miércoles 12/8/20

España no falla y peleará una vez más por medalla

Al igual que en partidos anteriores, la defensora del título maduró a su rival en la primera mitad y lo remató en la segunda
Aginagalde provocó la expulsión de la estrella bielorrusa, Karalek, compañero suyo en el Kielce polaco | VALDRIN XHEMAJ
Aginagalde provocó la expulsión de la estrella bielorrusa, Karalek, compañero suyo en el Kielce polaco | VALDRIN XHEMAJ

La selección española no falló y disputará por quinta ocasión consecutiva las semifinales del campeonato continental, tras sellar su pase a la lucha por las medallas del Europeo de Suecia, Austria y Noruega al imponerse con autoridad a la de Bielorrusia.

Y eso que a la vigente campeona, pese a su experiencia, la cercanía del objetivo pareció lastrarle los brazos y piernas. Si en ataque los de Jordi Ribera se empeñaron en estrellarse con Saldatsenka, en defensa el 6:0 por el que apostó de inicio no sirvió para contener al ‘cañonero’ Kulesh (5-2).

Pero si en algo han podido confiar siempre ‘los Hispanos’ es en la portería, con independencia de si el ocupante es Corrales o Pérez de Vargas. Las paradas del toledano y el cambio a la defensa 5:1 derivaron en un parcial de 1-5.

Bielorrusia convirtió desde entonces el partido, en un frenético constante ir y venir de un área a otra, al que se apuntó gustosamente el conjunto español, condenando a ambos conjuntos a una eterna igualada, que sólo fue capaz de romper Pérez de Vargas, que con sus intervenciones permitió a España marcharse al descanso por delante (16-17).

Una renta que fue creciendo a favor de los de Ribera a medida de que los bielorrusos fueron quedándose poco a poco sin fuelle en las piernas. Sin posibilidad de seguir corriendo a toda velocidad, el equipo eslavo comenzó, como le ocurrió a todos rivales anteriores, a sufrir la defensa española.

Lección del maestro
Y donde no llegaron los brazos y piernas de los defensores, apareció Pérez de Vargas, que con sus paradas propició la escapada definitiva (20-25). Ventaja que se disparó en el momento en el que Bielorrusia se quedó sin su mejor jugador, el pivote Karalek, que vio como su ‘maestro’ Julen Aginagalde, compañero de filas en el Kielce polaco, le forzaba a los 43 minutos la tercera exclusión.

La ventaja de la defensora del título ya no dejó de crecer hasta alcanzar los nueve goles de ventaja que reflejó el marcador final y que ratificaron la presencia de ‘los Hispanos’ por quinta ocasión consecutiva en las semifinales de un Campeonato de Europa. 

Los de Jordi Ribera se jugarán mañana ante Croacia el primer puesto del grupo I de esta segunda fase del torneo.

Comentarios