domingo 25/10/20

Superioridad ‘by Márquez’

Marc y Alex vencieron con una autoridad insultante en sus respectivas cilindradas, en las que se reafirman en el liderato; Arón Canet completó en Moto3 el festival español en Brno
Brno (Czech Republic), 04/08/2019.- Spanish Moto GP rider Marc Marquez in action during the MotoGP race of the Motorcycling Grand Prix of the Czech Republic at Masaryk circuit in Brno, Czech Republic, 04 August 2019. (Motociclismo, Ciclismo, República Checa) EFE/EPA/MARTIN DIVISEK
Marc Márquez ganó la carrera de MotoGP dominando desde el primer hasta el último metro, a pesar de que Brno no es un circuito que históricamente se le dé demasiado bien a Honda | MARTIN DIVISEK

 La superioridad de los hermanos Márquez, Alex y Marc, marcó un fin de semana del Gran Premio de República Checa, disputado en el circuito de Brno, el primero tras las vacaciones estivales, donde Arón Canet completó el pleno de los pilotos españoles. Además, este último recuperó el liderato del Mundial de Moto3, mientras que el Márquez mayor reforzó el de MotoGP y el pequeño, el de Moto2.

Los hermanos más importantes del campeonato mandaron en los entrenamientos con una superioridad impresionante y en carrera su dominio llegó a ser, por momentos, abrumador, a pesar de que en algunos momentos diera la impresión de que sus rivales se lo iban a poner difícil. Nada más lejos de la realidad.

De cabo a rabo
Marc dominó la prueba de la cilindrada reina desde el primer metro hasta el último y lo hizo al más puro estilo del que dice que es su ADN: arriesgando hasta tener que sacar el codo y la rodilla para evitar males mayores.

El vigente campeón de MotoGP dejo claro a sus rivales que no iba a arrojar la toalla, y no la arrojó, motivo por el que seguramente después de unas vueltas de aguantar el tirón tras él, Andrea Dovizioso decidió dar por buena una segunda plaza cuando en realidad soñaba con repetir la épica victoria del año pasado.

Una vez más quedó claro que su rival más fuerte en el camino del sexto título de MotoGP es el piloto de Ducati, el único que supo estar a la altura de una circunstancias que no supieron superar ni Valentino Rossi, sexto, ni Maverick Viñales, décimo.

La Suzuki de Alex Rins destacó durante buena parte de la prueba, pero en el tramo final los neumáticos dijeron basta en el momento más inoportuno y ello propició que el australiano Jack Miller, que se había quedado atrás, recuperase el terreno y la tercera posición.

Recital de poderío
Igual que su hermano, Alex también dio un recital de poderío para sumar su quinta victoria de la temporada, que unida a la fatalidad del suizo Thomas Luthi, que se cayó y no puntuó, permite al hermano menor aumentar su  ventaja en la general hasta los 33 puntos, y eso que Fabio di Giannantonio, por algunos momentos, dio la impresión de que iba a dar caza y a superar al piloto del equipo de Estrella Galicia 0’0.

A siete vueltas del final, Jorge Navarro superó a Luca Marini para colocarse tercero e intentar consolidar esa posición hasta el final, si bien en el tramo final se le acercó Enea Bastianini, que lanzado desde atrás dio buena cuenta del español para dejarle con la miel en los labios y sin subir al podio checo, al finalizar en la  cuarta posición.

Mucho más laboriosa resultó la victoria de Canet, quien tuvo que esperar hasta la última vuelta para conseguir su segundo éxito del curso y, de paso, aunque sea solo por tres puntos, recuperar el liderato de la general. 

Canet inició en cuarto lugar el giro final cuarto. Primero superó a Niccolò Antonelli, luego le hizo un gran interior a Lorenzo Dalla Porta y aprovechó la mejor trazada para quitarse de encima a Tony Arbolino antes de cruzar la meta. 

Comentarios