Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

España se regala el bronce

El meta cangués Rodrigo Corrales fue elegido por segunda vez en el torneo ‘Jugador del Partido’ | KHALED ELFIQI
|

La selección española volvió a subirse a un podio mundialista ocho años después, tras imponerse por 35-29 a Francia en la final de consolación, en la que ‘los Hispanos’ mostraron desde el comienzo un mayor hambre por ganar.


Se suele decir que el equipo que mejor se recupera del varapalo que supone quedarse fuera de la final es quien acostumbra a ganar el bronce.


Y viendo la sobresaliente puesta en escena, quedó claro que ‘los Hispanos’ lo superaron mejor que el conjunto galo. La intensidad defensiva y las paradas del cangués Rodrigo Corrales permitieron a los de Jordi Ribera adquirir rápidamente una cómoda ventaja (4-0).


Gigante Corrales

Pero España no solo brilló en defensa, liderado por un inconmensurable Corrales, sino que en ataque encontró siempre en el inspirado brazo de Alex Dujshebaev, que cerró el primer tiempo con seis dianas, la fórmula ideal para martillear la portería francesa.


Goles que permitieron a España ampliar su ventaja (7-2). Pero si alguien pensaba que Francia, el equipo con más títulos mundiales (6), iba a rendirse tan fácilmente, se equivocaba. Espoleada por el meta Gerard, el conjunto galo se agarró a la pista (14-12). Una reacción que se encargaron de frenar Corrales y Alex Dujshebaev, que con un último trallazo puso el 16-13 al descanso.


España siguió intensa atrás y ello le permitió alcanzar la máxima diferencia del partido (24-18) a falta de 20 minutos para la conclusión.


Ni aun así dimitió Francia, que apostó el todo por el todo, dando entrada a un Mem, que además de la fatiga que ya mostró ante Suecia en las semifinales, pareció dañarse en un tobillo en la primera mitad. De su mano y, sobre todo, de Descat, el cuadro ‘bleu’ dejó la diferencia en la mitad (26-23). Pero si Francia tenia a Mem, España contó con el otro Dujshebaev, Dani, que con goles y pases a los pivotes permitió a ‘los Hispanos’ recuperar la máxima diferencia (31-25).


Francia, como último recurso, trató de convertir el duelo en correcalles. Una trampa en la que cayó España, lo que permitió a Francia a base de contraataques volver a acercarse (33-29). Errores que obligaron a pedir un tiempo muerto a Jordi Ribera. Una pausa que no pudo sentar mejor al equipo español, que con un gol de Aleix Gómez y una nueva parada de Corrales a Fabregas certificaron un más que merecido premio.


Premio individual

Ferrán Solé, elegido mejor extremo derecho del torneo, es el único español en el Equipo Ideal, que completan el meta sueco Andres Palicka, los laterales daneses Mathias Gidsel y Mikkel Hansen, el central sueco Jim Gottfridsson, su compatriota el extremo Hampus Wanne y el pivote francés Ludovic Fabregas.

Ferrán Solé ya fue incluido en el mejor siete del Mundial de Alemania y Dinamarca de hace dos años.

España se regala el bronce