martes 28.01.2020

El Clásico sería en semifinales

El vigente campeón abrirá el torneo del KO contra el Valencia Basket, mientras que el actual líder liguero se enfrentará en cuartos de final al Bilbao Basket, de vuelta en la ACB tras un curso en Oro
Blancos y azulgranas ya se han visto las caras dos veces en este curso, con triunfo de los de Laso en la Euroliga y de los Pesic en la ACB  | Javier Borrego
Blancos y azulgranas ya se han visto las caras dos veces en este curso, con triunfo de los de Laso en la Euroliga y de los Pesic en la ACB | Javier Borrego

El Barcelona y el Real Madrid no podrán reeditar la final de las dos últimas ediciones de la Copa del Rey, en las que se impuso el equipo azulgrana –ambas con mucha polémica–, tras conocerse el resultado del sorteo del torneo 2020, que se disputará del 13 al 16 de febrero en Málaga.

El Barça y el Valencia Basket serán los encargados de inaugurar el torneo del KO, el jueves 13 de febrero a 19.00 horas en el María Martín Carpena.  El vigente campeón abrirá esta edición ante un rival al que ha ganado esta temporada en ACB (97-94) y en Euroliga (83-77). 

El siguiente encuentro medirá al líder liguero, el Real Madrid, y al Bilbao Basket, un partido de alto voltaje ya que el vasco es uno de los pocos equipos que ha sido capaz de vencer al conjunto de Pablo Laso en la ACB (82-81). 

El CB Canarias se enfrentará al Andorra en el primer partido del viernes 14 (19.00 horas), mientras que el anfitrión no se exhibirá ante su afición hasta las 21.30 horas, contra el sorprendente Zaragoza, tercero en la tabla liguera y que en la decimocuarta jornada ganó en el Carpena por 75-81. 

Los vencedores del Barça-Valencia y del Madrid-Bilbao disputarán la primera semifinal, el sábado 15 a las 18.30, mientras que los ganadores del Iberostar CB Canarias-Andorra y el Málaga-Zaragoza lo harán a las 21.30 horas. La final de la 84ª edición de la Copa del Rey será a las 18.30 horas del domingo 16.

Así pues, el Clásico del baloncesto español solo se puede dar en semifinales, con lo que no habrá vendetta blanca con el título en juego tras las dos últimas finales perdidas, ambas envueltas en polémica arbitral. Hace dos ediciones, por una falta no señalada sobre Jeffery Taylor en la última acción de un choque que acabó con marcador de 92-90. 

En la pasada, en dos vertientes. Los colegiados no pitaron una clara falta a favor del Barça que seguramente hubiese sentenciado la final, y luego, de nuevo en última acción, cuando decretaron tapón ilegal –pese a la revisión de vídeo– de Anthony Randolph a Ante Tomic, cuando el croata había errado el tiro y el estadounidense cogió el rebote, otorgando así los dos puntos que dieron el título al equipo azulgrana (94-93).

Comentarios