Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Maverick Viñales, a seis décimas del récord absoluto

|

El español Maverick Viñales (Aprilia RS-GP) ha dominado las dos últimas jornadas del shakedown de MotoGP que se ha desarrollado estos días en el circuito malasio de Sepang para cerrar su intervención con un registro a escasamente seis décimas de segundo del récord absoluto del circuito.


Viñales logró un mejor tiempo de 1:58.942, que se quedó a esas seis décimas más o menos del registro del francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), quien en 2019 rodó en 1:58.303.


El rendimiento de Maverick Viñales, unido a la segunda posición de su compañero de equipo Aleix Espargaró, que se quedó a 144 milésimas de segundo de él, permite pensar en el "paso adelante" dado por los ingenieros de Noale en la evolución de su prototipo de MotoGP.


El ex-pìloto de Yamaha dominó las dos últimas jornadas del Shakedown de MotoGP al aprovechar las concesiones de las que todavía dispone la fábrica italiana, a pesar de no rodar el primer día y de que su compañero de equipo, Aleix Espargaró, sólo lo hizo en esta última jornada, aunque otra cosa muy distinta será comparar el rendimiento de las motos oficiales de Aprilia a partir del sábado 5 de febrero, con todos los pilotos y equipos de MotoGP en pista.


Viñales y Espargaró superaron prácticamente en medio segundo a su inmediato perseguidor, el español Raúl Fernández, debutante en la categoría, que colocó su nueva KTM RC 16 a 526 milésimas de segundo de "Mack", con un tiempo más rápido de 1:59.468 en su segunda toma de contacto con una moto de MotoGP, después de los entrenamientos que se realizaron en el circuito de "Ángel Nieto" de Jerez el pasado noviembre.


Dos pilotos más rodaron en Sepang por debajo de los dos minutos, ambos italianos y con prototipos de Ducati, Marco Bezzecchi y Michelle Pirro -con la denominada "Moto 2"-, en tanto que el australiano Remy Gardner (KTM RC 16), campeón del mundo de Moto2 en 2021, acabó sexto pero ya a segundo y medio del más rápido de la sesión y justo por delante del probador de Honda, el alemán Stefan Bradl.


El rendimiento de Bradl no permite "calibrar" en su verdadera magnitud la evolución conseguida por los ingenieros de Honda para dotar a sus pilotos del equipo oficial Repsol Honda, Marc Márquez y Pol Espargaró, de un prototipo menos crítico al límite de su rendimiento.


No será hasta el próximo sábado, cuando comience la pretemporada de MotoGP, que se podrá ver el "nivel" al que se encuentran las Repsol Honda RC 213 V respecto a su competencia más directa, en donde se encuentra, sobre todo, la nueva Ducati Desmosedici, al parecer mucho más potente y eficaz que las anteriores versiones cuando se pongan en manos de sus pilotos oficiales, el italiano Francesco "Pecco" Bagnaia, y el australiano Jack Miller, quien tuvo que retrasar su salida de Australia al dar positivo por la Covid'19, aunque ya viaja camino de Malasia.


El francés Sylvain Guintoli colocó la nueva Suzuki GSX RR en la octava posición, a escasamente 42 milésimas de segundo del registro de Stefan Bradl, y con más de cuatro décimas de segundo de ventaja sobre el debutante surafricano Darryn Binder (Yamaha YZR M 1).


Cerró las diez primeras posiciones nuevamente Michelle Pirro, con la "Moto 1" de Ducati y un tiempo más de dos segundos más lento que el conseguido por Maverick Viñales.


No pudo disputar esta tercera jornada de entrenamientos, ni tampoco la segunda, el italiano Fabio di Giannantonio (Ducati Desmosedici GP21), que se tuvo que quedar en su hotel al encontrarse indispuesto.

Maverick Viñales, a seis décimas del récord absoluto