevillano de La Cartuja, donde después del Mundial 1999 se dejó abandonar hasta su desmantelamiento este mismo año.

El atletismo santiagués no quiere que una instalación que se hizo con la pretensión de albergar la Copa de Europa de Naciones, corra la misma suerte que la de Sevilla, y los clubs de compostelanos han dicho basta. El estado actual de la pista ha hecho estallar a todos los estamentos atléticos, que han remitido un escrito w la Xunta y al  Concello de Santiago reclamando la homologación de la misma.

La concelleira de Deportes de Santiago, Esther Pedrosa, es consciente –no en vano es una de las atletas master más laureadas a nivel internacional– de la problemática y de las carencias en torno a las instalaciones, y tiene clara su postura: la renovación de San Lázaro se le antoja la opción más factible, no va a invertir ni un euro en las pistas universitarias sin ninguna contraprestación a cambio, como le exige la USC, con unas exigencias totalmente desorbitadas y lejos de la realidad.

 

Negociaciones largas

Pedrosa lleva negociando varios meses con Deputación y Xunta para que puedan aportar conjuntamente con el Concello la partida presupuestaria que se necesita para la ansiada reforma, incluso para habilitar una zona en las inmediaciones de San Lázaro exclusiva para los lanzadores.

Amador Pena, es el alma del Atletismo Compostela. “O presente do atletismo en Galicia e de Santiago en particular, en canto a instalacións se refire, pasa por un momento crítico.

As grandes cidades xa non é que teñan poucos medios, se non que incluso en casos como o de Santiago, directamente non existe unha instalación donde poder competir.

Incrible pero certo na capital de Galicia, cidade universitaria, onde está ubicacada a Xunta, cunha situación xeográfica fantástica para ter eventos e instalacións deportivas, cidade do Apóstolo, as portas dun ano Xacobeo”, se queja.

Pena recuerda que “en Santiago imos xa para catro longos anos nos que non podemos ter competicións. Do 2017 para atrás as probas oficiais e federadas podían albergarse no estadio da USC, cunha pista de tartán que vai xa para 30 anos de uso, no cal a única renovación foron alguns parches en zonas puntuais donde a superficie xa non daba para máis”.

“Levamos cinco anos con ideas, proxectos, querer e non poder e sobre todo promesas que caen en saco roto de que pronto teremos unha pista en uso. Sen ir máis lonxe, no último quinquenio vimos pasar varios millóns de euros por diante para o arranxo por poñer un simple exemplo, de campos de fútbol”, subraya Amador.

 

Salir en la foto

“Pero despois queremos sacar a foto con atletas que chegan como Ana Peleteiro ou Adrián Ben... ¿Cántos cativos quedarán no camiño por non ter medios para adestrar e instalacións para competir?”, se lamenta el directivo del Atletismo Compostela.

“A delegación Santiago de ten preto de tresmil licencias de atletismo, e todo esto na situación actual; imaxinade un estadio como San Lázaro e unha pista como a universitaria a pleno rendemento é a milleiros de usuarios de tódalas idades facendo deporte. É invertir en saúde cun retorno económico multiplicado por dez. É hora de pasar a acción”, propón Pena.

Santiago conta cunha concelleira de deportes campiona do mundo de atletismo, que ten ante sí a oportunidade de acadar unha das mellores victorias posibles na súa carreira, poñendo a nosa cidade cando menos, a altura da media nacional”, concluye Amador.

Alfonso Pérez Menduiña, presidente del Club Atletismo Santiago, indica que “la postura de nuestro club es clara. Aparte de la reunión que tuvimos con Isidoro Hornillos, yo también me he reunido con Esther Pedrosa y tenemos información de primera mano de parte de la Universidad. Lo primero, manifestar que apoyamos la postura adoptada conjuntamente con la FGA”.

Pérez Menduiña asegura que “que se homologue San Lázaro está bien, pero tiene matices, porque yo no veo descartado que se pueda acometer la reforma de las pistas de la USC, lo cual por un lado sería más inminente que conseguir el dinero que se necesita para reformar San Lázaro, toda vez que ya está comprometida la partida presupuestaria, tanto por parte de la Xunta, de la Deputación y del Concello, y esto se va dilucidar en enero”.

El máximo mandatario del C.A. Santiago admite que “por un lado somos optimistas, ya que después de la postura de la universidad, que exigía una auténtica barbaridad de dinero, si se logra volver al inicio de las negociaciones, donde había una partida presupuestada para la reforma de la pista de la USC muy asumible por parte de las administraciones, estoy casi convencido de que esa reforma sería inminente”.

Un areglo que “no es excluyente para que se reformen las instalaciones de San Lázaro, porque aun en el hipotético caso de que se reformaran las pistas de la USC seguiríamos apostando por San Lázaro, porque necesitamos al menos dos pistas en Santiago”.

 

El césped, ni tocarlo

“Somos muchos colectivos atléticos y podríamos diversificar los entrenamientos. No podemos obviar que las grandes competiciones se podrían hacer en San Lázaro, que puede albergar más de 15.000 espectadores, pero tampoco podemos obviar que es un estadio que tiene muchos problemas a la hora de entrenar: hay muchísimos lanzadores y sería inviable poder entrenar en esta instalación, ya que no nos dejarían tocar la hierba y menos lanzar en ella, ya que ahí entrena y compite el Compostela (de fútbol)”, matiza Pérez Menduiña.

“Olvídate de poder hacer por ejemplo gradas, ni tan siquiera diagonales en el césped, aparte que el frío allí es matador, por lo cual si la instalación de la universidad reúne las condiciones adecuadas seguiremos entrenando en la misma. Pero sí la universidad sigue sus trece, adelante con la homologación y la reforma de San Lázaro. E incluso habría una tercera vía, que sería hacer una instalación municipal que diera cobertura a la gran demanda atlética de la ciudad”, concluye el directivo santiagués.

Santiago reclama sus pistas