domingo 20/9/20

El paripé de Irene Lozano

El consejo superior de deportes (CSD) ha abierto la puerta a una posible inhabilitación cautelar a Javier Tebas, presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, después de que el Gobierno haya trasladado a la Fiscalía los vínculos de éste con el Fuenlabrada, pero muchas fuentes en Madrid dicen que es lo más parecido a un paripé, tanto o más como el duelo que se disputó posteriormente en el Abanca Riazor para cerrar el torneo liguero con el Deportivo-Fuenlabrada.

Javier Tebas continúa a lo suyo. Así, es de dominio público que en su día dio doscientos millones de euros al CSD para echar un cabo al resto de los deportes. Favor que ahora, como es lógico, se está cobrando. Pero el presidente del fútbol profesional siempre tuvo mano en el máximo órgano gubernamental del deporte español. Con el recordado y nefasto Miguel Cardenal al frente del CSD le hizo la pinza al expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, incluso se jactaron de la caída del dirigente vasco. Luego premiaron, eso sí, con medallitas a los periodistas que se sumaron a la causa.

El dirigente de la patronal está tan seguro de su poder y de la gente que tiene ‘infiltrada’ en puestos claves, incluso federativos y del propio CSD, que hoy mismo está invitado a la apertura de la Bolsa de Nueva York para inaugurar su sesión con el tradicional Opening Bell, acompañado del delegado de Santander España, Rami Aboukhair.

Ya se pueden imaginar lo preocupado que está de que Irene Lozano, que como es lógico ha recibido presiones políticas por su lamentable papel en el ‘caso Fuenlabrada’, quiera empapelarle, pues sigue retando a la RFEF al programar partidos ligueros de Primera y Segunda los viernes y lunes.

La presidenta del CSD habló ayer y dejó claro que se le abre expediente a Tebas, pero no está por la labor de inhabilitarle ya ello puede arrastrarle también a ella.

Comentarios