Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Alfonso Feijoo dimitirá como presidente de la Federación Española de Rugby

|

Alfonso Feijoo, presidente de la Federación Española de Rugby (FER), ha anunciado que dimitirá de su cargo, después de la expulsión de la selección del Mundial de Francia 2023 como consecuencia de la irregularidad cometida con el jugador Gavin Van den Berg, de origen sudafricano.


Feijoo se ha desmarcado de ella en una rueda de prensa en la que se ha confirmado también, entre otras medidas, el aplazamiento de la final de la Copa del Rey en la que debería jugar el Alcobendas este fin de semana. Se trata del club al que pertenece el jugador y que estaría detrás de la presunta falsificación de su pasaporte.


"Voy a dimitir pero no antes de que los procesos disciplinarios estén iniciados y estén lo suficientemente encaminados, sin posibilidad de que los nuevos responsables del rugby español puedan suspenderlos o anularlos sin la aprobación de la asamblea y el Consejo Superior de Deportes. El proceso durará un mes aproximadamente, es el tiempo que calculamos que puede estar resuelto", indicó Feijoo.


El dirigente explicó que la FER recurrirá la decisión de World Ruygby que implica la exclusión de España del Mundial, por la alineación indebida del jugador en varios partidos de la fase de clasificación.


"Soy responsable pero no somos los culpables de lo que ha ocurrido. Entiendo la decepción de jugadores, staff y aficionados. Pero me cuesta entender la decisión de World Rugby en base a las circunstancias excepcionales. Recurriremos, la sanción nos parece desproporcionada habiendo perdido en los despachos lo ganado en el terreno de juego", añadió.


Feijoo compareció ante los medios en la sede del Consejo Superior del Deportes, acompañado de José María Epalza, presidente de la comisión de elegibilidad, y de Carlos García-Trevijano, presidente del comité de disciplina deportiva de la FER.


En su intervención se explicó el caso de Gavin Van den Berg y se aclaró que la confusión generada en torno a la posibilidad de que fuese llamado con el combinado español se deriva de una presunta falsificación de su pasaporte, en la que estarían implicados tres miembros del Alcobendas, donde este juega.


Por ello, además del aplazamiento de la final de la Copa del Rey que debería disputar el conjunto madrileño, se ha hecho lo propio con el primer partido eliminatorio de playoff que también disputaría.


Los responsables de la FER señalaron también que los hechos se han puesto en conocimiento de la Fiscalía, por si se considerase que se ha cometido un delito y que el procedimiento disciplinario sigue en marcha.


A la pregunta de la petición de la Asociación de jugadoras y jugadores de rugby para que haya un relevo en la cúpula federativa, Feijoo respondió que le "sorprenden algunas cosas", pero acepta que pidan su dimisión.


"La he planteado yo y está concedida. Entiendo que estén cabreados pero esto no acaba aquí. Mi dimisión va vinculada a unos plazos, que esté todo bien encaminado y no se pierda por el camino. Que no venga un presidente y borre lo anterior", razonó.


Al hilo de esto el director de comunicación, Kike Marín, manifestó: "Los jugadores podían saber lo que estaba pasando, pero por respeto al proceso se mantenían al margen. Los jugadores ayer reaccionan como reaccionan, no estaban informados. Imaginaros como están los jugadores, pero ahora están viendo cuál es la realidad. Los culpables sabemos quiénes son", dijo.


En relación a la irregularidad que se produjo, destapada por una denuncia de Rumanía, se detalló que Van de Berg podía pasar un periodo lejos de España, sin que eso afectase a su elegibilidad, pero había documentos que demostraban que se había excedido, pese a que su pasaporte decía lo contrario.


"En la denuncia de la Federación Rumana aparece una fotografía en una boda de este jugador del 15 de junio, cuando no debía estar allí. Hay tres personas que reconocen haber falsificado el pasaporte, dos como inductores y uno como ejecutor material", señaló Epalza.


"No me cabe en la cabeza que un club pueda mandar un pasaporte falsificado para tener una F de formación. Se reciben cientos de documentación. Nunca hemos pensado que un pasaporte pudiera estar falsificado", manifestó.


Sobre si hay una posible 'mano negra' detrás de la denuncia, Feijoo opinó: "En ningún momento hemos dicho que alguien haya denunciado o haya informado a los rumanos, pero hay que reconocer que en España hay mucho jugador rumano, de muchos países".


"Los jugadores hablan entre ellos y seguro que saben más que la Federación. Es como los cornudos y cornudas, los últimos que se enteran son la pareja. Los amigos y los de alrededor lo saben pero el interesado no", agregó.


También habló sobre el 'juicio oral' mantenido con World Rugby para aclarar lo sucedido, en el que el jugador expuso su visión y en la que no estuvieron las tres personas del Alcobendas de las que se habló. "Están preocupados de las repercusiones legales y el abogado les habrá aconsejado no hablar más. Supongo que será por cuestión de prudencia".


El Club Alcobendas Rugby aseguró que se ha volcado con la FER para colaborar en esclarecer las demandas realizadas por Rumanía y que tras la resolución de World Rugby ha apartado cautelarmente de forma inmediata de sus funciones a todos los implicados, con la apertura de un expediente para depurar posibles responsabilidades.


En un comunicado el club aseguró que "aceptará sus responsabilidades frente a las decisiones del Comité de Disciplina, pero también velare por sus derechos y al de sus representantes hasta las últimas consecuencias, pero no asumirá responsabilidades mas allá de lo que sus acciones y decisiones conllevan".


"El Club Alcobendas Rugby no es en ningún caso responsable de la convocatoria del jugador ni de su participación en el proceso de clasificación para la Copa del Mundo; es competencia de la FER", agregó.

Alfonso Feijoo dimitirá como presidente de la Federación Española de Rugby