Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Miku pide no bajar la cabeza

El ariete, controla el balón durante el choque en O Vao | alfaquí
|

El atacante del Deportivo Miku Fedor tuvo opciones de ver puerta ante el Coruxo pero el portero y el palo las frustraron.


Al ser preguntado por su valoración del choque, admitió que les penalizaron los fallos en el inicio, en dos jugadas aisladas.


“Especialmente hoy (por ayer) es fútbol, errores puntuales cuestan partidos. El míster ha sido muy claro, si hacemos un análisis global ellos patearon tres veces al arco, dos goles. Sabíamos que podía ser un partido de este estilo, muy cerrado, pero cuando se les pone el partido de cara se hace cuesta arriba. En la segunda parte, a pesar de acosar al rival y tres palos, no entra (el balón) y te vas con derrota”, apuntó.

Pese a todo, pidió que nadie se dé por vencido y que todos sigan empujando, ahora cuando más difícil parece todo.


“Nadie puede bajar la cabeza, todos unidos. Las excusas no sirven, crítica individual y colectiva, y ante el Guijuelo un partido a vida o muerte, como eran estos. Tenemos que pensar en las cosas que vienen, en la inmediatez, tener responsabilidades, y a partir de ahí afrontar el partido como una unidad, como la familia que somos”, exigió el ariete.


No mirar la tabla

Para él, el Deportivo no debe focalizarse en la clasificación y debe pensar solo en ir partido a partido, sabiendo que tiene que hacer, con total seguridad, pleno. “Mirar la clasificación toda la semana o día a día es un error. Primero ganar y luego mirar la clasificación. La temporada avanza y sumar de tres es imperativo, pero en el fútbol 15 puntos son la ostia, son muchos puntos. Hay que pensar en el siguiente y sumar de tres, pero no podemos estar echando cuentas”, pidió.


Malos números

Reconoció que siete goles en 13 partidos eran unos números paupérrimos para la delantera blanquiazul, de la que él forma parte.


“A nivel particular siento frustración. Los registros están siendo nefastos. Las ocasiones de gol, aunque antes creábamos poco y ahora más, nos daban cosas”, advirtió. Aún así, aclaró que trataba de sacar “cosas positivas” de la contienda ante el Coruxo. “El portero se saca el balón con la ‘manota’ y luego el balón da en el palo. Depende de nosotros revertirlo, podemos llorar o echarle cara o los huevos y sacarlo”, expuso.


Todos responsables

Aclaró, asimismo, que ningún jugador eludía su cuota de responsabilidad por la situación y que ellos eran los máximos culpables de la misma.


“Nosotros no rehuimos nuestra responsabilidad, sería cobarde. El entrenador da herramientas pero los que están en el verde son los que lo tienen que revertirlo y las semanas pasan”, avisó. Ademas, alertó que se había perdido seguridad defensiva.


“Los defensas son los mismos, pero ese despeje o anticipación no están siendo y esto nos está penalizando. El fútbol son dos pequeños detalles, pero tenemos que seguir con lo que el entrenador quiere. Con su metodología seguro que vamos a ganar partidos, pero no hay que esperar, tenemos que ir a ganar el domingo. Las notas se ponen a final de año”, remarcó. Miku.


Admitió que “al principio de la temporada, con la plantilla que hay, todos teníamos otra perspectiva. Hay que asumir la realidad, lo que tenemos es lo que hemos cosechado. Con este entrenador hemos mejorado muchas cosas y sí que jugamos mejor pero los resultados no llegan. Hay que hacer más de lo que estamos haciendo”, pidió el delantero a la conclusión del duelo.

Miku pide no bajar la cabeza