Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Carlos Garrote

Arévalo es el más rápido en la guerra del piragüismo español

Acusaciones de amaños, pruebas aplazadas, confabulaciones, escuchas, abogados… El piragüismo español cerró la peor semana de su historia con un duro proceso selectivo para los Juegos de Tokio que levantó ampollas en la Federación Española.

Nuevo capítulo de la guerra en el piragüismo español: escuchas, abogados y el último test

las acusaciones de amaño en el selectivo de Trasona (Asturias) le siguieron la baja por ansiedad de Cristian Toro y Carlos Garrote y, ahora, las amenazas de más filtraciones y denuncias y una última prueba en el agua.

Toro y Garrote, baja en el selectivo del K4

El K4 actual subcampeón del mundo, integrado por Saúl Craviotto, Marcus Cuper Walz, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, ha realizado este miércoles su contrarreloj dentro del selectivo para definir el equipo que competirá en los Juegos de Tokio, en una jornada de toma de tiempos que presentó como novedad la baja médica presentada por Carlos Garrote y Cristian Toro, tras la tensión acumulada en estos días.El presidente de la Federación Española de Piragüismo, Pedro Pablo Barrios, trasladó un mensaje de "tranquilidad" y reivindicó la "confianza absoluta" en el seleccionador Miguel García en un momento de mucha convulsión dentro del proceso de selección de los cuatro palistas que competirán en la cita japonesa, que deben de salir de dicho sexteto.Barrios, según informa la RFEP, exigió "respeto" para García por ser un técnico de "prestigio impresionante", y aseguró que es uno de los entrenadores "más laureados", como lo acreditan las cuatro medallas olímpicas ganadas por sus deportistas en Río 2016, Londres 2012 y Pekín 2008.Asimismo, el presidente reclamó respeto para los deportistas que pugnan por entrar en el K4, a los que considera "6 monstruos del piragüismo", como "les avalan los resultados conseguidos por todos ellos, y que están viviendo un momento de alta intensidad emocional porque solo cuatro de los seis podrán acudir a los JJOO".El seleccionador del K4 500, Miguel García, prefirió no "alimentar cualquier polémica", y reconoció que la situación generada de inestabilidad está "afectando" al equipo, por lo que aboga porque "cuanto menos se entre en esa dinámica mejor".

Acusaciones de amaño en el selectivo para los Juegos de Tokio

Las aguas tranquilas de Trasonas, en Asturias, son bravas desde el pasado domingo, cuando estalló un escándalo de supuesto amaño en el selectivo del piragüismo español para los Juegos de Tokio.El K4-500 metros formado por Carlos Arévalo, de Betanzos y que ya se ganó la plaza en el K1-200, Saúl Craviotto, cuádruple medallista olímpico, Marcus Cooper Waltz, campeón en Río 2016, y el cangués Rodrigo Germade marcó un tiempo de 1:20.842, el mejor registro de las tres embarcaciones que se juegan el billete para Tokio.Carlos Garrote participó el viernes en la primera serie junto a Cristian Toro, Craviotto y Arévalo (1:24.067).