domingo 08.12.2019

‘Las Guerreras’ ponen pie y medio en la segunda fase

España se sobrepuso a la expulsión de Cabral a dieciocho minutos del final
La selección española tiro de carácter y fortaleza mental para sacar adelante el duelo contra Hungría                | HIROSHI                YAMAMURA
La selección española tiro de carácter y fortaleza mental para sacar adelante el duelo contra Hungría | HIROSHI YAMAMURA

La selección española femenina dio un paso de gigante hacia la segunda fase del Mundial de Japón, tras imponerse por 29-25 a Hungría, en un encuentro en el que, además de buen juego, exhibió una gran fortaleza mental.

La capacidad competitiva permitió a ‘las Guerreras’ superar la expulsión de Alexandrina Barbosa, máxima goleadora del partido con siete tantos, a los 42 minutos. El contratiempo no sólo no impidió consumar a las de Carlos Viver la victoria, sino que demostró que su juego coral le permite sobreponerse a cualquier baja por muy importante que parezca.

Marcando distancias

La selección tardó apenas diez minutos, los primeros, en despejar la incógnita (8-3). Sustentada inicialmente en las paradas de Darly Zoqbi, la defensa español poco a poco fue activándose hasta anular casi por completo el ataque del conjunto magiar. Una frenética actividad de piernas que permitió a España forzar además de numerosas pérdidas.

Dinámica que pareció romperse con la entrada en pista de Petra Tovizi, que con tres goles consecutivos permitió a Hungría acercarse a tan solo dos goles (14-12), pero el técnico húngaro sentó a la pivote, para dar entrada por la menos efectiva Laura Szabo, circunstancia que no desaprovecharon ‘las Guerreras’ para ampliar de nuevo su ventaja para llegar al descanso con una renta de cinco tantos (18-13).

La diferencia incluso pudo ser mayor, pero Alicia Fernández se estrelló en su lanzamiento final de siete metros con la portera magiar Bianka Biro.

La estampa, para desgracia del conjunto español, se repitió una y otra vez en la segunda mitad en la que las paradas de la guardameta magiar impidieron a España romper definitivamente el encuentro.

Problema resuelto

El choque pareció torcerse peligrosamente para las de Carlos Viver con la expulsión a los 42 minutos por tres exclusiones de la lateral Alexandrina Barbosa, la jugadora que había liderado el ataque español.

Toda una prueba de madurez para ‘las Guerreras’, que pese a haber llegado a contar con una máxima renta de siete goles (25-18), llegaron a los últimos cinco minutos de partido con una renta de tres (26-23) y balón para las magiares.

Pero entonces, surgieron las figuras de la portera Silvia Navarro, que con dos paradas consecutivas, y Nerea Pena, que con un espectacular gol encarrilaron definitivamente el triunfo de un conjunto español que puso pie y medio en la siguiente ronda del certamen mundialista.

Comentarios