sábado 14.12.2019

Los españoles alaban las instalaciones de Tokio

Hoy comienza la competición con la canguesa Teresa  Portela, que participará en las series eliminatorias de K1 200
El betanceiro Carlos Arévalo, reciente subcampeón mundial formando parte del K4, es uno de los siete españoles que competirán esta senama en la sede de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020  | aec
El betanceiro Carlos Arévalo, reciente subcampeón mundial formando parte del K4, es uno de los siete españoles que competirán esta senama en la sede de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 | aec

El piragüismo español estrenó las instalaciones sede de Tokio 2020, que acogerán desde el hoy hasta el domingo el Test Olímpico para probar el equipamiento que “cumple con creces las expectativas”, según coinciden en destacar los palistas españoles.

El test, en el que toman parte la mayoría de las principales figuras del piragüismo, es el primer y único evento internacional que se disputará en el recinto antes de la celebración de los JJOO y Paralímpicos.

En la modalidad de sprint participarán ocho palistas españoles: los gallegos Teresa Portela, Carlos Arévalo, Rodrigo Germade, Sergio Vallejo, Adrián Sieiro y Antía Jácome; el balear Marcus Cooper y la castellana Patricia Coco.

Hoy comienza la competición con la participación de la cangeusa Portela, que alcanzará en Tokio sus sextos JJOO; lo hará en las eliminatorias de K1 200.

El betanceiro Arévalo, nuevo componente del K4 español que se proclamó subcampeón mundial de sprint recientemente y se ganó el pase para la cita nipona, se ha mostrado “muy contento” de estrenar la nueva instalación olímpica, sobre la que ha destacado que presenta “agua bastante blanda”, añadiendo que “corre bastante la piragua”.

“Es el primer día, venimos de vacaciones y con bastantes horas de avión así que no puedo decir con mucha exactitud como siento el agua”, opinó el coruñés, para el que las instalaciones están “muy adelantadas, dejan una gran impresión y apuntan que van a ser impresionantes con unas gradas muy grandes”.

Miguel García, técnico rdel K4 comentó que “el agua es salada, la piragua flota más y la sensación de palada es más ligera. Los hangares son amplios, existe una zona de descanso y buenos accesos. Se cumplen con creces todas las expectativas que teníamos”.

Comentarios