jueves 22.08.2019

El irlandés Shane Lowry se hace con su primer ‘Grande’

El mejor de los españoles fue Jon Rahm, a pesar de que ayer no tuvo su día, al empezar con un doble bogey y dos bogeys 
Imperial en el tramo decisivo de la competición, el ganador superó en seis impactos al segundo, el inglés Tommy Fleetwood  | efe
Imperial en el tramo decisivo de la competición, el ganador superó en seis impactos al segundo, el inglés Tommy Fleetwood | efe

El irlandés Shane Lowry se ha impuesto en la 148ª edición del Open Británico, que se disputó hasta ayer en Royal Portrush, en la costa de Irlanda del Norte y supone su primer ‘major’.

Si el sábado, en el tercer día de competición, Lowry neutralizó al líder de las dos primeras jornadas, el estadounidense JB Holmes, ayer el robusto barbudo irlandés navegó el mismo viento que derribó a sus rivales para hacerse fuerte en su isla con un resultado final de -15, a seis golpes del segundo, el inglés Tommy Fleetwood.

Después de los éxitos de Padraig Harrington en The Open en 2007 y 2008, esta es la tercera victoria de un irlandés en lo que va de siglo; la cuarta, si se cuentan la de los norirlandeses Darren Clarke en 2011 y Rory McIlroy en 2014, cohabitantes de una isla que se ha unido para aclamar al pelirrojo Shane Lowry. .

Con -3
Con respecto a los españoles, el vizcaíno Jon Rahm perdió tres golpes en la última ronda.  Frente a las marejadas y la ventisca, Rahm no pudo mejorar su resultado de -7 del día anterior y terminó con -3. 

“No es fácil, especialmente si estás batallando desde el quinto hoyo. Pero nunca voy a tirar la toalla. Sabía que necesitábamos hacer cinco bajo el par para terminar entre los diez primeros”, dijo Rahm, que venía de ganar el Open de Irlanda dos semanas antes. 

“Una pena haber tenido un comienzo difícil y no haber tenido una oportunidad de recuperar. En cualquier caso, nunca voy a tirar la toalla independientemente de lo mal que comience”, añadió el número ocho del mundo, que empezó su vuelta con un doble bogey y dos bogeys en los primeros cinco hoyos. 

Rahm salió al campo después del castellonense Sergio García, que restó siete hoyos a su resultado negativo del día anterior y acabó en la parte baja de la clasificación final con un acumulado de +6. 

En las mismas costas que vieron hundirse a gran parte de la flota de la Armada Invencible hace más de cuatro siglos, cinco de los siete representantes del golf español fueron cayendo eliminados progresivamente en las dos primeras jornadas del torneo. 

El peor parado fue el malagueño Miguel Ángel Jiménez, que celebraba su vigésimo quinto The Open, seguido del joven barcelonés Adri Arnaus, que se estrenaba en un Abierto Británico en Royal Portrush. 

Tampoco pasaron el corte el cacereño Jorge Campillo, el grancanario Rafa Cabrera Bello y el guipuzcoano Adrián Otaegui, que participaba también en su primer The Open.

Comentarios