domingo 12.07.2020

Marta García: “La gente ve que las chicas pueden correr muy rápido”

Piloto de W Series
Marta García
Marta García

La piloto de W Series Marta García explicó que ahora la gente tiene una visión “más abierta” y comprueba que las chicas “también pueden correr rápido y hacerlo bien” en el mundo del automovilismo, pues cuando empezó a correr, muchos se sorprendían al ver que “una mujer fuese rápido o hiciese pódium en el campeonato de España”. 

La piloto, de 19 años y nacida en Denia, se proclamó campeona con solo 15 de la FIA Academy Trophy en Le Mans y del Trofeo Delle Industrie. También ha sido subcampeona de España de karting, acabó novena en la F4 y, aunque en 2018 casi abandona las carreras de monoplaza por falta de presupuesto, la llegada de la W Series femenina le permitió seguir compitiendo, según explicó en una entrevista telefónica con Efe. 

La pandemia afectó
Como consecuencia de la crisis del coronavirus, las W Series 2020, que arrancaban el 29 de mayo, están aplazadas sin fecha y la organización ha creado un campeonato virtual con diez carreras que comenzará el 11 de junio y terminará el 13 de agosto. 

“Mi objetivo este año era luchar por la victoria de la W Series y si hacíamos la fórmula Renault Eurocup quería entrar en el top 10, pero esta temporada se ha torcido un poco. Tengo los mismos objetivos, pero como no sabemos qué va a pasar, intentaré este año hacer bien todo lo que venga y ya el año bueno para todos será 2021”, explicó la joven. 

En 2019 se celebró la primera edición del campeonato femenino y García, que además fue la única española presente, realizó un buen campeonato y quedó en el cuarto puesto. 

“La primera edición de la W Series fue una gran experiencia. Mi objetivo era quedar en el top cinco y quedé cuarta. Estoy bastante contenta con la temporada porque esperaba hacer algún pódium, pero no ganar ninguna carrera el primer año, aunque lo hice”, explicó la alicantina, que fue una de las dieciocho elegidas entre las sesenta candidatas tras pasar por dos pruebas de selección. 

La piloto se encuentra confinada en su casa de Gandía, donde compagina sus estudios de Publicidad y Relaciones Públicas con el entrenamiento en el simulador que le ha proporcionado Simtechpro, además de realizar entrenamientos de fuerza, cardio y ejercicios para trabajar la fuerza en el cuello. 

Una enorme pasión
Desde pequeña tuvo claro que su pasión eran los coches y con solo siete años se sentaba en el regazo de su padre para simular que aparcaba el turismo y cuando pisó con nueve años un circuito de karts de alquiler supo que eso era a lo que quería dedicarse. García tuvo el apoyo de sus padres y a la semana siguiente ya estaba entrenando en su propio kart. 

“A mi padre le gusta mucho el mundo del motor y cuando vio que me gustaba se emocionó porque no pensaba que a su hija le pudiese gustar también. Está muy contento. Nunca he visto a mi padre con miedo, la que ha tenido más miedo ha sido mi madre, pero a medida que veía las carreras se ha acostumbrado”, explicó la piloto. 

Aunque las W Series es un campeonato femenino, la alicantina, que siempre ha competido contra chicos, afirmó que aunque ha escuchado algún comentario del tipo “¿cómo te puede ganar una chica?”, no ha tenido ningún problema por ser mujer. “Creo que me he ganado el respeto de los pilotos, pero sí que es verdad que quizá hay que ganárselo más siendo una chica”, añadió. 

Su sueño desde que comenzó en el karting es poder llegar algún día a competir en Fórmula Uno, pero sabe que es complicado. “Es difícil para una mujer, pero si queremos hacerlo bien y estar preparadas físicamente, tenemos que entrenar el doble que los hombres y ponerle horas para poder estar ahí. Por ahora no hemos visto a ninguna chica, pero yo creo que sí que se podría conseguir que una mujer esté un día en la Fórmula Uno”, finalizó diciendo la piloto.

Comentarios