martes 15.10.2019

Empezamos

Luis César Sampedro ya ejerce como entrenador deportivista. Parece que tiene muy claro dónde se mete y qué es lo que quiere hacer. Llega al peor Depor de muchos años y en puestos de descenso directo, aunque queda un mundo por delante para poner rumbo a objetivos mayores, aunque para eso es necesario recuperar a una plantilla que sale con muchas dudas al terreno de juego.

Unos jugadores que también tienen  mucho que decir en la mala situación deportiva del equipo que, además del entrenador saliente, ellos son partícipes directos. El rendimiento de la mayoría dejó mucho que desear hasta la fecha.

Paco Zas volvió a escena. Es dónde tiene que estar en una situación semejante, en el frente. El presidente no sabe cómo zanjar de una vez por todas que no es un títere de Tino Fernández, pero tarde o temprano tiene que buscar la manera de dejarlo claro. “El consejo, yo, tomo unas decisiones, mis decisiones y nadie de fuera del Consejo participa en esas decisiones”, sentenció.

El dirigente no está teniendo una tarea fácil y no debe tampoco dejar de escuchar las voces críticas, no resulta fácil su trabajo ni la de sus consejeros con la hoja de ruta anterior. Ahora el deseo generalizado es que lleguen los resultados y con ellos la tranquilidad en el entorno.

Empezamos
Comentarios