Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un partido condicionado por las circunstancias

El capitán Bergantiños, ayer durante la sesión de trabajo en Abegondo | patricia g. fraga
|

Fernando Vázquez encara el partido ante el Zamora de mañana con varios condicionantes que complican la contienda que marca el ecuador de este primer tramo liguero.

Por una parte está el apartado de la enfermería, en la que el Deportivo ha sumado tres nuevos inquilinos por temas musculares (Eneko Bóveda, Héctor Hernández y Claudio Beauvue) y por la otra el mal tiempo, con la borrasca Filomena trayendo una ola de frío y nieve que amenaza Castilla y León y Zamora, donde jugará mañana el Depor contra los de David Movilla.

El tema de las lesiones preocupa al preparador, aunque apuntó en su comparecencia de prensa que era un problema global en el fútbol. 

“No es fácil saber por qué pasa, pero no somos una excepción, no solo en España, en toda Europa, la situación no es la más normal, pero no nos pasa a nosotros solos. Hay un informe de LaLiga, que lo estuve leyendo ayer (por el jueves) y es impresionante lo que está pasando. Las lesiones están aumentando en un 40-50% en todos los equipos”, desveló Vázquez.

Preguntando más en profundidad por el tema del Deportivo, consideró que se debe a un cúmulo de variables y no a una sola razón.

“No sé, sobre las lesiones musculares no tengo una respuesta. No creo que sea el frío, creo que es el estado general, la pretemporada, el covid o algo estaremos haciendo mal”, comentó el técnico.

Unas ausencias que obligarán al míster a mirar para la cantera de cara a la convocatoria. Una lista en la que presumiblemente estará Nacho González, que no tuvo su mejor tarde en Copa ante el Alavés.

“Quedó bastante afectado, no es sencillo salir en ese minuto 70, el equipo tiene un ritmo diferente. Los primeros minutos no fueron buenos, luego fue subiendo el rendimiento. Le dije que lo queremos igual, que es importante para nosotros”, dijo Vázquez.

Para el partido del domingo se espera mala climatología, que puede complicar su disputa.

“Estoy preocupado por la situación, dicen que va a empeorar. Creo que vamos a tener problemas importantes para poder viajar”, avisó y no descarta que por cuestiones meteorológicas sea “complicado” celebrarlo. 

Lo que si espera es a un Zamora "equilibrado, bien trabajado" pero al que cree saber como contrarrestar de cara al choque de mañana.

Un partido condicionado por las circunstancias