Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Fin de la primera fase y, al menos, dos semanas de parón

No está siendo sencilla la temporada para las jugadoras de Santi Martínez | javier alborés
|

El Borbolla cerró el sábado la Primera Fase de la OK Liga, con la satisfacción de haber derrotado por 3-1 al Las Rozas. Ahora afronta la segunda parte de la competición. Pero todavía no. Aún quedan seis partidos pendientes, que determinarán la clasificación definitiva y qué equipos lucharán por el título y cuáles por la permanencia. Así que la Liga no se reanudará, por lo menos, hasta el fin de semana del 13 y 14 de febrero.

Según explicada ayer Santi Martínez, entrenador del conjunto herculino, “ya sabemos que vamos a pasar con seis puntos al grupo por la permanencia. Pero aún no está claro si va a clasificarse Las Rozas o Girona. Lo bueno es que a ambos le hemos ganado el average particular”.

El problema radica en que “la fase por la permanencia la disputarán ocho equipos y, de ellos, cinco descienden. Va a ser complicado salvarse”.

Además, el Borbolla no va a jugar en las próximas dos semanas como mínimo. “Ya nos pasó en Navidades. Estábamos en una buena dinámica y fue el parón. Ahora nos pasa lo mismo. Ni siquiera podemos disputar algún amistoso, por las restricciones que hay”.

Santi Martínez destaca el crecimiento del equipo en lo que va de temporada. “Los primeros partidos fueron complicados. No teníamos rodaje y nos tocó con rivales directos como Alcorcón y Cuencas Mineras. Además, aún no habían llegado las jugadoras chilenas (Fernanda Tapia y Fernanda Muñoz)”.

Sin embargo, no duda en que “estamos creciendo como equipo. Al principio, cuando íbamos perdiendo, las jugadoras tenían más ansiedad por marcar. Ahora ya están más concentradas, se dan cuenta de que hay que hacer lo que saben”.

De momento, la próxima semana “bajaremos la intensidad, pero luego iremos a tope”.

Eso sí, no está siendo sencillo preparar los entrenamientos “por el toque de queda. A las diez menos cuarto ya tenemos que estar fuera del pabellón, cuando antes hasta las diez y media podíamos estar”.

Fin de la primera fase y, al menos, dos semanas de parón