viernes 05.06.2020

“Trato de de aconsejar en lo que pueda a mis compañeros”

El base lucense Pablo Ferreiro, pese a juventud capitán del Basquet Coruña, asegura que el parón es epecialmente delicado para los jugadores de fuera
cumple su cuarta
campaña en el
primer equipo del
Basquet Coruña
| pedro puig
cumple su cuarta campaña en el primer equipo del Basquet Coruña | pedro puig

Pablo Ferreiro es el segundo jugador más joven de la plantilla del Basquet Coruña –le ‘supera’ por algo menos de dos meses Abdou Thiam–, pero ello no le impide ser el capitán y, además, ejercer como tal.

Lo demuestra con la madurez de un mensaje en medio estos momentos tan complicados: “Quiero mandar fuerza y ánimo a todos. En esta situación tan difícil nuestra obligación es ayudar. Tenemos que quedarnos en casa. Pensar en la gente que nos necesite y no olvidarnos de seguir haciendo deporte, que en casa también se puede”.

Sabios consejos del base, que se confiesa afortunado “porque me dio tiempo de volver a Lugo, donde tengo una casa y puedo salir al exterior y jugar en una canasta que tengo fuera”.

Deber y placer

Además de intentar mantener la forma con el balón y el plan físico diseñado para los jugadores por el fisio, Gus Gago, Pablo ocupa su tiempo de confinamiento con otros variados menesteres.

Estudiante de Derecho, Ferreiro relata que dedica parte del tiempo al estudio: “Estoy empezado el TFG (Trabajo de Fin de Grado)”, pero también en actividades de carácter lúdico. “Veo series en televisión y juego a la PlayStation”, esta última, un clásico de estos días entre la gente del deporte.

El capitán de la ‘marea naranja’ comenta que “estamos jugando varios amigos. Nos juntamos diez, cada uno coge a un jugador y hacemos partidos de cinco contra cinco que parecen reales. Es muy divertido”. A la pregunta de si han organizado un torneo, igual que hicieron, por ejemplos, los jugadores del Liceo de hockey, Pablo contesta que “estoy pensando en montar algo”.

Una competición virtual que también involucraría a sus compañeros de equipo, con los que se mantiene en continuo contacto. “Hay muy buena química y trato de encontrar noticias sobre la situación para poder informar y aconsejar en lo que pueda a mis compañeros, sobre todo a los de fuera, que están más solos. Para ellos es mucho más delicado. Por ejemplo, Filip Djuran ya no puede volver a su país”, algo que sí hicieron Anthony Green y Mathieu Kamba, postura que Ferreiro considera “normal y razonable”, siempre que sea con permiso del club. Palabra de capitán.

Lo más importante

En el plano estrictamemte deportivo, el ‘playmaker’ lucense asegura que el parón obligado “nos corta de repente en buena dinámica, pero esta situación es más importante que el basket”, y reconoce que sí contempla la posibilidad que la temporada pueda acabar tal cual quedó antes de la suspensión si esta se sigue dilatando.

“No sería sorprendente, porque antes de volver se necesitaría un pequeña pretemporada, el calendario quedaría todavía más comprimido y a lo mejor la única solución sería jugar tres partidos por semana, como en la NBA”.

Pablo tampoco olvida que la marcha de jugadores, de los cuales algunos/muchos no se sabe si volverán, podría dejar “a equipos con cuatro o cinco jugadores menos”.

Otra posibilidad que sí contempla, obviamente siempre y cuando se reanude la competición, es la del ascenso directo. “Lo tenemos en mente, claro. Sí podría pasar, y si se da la oportunidad, cogerla. Pero nuestro objetivo está puesto en los playoffs”.

Por último, el base se muestra comprensivo con el club por haber aplicado un ERTE. “Es normal y razonable. Y se ha portado muy bien con nosotros”. Palabra de capitán.

Comentarios