Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

A invertir la tendencia

Derik Osede, que ya dispuso de minutos en el estadio Helmántico el pasado domingo, apunta a titular esta tarde | alfaquí
|

El RC Deportivo tiene esta tarde la oportunidad perfecta de reconciliarse con la victoria después de casi dos meses sin sumar de tres en tres en la Liga y reasentarse en los tres primeros puestos de la clasificación, que dan acceso a la siguiente liguilla.

Desde el 29 de noviembre (1-0 al Racing de Ferrol) los herculinos no paladean el regusto del triunfo, encadenando dos empates (frente a Pontevedra y Salamanca) y otras tantas derrotas (Celta B y Zamora).

Las excusas se han acabado para la escuadra ahora dirigida por Rubén de la Barrera, que regresa a un campo de fútbol en perfectas condiciones como en de Riazor, aparcando las pésimas sensaciones en dos auténticas pistas de patinaje sobre hielo como el Ruta de la Plata o El Helmántico.

Las ausencias de hombres importantes tampoco podrá ser empleado como pretexto, habida cuenta de que el cuerpo técnico ha recuperado a puntales que apuntan a la titularidad como Diego Rolan o Claudio Beauvue, así como a otros veteranos experimentados de la talla de Bóveda o Miku.

Enfrente, el RC Deportivo se topará con un rival sobre el papel más castigado físicamente, un Compostela que entre semana ha caído ante el colista, el Salamanca UDS, por 3-0.

Después de haberse estrenado como inquilino del banquillo deportivista el pasado fin de semana a domicilio, con unos primeros 20 minutos halagüeños en territorio salmantino, el joven preparador Rubén de la Barrera debutará esta tarde en Riazor, el escenario de grandes gestas a las que el de Elviña asistió desde su infancia como aficionado.

Y es que el Depor precisa del impulso, anímico y clasificatorio, de encarar dos compromisos seguidos como local —el domingo 31 recibirá a Unionistas— para no perder más comba respecto a las primeras plazas del subgrupo.

Siempre con Carlos Abad bajo palos, la zaga presentará la novedad de la entrada de Derik en el costado diestro, en detrimento de Jorge Valín. La banda izquierda le corresponderá a Salva Ruiz, mientras que el eje central es coto privado de dos centrales que marcan la diferencia como Mujaid y Borja Granero.

Por delante de ellos el tesón de Álex Bergantiños y la calidad de Celso Borges volverán a conjugarse en la sala de máquinas coruñesa.
En la zona de tres cuartos la responsabilidad creativa recaerá en las botas de Lara, Diego Rolan y Borja Galán; el atacante debe iluminar una línea muy desdibujada en las últimas citas.

Para la punta de lanza Claudio Beauvue y Adri Castro optan a un puesto como referente ofensivo de un club que hasta el momento ha firmado la pírrica cifra de siete goles en diez apariciones ligueras.

De la Barrera no podrá disponer por lesión del concurso de Uche, Keko o Héctor Hernández y por sanción perderá a Nacho González, que vio su quinta amarilla en el último encuentro.

Enfrente, el Depor se topará con un Compostela recién ascendido y cuyo objetivo esta campaña es la permanencia.

Los de Yago Iglesias, con las bajas de Primo y Joel, perseguirán la sorpresa para resarcirse de su último tropiezo en El Helmántico.

El protocolo anti-Covid permitirá solo la presencia de 500 personas en las gradas de Riazor; las peñas blanquiazules disfrutarán de un porcentaje del citado aforo.

A invertir la tendencia