miércoles 20/1/21

Melbourne prepara la cuarentena para tenistas

Tres hoteles de la ciudad acogerán a los jugadores, que tendrán que pasar 14 días en aislamiento antes del torneo
Personal sanitario desinfecta uno de los hoteles que acogerán a los tenistas en cuarentena |James Ross/AAP Image/ep
Personal sanitario desinfecta uno de los hoteles que acogerán a los tenistas en cuarentena |James Ross/AAP Image/ep

La ciudad de Melbourne se prepara para recibir a unos 1200 tenistas y miembros de las delegaciones internacionales que deberán guardar cuarentena antes del Abierto de Australia, previsto entre el 10 y el 22 de febrero.

Se espera que los primeros deportistas lleguen a partir de mañana en vuelos chárter y desde entonces tendrán que pasar 14 días aislados en alguno de los tres hoteles habilitados de la urbe, donde se han colocado dispositivos y personal para controlar el cumplimiento de las medidas.

Cada hotel tendrá sus propias instalaciones de entrenamiento en el Albert Park y en el Centro Nacional de Tenis, mientras que cada tenista, oficial o acompañante que salga a la calle tendrá movimientos limitados, vigilancia permanente durante los desplazamientos y estará obligado a someterse a exámenes diarios para descartar la COVID-19.

Las medidas implementadas para el Abierto de Australia se dan después de que la ciudad de Melbourne superara en noviembre su segundo confinamiento, que comenzó en julio, tras dispararse los casos de covid-19 a raíz de fallos en la contención del virus en los centros de cuarentena para viajeros internacionales.

Ronda previa

El español Mario Vilella se clasificó para la última ronda de la previa del Abierto de Australia tras el positivo en COVID-19 del argentino Francisco Cerúndolo. Vilella, que se medirá al taiwanés Tung-Lin Wual por un puesto en el cuadro final, no es el único español en la última ronda de la previa. Y es que Carlos Alcaraz (17 años) derrotó al ruso Evgeny Karlovskiy y se jugará una plaza ante el boliviano Hugo Dellien.

Comentarios