Viernes 26.04.2019

El Paiosaco pierde víctima de sus errores frente al Arenteiro

ARENTEIRO 2 - 1 PAIOSACO
 

Iván Amor recortó distancias cuando apenas quedaba tiempo.

Hugo Sanmartín (d) consiguió desequilibrar al Paiosaco en el partido de ayer en Espiñedo  | 	la región
Hugo Sanmartín (d) consiguió desequilibrar al Paiosaco en el partido de ayer en Espiñedo | la región

Al Paiosaco no le queda otra que seguir luchando y pensar en el próximo partido, el derbi contra el Laracha en A Porta Santa, tras perder ayer en el campo del Arenteiro, un rival directo en la lucha por la permanencia. Tras los resultados de la última jornada de liga, el equipo de Juan Riveiro es quinto por la cola (solo descendería si hubiese un arrastre o más dependiendo de la clasificación final de un Laracha ya descendido).


En el primer tiempo apenas hubo situaciones de peligro en cualquiera de las dos áreas más allá de situaciones a balón parado o algunas acciones de contraataque y los porteros pasaron inadvertidos, probablemente por el temor de los dos equipos a no perder. Tanto Arenteiro como Paiosaco salieron con dos líneas de cinco defensas, aunque Juan Riveiro no tardó en cambiar a línea de cuatro ya en la primera mitad. 

Hugo Sanmartín fue el mejor jugador del partido y uno de dos protagonistas del 1-0. En una situación de ataque del Paiosaco, en la que tuvo opción de meter el balón al área, trató de resolver con un pase dentro que ocasionó una contra que terminó en penalti sobre el propio Hugo tras un eslalon en el área. Fajardo puso por delante al Arenteiro desde los once metros. 

A falta de quince para el final, en un balón dividido, un defensa del cuadro verdiblanco no optó por despejar con contundencia, Hugo recuperó la pelota, cedió para Róber Otero y este firmó el 2-0. 


Con el partido cuesta arriba, el Paiosaco volvió a modificar el sistema jugando al final en un 1-3-4-3 y un penalti a Otero le sirvió a Iván Amor para recortar distancias. El árbitro añadió siete minutos pero el equipo de Juan Riveiro no consiguió el tanto del empate en un choque en el que el Arenteiro pudo sentenciar a la contra cuando su rival estaba volcado. 

Comentarios