Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Últimos pasos

|

Estamos llegando a un fin de temporada un tanto aburrido, en lo que se refiere al mundillo futbolístico, a la espera del gran partido. Con todo decidido por arriba –el Real Madrid, campeón con mucha antelación-, la atención se centra en los puestos segundones así como en las plazas de descenso, siempre angustiosas para sus protagonistas. Pasa también en otras competiciones internacionales, donde los campeones lo son con anticipación y holgadamente desde muchas jornadas antes de que concluya el calendario. Así, tanto el PSG como el Bayern han cumplido sus obligaciones ya a estas alturas.

Las ligas italiana e inglesa están igualadas. En la primera todavía tienen opciones el Milán y el Inter (reciente campeón de Copa), pero éste lo tiene algo más difícil porque en las dos jornadas que faltan uno de sus rivales se juega el descenso (el Cagliari). Además, los ‘rossoneros’ tienen dos puntos de ventaja. Por su parte, la Premier League está también a dos jornadas del final, pero el Manchester City del decepcionado Guardiola lo tiene mejor. En este momento está igualado a puntos con el Liverpool, pero los ‘citizens’ tienen un partido menos. En buena lógica, los aspirantes ganarán todos sus partidos y, por lo tanto, el campeón sería el City. En la Eredivisie, el Ajax ganó anteayer la Liga holandesa.

Por lo que se refiere al ámbito local, al Deportivo le quedan tres partidos. Todo lo que pueda conseguir actualmente depende de sus resultados. Tiene dos partidos en casa (Tudelano y Unionistas) y uno fuera (Valladolid Promesas). Y, como ya sabemos que el nombre no gana partidos, todo es una incógnita. Eso sí, hay que pelear al máximo por los resultados dado que no es lo mismo quedar por encima que por debajo de los rivales, vistas las condiciones reglamentarias del ‘play off’.

A pesar de la pequeña o gran decepción de no conseguir el primer puesto (y con él, el ascenso directo) queda una segunda bala en la recámara gracias a la cual el equipo deportivista podría conseguir un poco más tarde el único objetivo que se había planteado al comienzo de la competición, a finales del pasado mes de agosto.


Otra cosa que no sea el ascenso a Segunda División A podría plantear serios problemas a la entidad, por lo que los jugadores tienen que tener los cinco sentidos puestos en el terreno de juego porque se juegan algo más que un resultado deportivo.

Últimos pasos