Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La celebración de la primavera y un llamamiento a la paz prenden la llama de Pekín 2022

|

La celebración del inicio de la primavera china y un llamamiento a la paz iluminaron la ceremonia de inauguración de los XXIV Juegos Olímpicos de invierno en Pekín, celebrada en el Estadio Nacional, 'El Nido', y que se disputarán hasta el 20 de febrero en el 'Año del Tigre', en la que la 'rider' Queralt Castellet y y el piloto de skeleton Ander Mirabell fueron los abanderados españoles.


Con el mensaje de 'Feliz año chino', una cuenta atrás de los 24 períodos solares y el festejo del inicio de la primavera chinos, arrancó el sensorial espectáculo sobre una gigantesca pantalla LED de 11.600 metros cuadrados instalada en los 330x220x69 metros de El Nido, que vió cómo una gota de tinta china lanzada desde el cielo se convertía en un río y un cubo de agua gigante del que emergieron los aros olímpicos.


Pekín, con una puesta en escena dirigida también como en 2008 por el cineasta Zhang Yimou, celebró que es la primera ciudad que organiza los Juegos de invierno y verano, 14 años después, con un canto a los sentidos en el que la luz, el baile y las referencias a la lucha contra la pandemia fueron los protagonistas.


España acude con 14 deportistas con la difícil misión de igualar los dos bronces de Javier Fernández y Regino Hernández en PyeongChang'18


España salió en el puesto 31 de los 91 comités que desfilaron en el Estadio Nacional de Pekín, con una representación de 12 miembros, los abanderados Queralt Castellet y Ander Mirambell, junto a otros cinco deportistas -Javier Lliso, quien dibujó un corazón con sus dedos, Thibault Magnin, Nuria Pau, Olivia Smart, Adriá Díaz- y cinco oficiales, entre ellos el jefe del equipo, Cayetano Cornet.


Además de estos deportistas, otros siete españoles -Lucas Eguibar (snowboard); Joaquim Salarich y Adur Etxezarreta, en esquí alpino; Imanol Rojo y Jaume Pueyo, en fondo; y Laura Barquero y Marco Zandron, en patinaje sobre hielo- competirán en Pekín con la difícil misión de igualar el resultado de PyeongChang 2018.


En la cita surcoreana, el patinador sobre hielo Javier Fernández y el 'rider' Regino Hernández, que recientemente anunció su retirada, se colgaron la medalla de bronce. La de Hernández era la tercera medalla de España en deportes de invierno, tras el oro de Paco Fernández-Ochoa en Sapporo'72 y el bronce de su hermana Blanca en Albertville'92.


El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta; el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco; el presidente de la RFEDI, May Peus; y los miembros españoles del COI Marisol Casado y Juan Antonio Samaranch estuvieron en el estadio. El presidente del CSD, José Manuel Franco, no podrá viajar a China tras dar positivo en COVID.


BACH: "PIDO QUE DEN A LA PAZ UNA OPORTUNIDAD"
Un emotivo video que concluyó con el eslogan 'Juntos somos más fuertes' fue el prólogo de los discursos de los presidentes del Comité Organizador (COJO) de Pekín 2022, Qi Cai, y del COI, Thomas Bach. Cai recordó que hace 7 años prometieron al mundo "celebrar una alegre cita sobre el hielo y la nieve".


El presidente del COJO subrayó que la celebración de Pekín ha sido posible gracias al "firme liderazgo" del Gobierno chino. "Hemos afrontado el reto de la COVID mientras seguíamos adelante con los preparativos. Mientras seguimos conviviendo bajo el impacto de la COVID la seguridad de los participantes sigue siendo nuestra máxima prioridad", destacó.


Por su parte, Thomas Bach recuperó la simbología del 'Año del Tigre' que celebra China en 2022 porque representa la "ambición", el "coraje" y la "fuerza". "Hoy gracias a esta ambición China alberga los Juegos de invierno. Desgraciadamente la pandemia mundial sigue siendo una realidad, y por ello nuestro agradecimiento es aún más profundo. Gracias por hacerlos realidad de una manera segura", dijo.


Bach tuvo un recuerdo para los deportistas que no podrán competir en Pekín por la pandemia, y resaltó que el movimiento olímpico demuestra que se puede ser "grandes rivales mientras hay una convivencia pacífica y cargada de respeto". "Construyamos puentes y nunca levantemos muros. Respeten su compromiso con esta tregua olímpica. Les pido que le den a la paz una oportunidad", concluyó.


Un Castillo de fuegos artificiales, el lema 'Juntos por un futuro compartido' y la música de 'Imagine' de John Lennon llenaron el Estadio Olímpico mientras un grupo de patinadores trazaban el eslogan del COI de 'Más rápido, más alto, más fuerte, juntos' sobre la 'pista de hielo' de El Nido de Pájaro.


Los dos últimos relevistas chinos posaron la antorcha olímpica en el centro del estadio bajo un copo de nieve enorme formado por otros 91 copos de los países que disputarán Pekín 2022, los del Año del Tigre y de la lucha contra la pandemia, y que pidieron una tregua en el conflicto global que enfrenta a Rusia y Ucrania.


La celebración de la primavera y un llamamiento a la paz prenden la llama de Pekín 2022