domingo 21.07.2019

Amenaza indetectable

Manu Santiso marcó un gol ante el Arteixo y su movilidad, sumada a la de sus compañeros de ataque, fue clave para lograr el triunfo y sellar la permanencia

Manu Santiso (d), atacante del Montañeros, pugna por la posesión del balón en un partido de la presente temporada ante la Sarriana  | patricia g. fraga
Manu Santiso (d), atacante del Montañeros, pugna por la posesión del balón en un partido de la presente temporada ante la Sarriana | patricia g. fraga

El pasado diciembre se fue Tosca, que en ese momento era el máximo goleador del Montañeros, y hace unos días se marchó Javi Suso, que le había superado como pichichi del equipo. Los dos delanteros más puros con los que el Atlético Coruña comenzó la liga ya no están. Pero sí está Manu Santiso Gutiérrez (A Coruña, 1994). 

El polivalente atacante, que puede actuar centrado o en una banda, y su equipo tuvieron que afrontar el duelo ante el Atlético Arteixo sin un ‘9’ al uso. Y no les fue mal. Santiso fue un incordio para la zaga por su movilidad y el Monta ganó en Ponte dos Brozos  (1-2) certificando la permanencia.


“La marcha de Javi Suso hace que no tengamos una referencia clara arriba y que tengamos que movernos más e intercambiar posiciones. Eso dificulta la labor de los defensas”, asegura Santiso sobre su actuación y la de sus compañeros de ataque en Arteixo (Herbert, Fernando Varela y Kevin). 


El atacante considera que una de las claves de la victoria del Atlético Coruña es que “tuvimos la suerte de adelantarnos muy pronto y eso nos ayudó a tener más calma y confianza el resto del partido”. Además, el Monta no solo marcó al inicio de la primera mitad. También lo hizo al comienzo de la segunda. Algo que Santiso destaca que se trata de “una cuestión de actitud y concentración”. 


Santiso fue el autor del 0-2 del Monta tras una contra. El delantero, que dedica su tanto a “Joyita”, está satisfecho con su rendimiento en la presente temporada, “especialmente con este tramo final donde creo que he tenido más acierto de cara a puerta”. 


La única pega al partido del Monta es que se rompió su racha de imbatibilidad desde la llegada de Dani Rodríguez al banquillo (502 minutos sin encajar). No obstante, Santiso ensalza la solidez del equipo en las últimas semanas. “Se debe a la concentración defensiva del bloque. Somos conscientes de que hay zonas delicadas en el campo en las que perder un balón te puede matar. Asumimos menos riesgos en esas zonas, aun a sabiendas de que queremos tener el balón”, apunta.

Por último, reconoce que la preparación de los festejos por la permanencia es cosa de “los capitanes y el ‘presi’”, pero se huele algo: “Se avecina una cena que puede durar días”.

Comentarios