sábado 06.06.2020

Los clubes afrontarán una campaña 2020-21 muy difícil

La situación económica de las entidades sufrió un fuerte revés con la pandemia
Muchas renovaciones y contrataciones se han paralizado a la espera de ver cómo evoluciona el mercado y hay directivas que miran a sus canteras como una tabla de salvación | efe
Muchas renovaciones y contrataciones se han paralizado a la espera de ver cómo evoluciona el mercado y hay directivas que miran a sus canteras como una tabla de salvación | efe

A falta de decidir cómo se resolverá deportivamente la temporada 2019-2020, en la que algunos han tenido que recurrir a los ERTE y recortes salariales, los clubes de la ACB encaran la siguiente con un sombrío panorama que se presenta repleto de incertidumbres y con la certeza de que tendrán que enfrentarse a notables recortes en presupuestos, fichajes estelares y sueldos. 

El no saber hasta cuándo deberán jugar a puerta cerrada por la Covid-19 complica la elaboración de un presupuesto real ya que, al contrario de lo que ocurre en el fútbol, en el baloncesto tienen un peso mucho más importante tanto la venta de entradas y los ingresos por abonos como los derechos de televisión de la Liga Endesa y la Euroliga, de los que aún no se sabe nada. 

“Económicamente, como en cualquier otro sector, tendrá que haber ajustes, por decirlo de una manera suave. Serán ajustes naturales y necesarios en todos los sentidos, no cabe la menor duda” reconoció a Efe Antonio Martín, presidente de una ACB que es consciente de que la posibilidad de que se juegue sin público unos cuantos meses “es muy alta” y para eso ya trabaja con los clubes “para paliar el impacto económico que tendrá esa falta de ingresos por entradas si se inicia la temporada con las gradas vacías”.

Muchas renovaciones y contrataciones se han paralizado a la espera de ver cómo evoluciona el mercado y hay directivas que miran a sus canteras como una tabla de salvación para completar las plantillas con una inversión sensiblemente inferior.

La caída de los precios en los fichajes, como en el resto de los deportes, es algo que todos asumen. En el caso del fútbol, varias agencias de representación de jugadores han pronosticado un mercado conservador con caídas de entre un 25 y un 30 por ciento como consecuencia de la pandemia, que también ha frenado algunas contrataciones, reconoció a Efe Rodri Baster, fundador de Promoesport y actual Director de Promoesport International.

“El baloncesto no es ajeno al resto de impactos que va a recibir el tejido económico de este país. Me imagino que todos tendremos que adaptarnos a esa nueva realidad por lo menos el próximo año”, añadió Antonio Martín que, sin embargo, se mostró “muy optimista” a largo plazo porque cree que la temporada “mala” será la 2020-2021 “y luego esperamos que vuelva la normalidad”.

Nadie se atreve a pronosticar hasta cuándo se tendrá que jugar a puerta cerrada. “Lo veremos según la evolución de la pandemia. El problema no va a acabar hasta que haya una vacuna eficiente”, explica Antonio Martín.

Comentarios