miércoles 12/8/20

‘Hispanos’ de leyenda

Los pupilos de Jordi Ribera tiraron de oficio y madurez para doblegar a una selección croata que entró en el tramo final con un gol de renta
España es el segundo país, tras Suecia, que en la historia del Campeonato de Europa consigue revalidar el título  | ANDERS WIKLUND
España es el segundo país, tras Suecia, que en la historia del Campeonato de Europa consigue revalidar el título | ANDERS WIKLUND

La selección española hizo historia al revalidar el título continental, al batir a Croacia en una final del Europeo de Suecia, Austria y Noruega que permitió a ‘los ‘Hispanos convertirse en un equipo de leyenda.

Nadie desde los ‘Bengan Boys’, el legendario equipo sueco que encadenó los títulos continentales de 1998, 2000 y 2002, había logrado revalidar el cetro, ni siquiera el combinado francés que dominó el balonmano mundial en la primera década de este siglo.

Un dato que demuestra la magnitud de la gesta realizada por los de Jordi Ribera. Sabedor de que el factor físico podría ser determinante, tras el tremendo esfuerzo que tuvo que hacer Croacia para vencer a Noruega en una semifinal con dos prórrogas, el conjunto español decidió aprovechar desde el primer minuto su mayor profundidad de banquillo.

La prueba es que seis jugadores diferentes firmaron los seis primeros tantos (6-6) españoles. Pero si en ataque España no tardó en dar con la tecla, en defensa, el pilar sobre el que se habían sustentado hasta ahora los triunfos, los de Ribera no encontraron la fórmula para contener a la ofensiva balcánica.

En particular al pivote Maric, que no desaprovechó los espacios dejados por la defensa 5:1 para hacer daño con goles o provocando penaltis. Un gol suyo dio a Croacia su máxima renta (7-10), lo que obligó a Ribera pedir tiempo muerto.

Cambios vitales

A la vuelta del receso, España se puso en 6:0 y entraron GPérez de Vargas y Maqueda. Los cambios dieron un buen rendimiento a los ‘Hispanos’, que, con tres paradas consecutivas de Pérez de Vargas –elegido mejor guardameta del torneo–, y tres goles de Maqueda –sesignado mejor lateral derecho– logró llegar al descanso arriba (12-11).

La inercia se confirmó en el arranque de la segunda mitad, en el que España no desaprovechó la exclusión de Zlatko Horvat para situarse con una renta de cuatro goles (16-12) gracias a dos tantos a puerta vacía de Aleix Gómez.

Pero si alguien creía que el conjunto balcánico se iba a rendir tan pronto estaba equivocado y España vio reducida su ventaja a tan sólo un gol (16-15) con el paso de Croacia a atacar con siete jugadores. Una fórmula que no sólo acabó con la solidez defensiva que había mostrado en el tramo final del primer período y el inicial de la segunda mitad, sino que también llenó de dudas al ataque español, que, obligado a marcar, entró en serios problemas.

Croacia igualó (18-18) a poco más de once minutos para el final. Tramo decisivo en el que la tensión se apoderó de de ambos conjuntos, que encadenaron un fallo con otro.

Ni con un hombre menos por la exclusión de Entrerríos a cuatro minutos del final se rindió España, que tiró de madurez y oficio. Aleix Gómez, con un lanzamiento de penalti de habilidad,  puso el 21-20 a 90 segundos de la conclusión.

Una renta que se encargó de doblar Alex Dujshebaev, asegurando definitivamente el triunfo para la selección española con un ‘caderazo’ a 25 segundos para el final (22-20) que permitió a ‘los “Hispanos’ revalidar el título continental y convertirse en un equipo de leyenda.

Comentarios