jueves 28/1/21

Manuel Mosquera: “Con Borja Granero se llevan una joya, un jugador ganador y de club”

Entrenador del Extremadura
“No fue un día feliz para mí, pero me fui de Riazor con la satisfacción del trabajo bien hecho”, recuerda sobre el partido entre Depor y Extremadura en Riazor  | javier alborés
“No fue un día feliz para mí, pero me fui de Riazor con la satisfacción del trabajo bien hecho”, recuerda sobre el partido entre Depor y Extremadura en Riazor | javier alborés

El exdeportivista Manu Mosquera afronta su tercera temporada en el Extremadura, que le ha mantenido en el puesto a pesar del descenso a Segunda B, en el que le acompañó el Deportivo. El técnico, que había salvado milagrosamente al equipo de Almendralejo en 2019, tuvo a sus órdenes en el Francisco de la Era a Borja Granero del que habla maravillas. Felicita al Deportivo por su fichaje y le augura un largo periodo como blanquiazul.

Al final ni liga de 24 como pedían Deportivo y Numancia, ni de 26, como reclamaban tu actual club, el Extremadura, y el Racing de Santander. ¿Crees que es justo? ¿Qué habría sido justo en tu opinión?
Ya dije por activa y por pasiva que el Deportivo era un equipo perjudicado y no haber jugado el último partido cuando tenía que haberlo hecho era una injusticia tremenda y todo se iba a ver perjudicado y cambiado. Lo que pasa es que LaLiga de 24, por arreglar un perjuicio, ocasionaba otros tantos perjuicios. Evidentemente, entendía la propuesta, pero los otros equipos considerábamos que éramos todos o ninguno. Lo que se tenía que haber dado es que en esa jornada el Deportivo jugase el partido con el Fuenlabrada. Como no fue así, todo lo demás eran opiniones, propuestas y se quedó en lo que está, que en realidad lo normal es que sean 22 equipos.

¿Crees que el partido que el Depor perdió con el Extremadura fue clave, determinante, en el descenso del equipo aunque salió de ese choque dependiendo de sí mismo?
Nosotros nos jugábamos tres puntos, ellos también. Es verdad que no teníamos un objetivo de clasificación, pero sí el objetivo claro de sumar los tres puntos por profesionalidad, por honradez, por normalidad y por darle a la competición el rigor que se merece. Eran tres puntos, el Deportivo tenía más puntos por delante. Nosotros cumplimos ese papel que era ganar. De hecho, después de ese partido le ganamos al Sporting de Gijón en casa. No fue un día feliz para mí, pero me fui de Riazor con la satisfacción del trabajo bien hecho y con el resultado, porque creo que hicimos muy buen partido  y lo ganamos. Si era un resultado clave o no (en el descenso del Depor), se puede hacer un análisis en varios sentidos, y todavía quedaban puntos en la competición.

Después de todo lo que pasó, al Depor le habría válido amarrar el empate en vuestro partido, pero no lo logró... Y descendió con el récord de puntuación. Así es el fútbol...
La verdad que es increíble que al Deportivo le haya pasado otra vez como en Primera, cuando bajó con una puntuación también muy alta a Segunda División. Era impensable que alguien bajara con 50 puntos, como bajó el Numancia, y bajar con 51 no sé si se volverá a repetir. A veces suceden estas cosas y yo creo que hay que tomárselo como que el Deportivo al final hizo una puntuación tremenda como para no haber bajado. Pero como otros equipos apretaron mucho y la competición se hizo muy fuerte, tocó este año así. Nosotros hicimos 43 y con esos puntos el año anterior te quedabas a dos puntos de salvación y de esta forma nos quedamos muy lejos. Ocurrió y es mejor no darle vueltas. 

¿Qué te pareció la reclamación del Depor sobre alineación indebida del Extremadura?
Primero, tengo que entender todas las acciones legales que emprendió el Deportivo para intentar, según su opinión, cambiar las cosas. El Depor, con el epígrafe de alineación indebida vio que había un resquicio y ya dije en su momento que no lo era, que cumplimos la norma con la salida de Airam Cabrera para que le atendiesen porque el árbitro nos obligaba a sacarlo. Nosotros sabíamos que no iba a prosperar, después del partido incluso ya lo sabíamos, pero no tengo ninguna cosa contra el Depor. Yo respeto que emprendiera esas acciones legales, aunque no va a tener recorrido porque no existió la alineación indebida. Es posible que en ese epígrafe de la norma se viese una frase que es ambigua, pero no existe alineación indebida y así lo han dicho el TAD y el Comité de Competición pero no juzgo al Depor porque sus acciones legales están basadas en argumentos que ellos creen que podían ir hacia delante. 

