miércoles 12/8/20

Regresar cuanto antes y jugar sin público en Riazor

¿Cúando, cómo? Son las preguntas que se hacen los deportivistas, desde los futbolistas a los aficionados, desde los consejeros a los trabajadores del club
Riazor vacío. Impresiona, pero evidentemente menos que con su gente en la grada  | efe
Riazor vacío. Impresiona, pero evidentemente menos que con su gente en la grada | efe

Si el confinamiento y el parón casi general del país se mantiene dos semanas más y, a partir de ahí, a finales de abril principios de mayo, se toman nuevas decisiones con respecto a las actividades que se pueden realizar, el fútbol –por razones obvias– estaría ‘en el alambre’.
Los clubes saben que aunque se levante el estado de confinamiento de manera paulatina no se podrán realizar eventos con público. Es lógico que esperen hasta que las posibilidades se agoten pero, la realidad es que –y siempre en el mejor de los casos a tenor de la complicada situación– para FIFA, UEFA     y demás organismos, las ligas deberán reanudarse sin espectadores.

En el caso de la Segunda División española, con 11 partidos por disputarse, las fechas, comprimidas hasta el absoluto y condicionando ampliamente la próxima temporadas, podrían adaptarse siempre y cuando también lo hiciera la propia actividad de los equipos al estado que vive el país.

Circulan mensajes, conversaciones entre consejeros de varios clubes, futbolistas, de las posibilidades. Una pretemporada en mayo, 45 días de competición y unas minivacaciones, regresando en agosto a una nueva pretemporada y arrancando en septiembre la competición. A esta fórmula,. inexacta e hipotética, la califican muchos como ‘el mejor de los escenarios’.

La pérdida económica sería paliada en gran medida por las televisiones, patrocinadores y publicidad. Aun así todos los clubes perderían una importante cantidad de dinero por los sponsores locales y las taquillas, entre otras (tiendas físicas, campañas específicas...).

Devoluciones
Con seis partidos en Riazor de los once que quedan por disputarse, entre ellos el del Sporting, cuyas entradas ya habían sido vendidas, los ingresos golbales de la temporada en matyeria de taquillas caerían, al menos, un 30%.

Incluso se cree que se podrían superar varios puntos este porcentaje, pues las taquillas de Riazor desde la llegada de Fernando Vázquez y la revitalización del equipo no son las mismas.

Todo y todos vamos a perder en esta crisis. Que sea lo menos posible es el deseo, pero de momento solo la batalla contra el Covid-19 tiene la palabra.

Comentarios