domingo 29.03.2020

Martín Vázquez: “Hay que mirar el lado positivo y pensar, sobre todo, en el prójimo”

Exfutbolista blanquiazul
El exfutbolista de la escuadra blanquiazul, durante una visita a la Ciudad Deportiva de Abegondo  | quintana
El exfutbolista de la escuadra blanquiazul, durante una visita a la Ciudad Deportiva de Abegondo | quintana

El exfutbolista Rafael Martín Vázquez, que defendió la camiseta del Deportivo entre 1995 y 1997, nos atiende vía telefónica desde su casa en Madrid.

¿Qué tal lleva el encierro?

Desde hace una semana, confinados y sin salir para nada, pero es lo que hay y si todo el mundo lo respetara, mejor. A ver qué ocurre porque creo que esto va para largo.

Ahora mismo, resulta complicado pensar en el fútbol.

Las prioridades son las prioridades, la vida está por encima de cualquier cosa. Estamos viendo una situación delicada, atípica y tenemos que concienciarnos de que a todos nos puede tocar y cada uno tiene que ayudar como pueda. Hay que adaptarse a las circunstancias y mirar el lado positivo, que lo hay. Es lo inusual, pero es lo que toca y hay que pensar sobre todo en el prójimo.

Sí, sobre todo en las personas con factores de riesgo.

A medida que avanza todo, tenemos más información y vemos que afecta a más gente, afecta a todo el mundo, nos puede tocar a todos, así que no se puede pensar que uno está al margen de todo esto, más allá de tener una salud que puede ser buena, pero todos tenemos debilidades y, cuando llegan este tipo de epidemias, salen a relucir. Por ese motivo, hay que poner todos los medios posibles para tratar de que no se siga extendiendo. Igual que, no sé por qué, estamos acostumbrados a no decir la verdad de todo para no hacer daño y porque hay muchos intereses, pero es mejor decir toda la verdad, dar la información porque al final, a los que más perjudica es a los curritos, a la gente más indefensa.

Las prioridades son las prioridades y la vida está por encima de cualquier cosa

Madrid es una de las zonas con un mayor número de afectados. ¿Cómo lo viven allí?

Con intranquilidad ya desde antes de que anunciaran el estado de alarma, que además me pilló fuera, en Francia, porque tengo una hija viviendo allí y a otros dos hijos aquí. En cuanto lo dijeron, me vine para España con mi hija, y viviéndolo con  la angustia de no saber si podía volver. Por eso, cuando ahora veo a la gente que vive fuera, siento angustia por ellos porque a todos nos gusta poder pasar esto con nuestros allegados y familiares. Desde hace una semana, no salgo de casa para nada, solo para sacar a mis perros a que hagan sus necesidades, pero tengo claro que no pienso salir.

El fútbol tardó en reaccionar. Mientras que ya se hablaba de suspender los colegios, LaLiga se planteaba jugar partidos puerta cerrada.

Cuando tú ves lejos un problema, piensas que no te va a llegar a ti y ese es el error porque al final va a llegar al mundo entero. Por eso, no sé, cuando tienes unos antecedentes como China o Italia, no sé por qué se tarda tanto en tomar medidas. Con respecto al fútbol, lo mismo, es que hay muchos intereses, entonces, parar una competición traía mucha repercusión económica, pero los deportistas no están exentos de coger ningún virus y lo primero que hay que hacer es mirar la salud de todo el mundo y sentir un poco la impotencia de esos médicos que ven que la situación se nos escapa de las manos.

¿Cuál cree que es la mejor manera de resolver la Liga?

Hablar ahora es un poco impredecible porque esto es tan cambiante... no sabemos cuándo va a ser el pico de la epidemia. Ahora mismo eso es lo menos importante, lo fundamental es controlar el tema médico y conseguir que no se propague más. Yo lo que creo es que se podrá completar el campeonato porque los equipos se juegan muchísimo. Además, como este año la temporada era corta por la Eurocopa y esta se ha cancelado, los clubes tienen más tiempo para completar el calendario. Y si tiene que prolongarse después del 30 de junio, tendrán que mirar a qué acuerdos llegar con clubes y jugadores para que pueda completarse. Además, hablamos de la competición doméstica, pero hay jugadores que a lo mejor han salido a sus países ahora y que cuando vuelvan aquí, a lo mejor en sus países de origen es cuando la enfermedad se encuentra en su apogeo y, de pronto, traen aquí el virus de nuevo. Así que ahora mismo, desde mi punto de vista, no se puede mirar muy lejos, sino con vistas a una semana, no mucho más.

Los futbolistas tendrán que hacer una pretemporada por lo menos de quince días

Además, los futbolistas necesitarán hacer una pequeña pretemporada cuando se retome la actividad.

