Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un año de “resiliencia” para todo el deportivismo

Óscar Martínez recuerda 2020 y expresa sus mejores deseos para el próximo año | aec
|

Una de las palabras virales de los últimos tiempos da la clave para  afrontar la situación del Deportivo en 2020: resiliencia. Es, en psicología, es la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas. En el caso del deportivismo, el descenso a Segunda B después de cuarenta años en el fútbol profesional y, además, de la forma con que se produjo, con tres derrotas consecutivas en la recta final de la temporada que frustraron una permanencia que se tocaba con la yema de los dedos y que se esfumó. La gota que colmó el vaso fue el ‘Fuenlagate’. Más y peores ingredientes no podía tener esta historia. Es hora de hacer balance y nosotros y otros medios, también repasamos, a grandes rasgos, lo que ha dejado este 2020.

“Ha sido un año de resiliencia, de reinventarse, lamerse las heridas después del descenso. Ha sido un año muy complicado, no solo por el Covid, una temporada muy, muy difícil, pero que también brinda una oportunidad de renacer como el Ave Fénix”, explica nuestra compañera Zeltia Regueiro.

Su deseo, y el de todo el periódico, es que en 2021 llegue lo “mejor en el plano deportivo y humano” y que el nuevo año traiga “muchas alegrías”.

Para Javi Torres, de la Radio Galega, el año que está a punto de finalizar ha sido “para olvidar” en todos los sentidos.

“Ha sido muy complicado para todo el mundo por la pandemia y esperemos que este 2020 lo recordemos en el futuro como un año distinto a lo que vivimos en nuestras vidas”, apunta.

“En lo deportivo no empezó mal, el equipo se reactivó con la llegada de Vázquez mejoro mucho, parecía que la cosa iba bien pero acabó rematadamente mal con el ‘Fuenlagate’ y el descenso”, sostiene.

Su deseo es compartido por todos, el de que “haya salud para todo el mundo y, en clave deportivista, que el equipo pueda conseguir el ascenso y esté en futbol profesional”, comentó el compañero de la radio autonómica.

Óscar Martínez, de Radio Marca, consideró que 2020 ha sido un “año desgraciado, y de “muchos  cambios, por esa palabra maldita del coronavirus”.

En su opinión, hay similitudes entre la pandemia y lo que le pasó al Depor. “El equipo estaba en la cresta de la ola, mejorando, pero le pilló la pandemia y ahora está fuera del fútbol profesional. Es algo raro, un choque de sensaciones, te ves fuera de tu entorno y ambiente”, destaca.

Su deseo es “en lo sanitario, poder quitarse la mascarilla” porque eso implicará que “el coronavirus esté ya en la hemeroteca”, mientras que, “a  nivel deportivo” pidió “lograr el ascenso y volver a pensar en el fútbol, la pelota, el deporte y disfrutar, y no en otras cosas”.

Susana Falcón, de El Desmarque, recordó “cuánto hemos  sufrido y nos hemos indignado en este año 2020”, que va a pasar a la historia como “el de las mascarillas”.

“Es mejor no amargarnos más, celebrar que seguimos aquí, que el Deportivo, aunque está en Segunda B tiene más de 20.000 socios y es un club muy grande”, comentó.

“Deseo que la gente vuelva al campo, que celebremos el ascenso a Segunda y que esto nos sirva para aprender y valorar al club y la gente”, abogó.

Además, resaltó lo “positivo” que ha tenido el año que está a punto de acabar, al menos para el Deportivo, aunque alguno de esos recuerdos queda ya lejano en el tiempo, como el aire fresco que en su día produjo la vuelta de Fernando Väzquez, que “reavivó la ilusión del deportivismo”. El de Castrofeito estuvo a punto de obrar el milagro de la permanencia, pero se le escapó.

Para Susana Falcón también ha tenido como aspectos positivos los “canteranos que se han quedado en el equipo” y que la plantilla tenga futbolistas “de mucha calidad que han decidido subirse al barco del Deportivo, como Diego Rolan”, aunque su futuro es incierto.

“Resistamos y Forza Depor”, deseó por último para el conjunto coruñés y la parroquia deportivista, que debe pasar página al calendario.

Un año de “resiliencia” para todo el deportivismo