Víctor Guerra: “A nivel de instalaciones, el Arteixo es una locura; es Abegondo pero en pequeño”
lll
17º-23º

Víctor Guerra: “A nivel de instalaciones, el Arteixo es una locura; es Abegondo pero en pequeño”

Víctor Guerra, futbolista del Atlético Arteixo, en el partido de pretemporada contra el Somozas | Pedro Puig

Usuario

No se enfrenta al Deportivo en partido oficial desde que era cadete. El domingo puede volver a hacerlo defendiendo el escudo del Atlético Arteixo, en el que pide más minutos. Víctor Guerra, Vituco, se siente más mediapunta que extremo. Para él, el Depor lo es todo.

 

¿Será especial?
Sí. A nivel emocional, tanto para mí como para mi familia va a ser especial. A partir de ahí, es un partido más y da igual que sea contra el Fabril, como el Gran Peña o el Boimorto. Quiero que llegue el domingo ya para comernos el campo.

 

¿Qué tipo de partido espera?
Va a ser intenso e igualado. Es el Fabril ya sabemos cómo juegan pero nosotros, aunque seamos un equipo recién ascendido, lo haremos en casa y con nuestra afición. Sabemos a lo que jugamos y tenemos mucha facilidad para crear ocasiones de gol. Estoy seguro de que se va a decidir por lo mínimo.

 

De sus excompañeros que siguen en el Fabril, ¿hay alguno que sea amigo?
El Deportivo ha sido una segunda casa para mí. Compartir vestuario con Jairo, con Currás, con Brais Val... He coincidido con ellos y los considero muy, muy buenos compañeros de profesión. No los puedo considerar amigos como puedo considerar a Fito o a Mario, que ya no está en el Fabril. Me lo pasaba genial con ellos y me reía como el que más pero amigo, para mí, es otra cosa.

 

¿No hubo ninguna opción de seguir una temporada más en el Deportivo?
No hubo posibilidad de seguir. Cuando llegué al Depor había firmado los tres años de juveniles y dos más opcionales. El primero fue el pasado. A finales de temporada ya me esperaba lo que iba a pasar. Me lo comunicaron Fran y Juanillo. Me he ido con mal sabor de boca por no haber hecho las cosas mejor, pero satisfecho con lo que he conseguido, que no ha sido poco. Al Depor le tengo un cariño muy especial.

 

¿Qué significa el Deportivo para Vituco?
Si eres coruñés, mamas el Deportivo desde pequeñito. Si no es así es que tus padres no son de A Coruña. El marido de mi madre ha sido el mentor para que el Deportivo fuese una parte importante de mi vida. Desde que era pequeño siempre me ha llevado al estadio, me ha puesto las equipaciones... El Depor es importante para mí, lo ha sido y lo seguirá siendo para el resto de mi vida. Ir los domingos a Riazor es algo que no tiene precio. Es un sentimiento, no trates de entenderlo.

 

¿Qué ha sido para Víctor defender ese escudo?
El sueño de cualquier niño coruñés. Lo he podido llevar a cabo y he podido jugar en Riazor con el Juvenil, que era lo que soñaba desde pequeñito. Ojalá lo pudiera repetir pero con el primer equipo.

 

¿Ha podido ver algo al Fabril esta temporada?
Fui a ver el Fabril-Arosa. Es muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en una cantera. Quieren llevar el peso de los partidos, tener el balón y generar pero se hace de una manera distinta a lo que piensa la gente. Tiene individualides para aburrir. Destacataría a Martín Ochoa porque está haciendo un temporadón y a Nájera, que está que no para. Tiene un cohete tanto en la derecha como en la izquierda.

 

¿Y Óscar Gilsanz? ¿Qué tipo de entrenador es?
Compartí dos años con él y fueron bastante diferentes. En juveniles lo jugué casi todo y en mi primer año sénior no tuve la suerte de jugar todos los minutos que me gustaría, pero esto es el fútbol y la vida. Un día estás en lo más alto, eres campeón de España y juegas la Youth League delante de 20.000 personas en Riazor, y al otro día estás en el Fabril sin jugar. Óscar me parece un entrenador muy bueno y tiene las cosas claras. Tiene una idea y va a muerte con ella.

 

¿Qué valoración hace del tiempo que lleva en el Arteixo?
Es muy distinto al Deportivo. Hay un grupo muy bueno y es algo que echaba de menos en el Fabril. Aquí vamos a tomar algo después de los entrenamientos, organizamos cenas cada dos por tres... Me parece de lo más bonito que he vivido hasta el momento. Estoy muy agradecido con todo el club.

 

¿Es muy grande el cambio de formar parte de una cantera profesional a un recién ascendido a Tercera Federación?
No es radical pero sí importante. He pasado de levantarme todos los días a las nueve para ir a entrenar a Abegondo a tener que hacer cosas por la mañana como estudiar o que la gente trabaje. El horario es uno de los cambios más llamativos y también la edad de los compañeros. A nivel de instalaciones, el Arteixo es una locura. Es Abegondo pero en pequeño.

 

Ha participado en todos los partidos de liga y en cuatro ha sido titular.
Me esperaba bastante más pero son decisiones del míster. De lunes a viernes y en el partido intento dar lo mejor de mí para que en el siguiente cuente conmigo de titular. Creo que estoy haciendo un buen trabajo y merezco un poco más.

 

En el Fabril jugaba por fuera, en el Arteixo lo hace en posiciones más interiores. ¿Qué le pide Juan Riveiro?
Es muy cercano. Quiere que apriete más, que sea un mediocentro o un mediapunta que aprenda a defender bien. Está seguro de que, a final de temporada, esa mejora me va a aportar muchísimo. Quiere que, tras perder el balón, apriete los dientes e intente recuperarlo. 

Víctor Guerra: “A nivel de instalaciones, el Arteixo es una locura; es Abegondo pero en pequeño”

Te puede interesar