Es verdad que los deportistas intentarán adaptarse para no dejar la actividad muerta, en sus casas pueden ejercitarse para mantener un nivel físico, pero no estar para la competición. Tendrán que hacer una pretemporada, por lo menos de quince días, así que ese tiempo ya lo tienes perdido para la competición. Es todo muy complicado. Luego, el estado de ánimo, que también se nos escapa, pero los futbolistas son personas y a saber si han tenido algún afectado en la familia cercana, amigos... Lo fundamental es que se pueda atajar, que haya una seguridad y creo que va a haber un antes y un después de esto en cuanto a las medidas que se van a tomar en la sociedad.

¿Cómo ha vivido la evolución  del Depor esta temporada?

He estado siguiéndolo porque tengo casa en A Coruña desde hace años, voy con cierta frecuencia y el Depor es un equipo al que admiro y quiero. Conmucha preocupación durante la temporada porque vi que entró en una crisis gravísima y la dificultades para salir de ahí eran enormes. Nadie imaginaba que pudiera dar ese cambio, así que me puse muy contento con esa reacción, con ese cambio, pero la competición es que es muy dura y todo el mundo puede ganar y perder contra el primero o el último. A pesar de esa racha que nadie pensaba, y que salió del descenso, en los últimos partidos está ahí de nuevo y vuelve la preocupación. Espero que se pueda salvar, que es lo fundamental, pero no va a ser nada fácil. Mantener eso es muy complicado, pero las dinámicas es lo que tienen, para bien y para mal. Cuando entras en una positiva, muchas veces todo sale a pedir de boca y, sin embargo, las otras rachas, intentas hacerlo bien, todo te sale mal... esto es así, pero hay que tener esa fuerza interna de cada jugador y también colectiva para sacar fuerzas y personalidad en los momentos difíciles. Espero que el Depor lo consiga.

Aplaudiría a las personas que han entrado en el club
¿Qué es lo mejor del Deportivo en la ‘era Vázquez’?

El equipo recibía muchos goles y había que solucionar eso. Ahora, el Depor es más compacto y, a la vez, rentabiliza mejor las ocasiones. Ésa ha sido un poco la clave, hacer ver a los jugadores la importancia de dejar la portería a cero, de ser agresivos a la hora de defender, ayudar todos en defensa y hacer daño a balón parado y al contragolpe. Y luego, mucho trabajo anímico para cambiar la dinámica en la que estaban inmersos porque estaban en una situación que nadie daba un duro.

Fue un cambio radical en los futbolistas.

Lograr la primera victoria les dio mucho. Lo que antes parecía que, por cualquier adversidad, se hundían, ahora se vienen mucho más arriba. El ser humano es así, por eso, dentro del equipo, aparte de la figura del entrenador, es clave que haya gente con cierto liderazgo y personalidad que tire de los que menos puedan asumir ese rol.

Los fichajes de enero también han dado un plus.

Eso también es importante, gente nueva que puede aportar otra mentalidad más fresca, una ilusión, gente que no ha estado durante la dinámica negativa. Además, ha venido gente que mejora y aporta lo que no había en el grupo. También aplaudiría a las personas que han entrado en el club a nivel de gestión porque han conseguido aportar rápido. No es fácil llegar con las ideas claras y concisas para conseguir reflotar un club porque muchas veces ha ocurrido que equipos que están en una situación delicada, llega el mercado de enero y, en lugar de reforzarse, incluso venden algún jugador y luego se van al hoyo. Es una labor conjunta de los que han llegado al club, que se han puesto a trabajar con mucha inmediatez y, después, del cuerpo  técnico. Se ha hecho un esfuerzo, se ha dado un cambio increíble y queda mucho todavía, pero creo que están en el buen camino y que el Depor se puede salvar porque, para mí, no es un equipo de Segunda, sino de Primera.

El cuadro coruñés no ha ganado en las cuatro últimas jornadas. ¿Teme que los rivales le hayan cogido el truco?

Es imposible coger una dinámica en la que ganes todos los partidos, con lesiones, sanciones... eso tenía que ocurrir, pero ha sucedido después de siete victorias seguidas, que nadie se imaginaba. Después de la racha nefasta hasta Navidad, que era algo inaudito, nadie podía imaginar que el equipo pudiera salir de ahí. Es tan bonito el fútbol que te permite soñar e imaginar cada domingo y no te das cuenta de que hoy estás en una buena circunstancia, pero te descuidas dos partidos y te metes abajo. Cuando el Depor encadenó siete triunfos, incluso había quien soñaba con el playoff, por eso digo que en una liga como la Segunda División es tan importante hacer una apuesta firme por un proyecto y un entrenador porque a lo largo de la temporada, como los dirigentes no tengan claras las ideas y el proyecto, cada tres o cuatro jornadas echas al entrenador. 

Comentarios