jueves 12.12.2019

¿Alarma?

¿Alarma? 

No hay paz para el deportivismo. Dos derrotas consecutivas han activado el desánimo y algunos se empeñan en retorcer la realidad. Lo cierto es que llevamos tres jornadas de competición liguera (una sola victoria) y se respira preocupación. Juan Antonio Anquela genera dudas, según una reciente encuesta en este diario, y a la gente no le faltan motivos para mostrarse preocupada, ya que en tres partidos el equipo se ha revelado poco contundente y frágil atrás.
Espero que Paco Zas no tenga el ‘gatillo fácil’ como su predecesor, que llevaba muy mal las críticas en las redes y se cepilló a casi ocho entrenadores en poco menos de cinco años. Lo que pone de manifiesto que a lo mejor el mal no estaba en el banquillo y sí en la dirección deportiva.
El Depor, pese a la mala imagen ofrecida en El Alcoraz y Vallecas, cuenta con un enorme margen de mejora. No se puede apedrear al responsable del banquillo ya que imagino que en la confección del equipo, con una pérdida de calidad alarmante, algo tendrá que ver Carmelo del Pozo, el único que de verdad se está jugando el cuello después del fracaso en la gestión de la pasada temporada. En la actual, la obra es absolutamente suya. Pero todavía es demasiado pronto para evaluar y tomar decisiones. 

¿Alarma?
Comentarios