lunes 21/9/20

Luis de La Fuente : “Si se apuesta por ellos, rinden a un nivel excepcional”

SELECCIONADOR NACIONAL SUB-21

El seleccionador del equipo español de fútbol Sub-21, Luis de la Fuente, remarcó que esta es una “generación irrepetible” y por esto reclama más oportunidades para ellos en La Liga Santander porque asegura que “lo mejor lo tenemos en España” | Kiko Huesca/efe
El seleccionador del equipo español de fútbol Sub-21, Luis de la Fuente, remarcó que esta es una “generación irrepetible” y por esto reclama más oportunidades para ellos en La Liga Santander porque asegura que “lo mejor lo tenemos en España” | Kiko Huesca/efe

Luis de La Fuente (La Rioja, 1961) ha sido uno de los nombres propios del Europeo Sub-21. Gracias a sus cambios en la alineación, en el día del todo o nada contra Polonia, y a su gestión del grupo, España logró el quinto título de esta categoría. Ahora está en boca de todos, algo que le “agrada” pero que no le “cambia”, como reconoce en una entrevista con EFE.

Ya han pasado varios días desde que lograron ganar el Europeo, ¿qué siente ahora?

Ha medida que van pasando las jornadas, los días, las horas uno lo empieza a asimilar y ser consciente de lo que se ha conseguido. Me parece importantísimo, precioso. No solo la consecución de este objetivo, si no cómo se ha conseguido que es lo más importante.

Desde el principio estaba convencido de que iban a ganar, pero el torneo no empezó bien.

Controlar todas las situaciones que se pudieran dar en el campeonato no, pero sí éramos conscientes de que caminar hasta la final en un Europeo es muy difícil y que siempre hay contratiempos y diferentes adversidades, porque los rivales también juegan y son tan buenos como tú. Cuando perdimos contra Italia fue un duro golpe, pero no supuso algo que nos iba a suponer un lastre importante. Creo que salimos reforzados porque si el partido se hubiera desarrollado por los caminos normales de un partido de fútbol hubiéramos ganado. Hicimos una primera media hora espectacular y solo cuando Italia empezó a aplicarse con violencia, total y absolutamente descontrolada, y no se respetó a nuestros jugadores porque el árbitro no intervino ni el VAR siquiera ahí si nos sacaron del partido. Pero en nuestro sentir, al finalizar el encuentro, era que Italia no era mejor que nosotros, que el resultado no se correspondía con la realidad e insisto en que salimos reforzados. Bélgica fue otro partido diferente. Un partido muy muy difícil: más de 40 grados, campo sequísimo, hierba alta, no corría el balón? Sufrimos mucho por esas condiciones que no facilitaron nuestro juego. Pero seguimos adelante, caminando y reforzando nuestra idea.

Habla de situaciones que no se pueden controlar, pero contra Polonia sí que hizo cambios claves en el esquema y de jugadores que a la postre fueron claves para ganar el Europeo.

Después de muchos momentos de reflexión, lo comentamos todo el cuerpo técnico y estimamos oportuno que había que hacer algunos cambios y propusimos cada uno nuestra idea. Coincidimos en que necesitábamos revolucionar un poco el equipo, pero no una revolución por revolución, si no por gente que iba a salir con más fresca, que nos iba a aportar lo que necesitábamos para jugar contra un equipo como Polonia. Planteábamos lo que creíamos más oportunos y entendimos que eran los jugadores más oportunos para hacerlo. Cuando hablan de una apuesta arriesgada, realmente no lo veo tan arriesgada. Son jugadores tan buenos que estábamos seguros de que iban a solucionar las complicaciones del juego con el talento que tienen y con la calidad individual que tienen.

Con estos cambios se convirtió en uno de los nombres del torneo y también en uno de los más queridos, incluso con jugadores que se vieron relegados al banquillo tras estos cambios.

El primer agradecido soy yo, por el comportamiento del equipo. El mensaje que les habíamos mandado es que este torneo lo iban a ganar los 23, salvo Pol Lirola y Dani Martín los demás han jugado todos. Sabíamos que todos no iban a poder contar con los mismos minutos, la fuerza se hacía como grupo y lo han entendido perfectamente; esto nos ha dado la fuerza para que aquellos jugadores que en un momento puntual salían del equipo eran los que más exigían a sus compañeros. Hubo un grado de compromiso excepcional, la gestión del equipo no ha sido complicada porque los jugadores han estado dispuestos a la idea que les hemos propuesto desde el principio.

Este tipo de torneos les sirve a los jugadores para revalorizarse, ¿también a usted?

Yo creo que nos ha cambiado a todos mucho. No sé si revalorizarnos, a los futbolistas seguro que sí. A mí me agrada que la gente me conozca más, pero no me cambia nada. Sigo siendo el mismo, con los mismos principios, valores, idea que tengo del trabajo? Simplemente me gusta que la gente me conozca más para valorar luego más mi trabajo. Sin embargo, sí que siento que la vida de los futbolistas se la cambia mucho más porque son más jóvenes y tienen una carrera profesional por delante amplísima y se han ganado el derecho a que la gente confía en ellos. Creo que este título ha sido una demostración de que si a estos jugadores se les da confianza y se apuesta por ellos rinden a un nivel excepcional.

Pero a usted, por su labor en el Europeo, también le pueden llegar buenas ofertas.

Yo estoy donde quiero estar, lo digo de verdad, de corazón. Estoy feliz en la Federación. Hay unos objetivos a corto y medio plazo espectaculares. Yo ya estoy pensando en los partidos que tenemos en septiembre y el año que viene tenemos unos Juegos Olímpicos, que es lo máximo a lo que puede aspirar un deportista y en mi caso un entrenador. Lo tengo muy claro. Insisto en que estoy aquí porque quiero estar y porque la Federación quiere que esté.

Comentarios