¿Cómo está reestructurando el equipo el Extremadura?
La reestructuración es casi total, se ha marchado el 90 por cien de los jugadores, pero tenía que ser así. Es normal que al bajar a Segunda B los jugadores tengan ofertas de categorías superiores y se vayan u otras ofertas que le convengan más. Creo que es una buena noticia también porque empezamos con una plantilla casi nueva, con la propuesta de trabajar con ellos y eso es bueno,  oxigena mucho y viene muy bien. Creo que hemos hecho buenos fichajes, con calidad muy buena. En algunos nos hemos anticipado y el club ha tenido un acierto tremendo. La doy por muy buena esta reestructuración y, además, lo mejor que hay que hacer cuando ya estás en Segunda B es pensar que es una gran categoría e ir a por dos objetivos muy claros: el ascenso a Segunda División y la Liga Pro, porque es muy importante al menos estar ahí.
 

¿Cómo ves el formato de Segunda B y la lucha por subir?
El formato de Segunda B... Bastante trabajo tiene la Federación porque al ser 102 equipos tampoco es que tuviese mil formas de solucionarlo, con lo que creo que es un formato acorde a tantos equipos y que está bien. Es verdad que la salida del campeonato ya tiene que ser muy fuerte porque no hay mucho margen de error y después está claro que la segunda fase también va a ser muy dura. Estando en la segunda fase y con la Liga Pro conseguida, ahí te da cierto margen de calma, pero en realidad, si el objetivo es Segunda División, entras en unos objetivos que más o menos ya todos conocemos. Lo veo bien, es verdad que podía haber otras formas, pero no es fácil arreglar una categoría con 102 equipos, así que me parece que la Federación ha hecho un gran trabajo. Supongo que todavía le estarán dando más vueltas, pero valoro el trabajo porque es muy difícil hacer formatos que a todo el mundo contenten.

El Depor se ha llevado a Borja Granero, ¿qué jugador vamos a ver en Riazor?
El Deportivo con Borja Granero ha tenido un acierto enorme, ya no solo por la calidad y el jugador que es sino también por anticiparse a otros equipos de superior categoría y muy importantes. Ese ya es el gran acierto. Y segundo, como jugador, dentro del vestuario, para mí se llevan una joya, un jugador ganador, competitivo, agresivo, un jugador que juega como entrena, un jugador de club y creo que por cómo es Borja y cómo es el Deportivo, va a estar muchos años ahí porque es un jugador que a la gente le va a gustar mucho. Evidentemente, después los rendimientos son los que son, pero el acierto sin ninguna duda es muy, muy grande, por parte de la dirección deportiva del Depor.

También figura en las altas, aunque para el filial,  tu hijo Manu. Vuelve con experiencia de Segunda División, ¿qué expectativas os marcais en la familia para él? ¿qué supone tenerle otra vez lejos de ti?
Manu tenía contrato con el Deportivo en el Fabril y yo estoy muy contento por la parte deportiva, evidentemente. Es verdad que viviendo con nosotros aquí, como familia, como unidad familiar, a nosotros nos gustaba mucho, por eso fue que vino para aquí, pero también tiene una edad en la que tenemos que entender que tiene que buscar su profesión. El Deportivo ha apostado por él, apuesta por él, Manu está muy contento de estar ahí y el club aun encima tiene a un jugador en Tercera División con un bagaje de partidos en Segunda. Lo hizo muy bien, aprendió muchas cosas y ahora tiene que seguir apretando, creciendo y estando muy fuerte. Tiene que meter en la mochila toda la experiencia de haber llegado a Segunda División, que no es fácil hoy en día,  con la edad que tiene, jugar en esa categoría y, sobre todo, en los momentos en que estábamos nosotros, pero esta profesión requiere que todos los días te sacrifiques, aprietes mucho y para mí, sin lugar a duda, es una alegría porque está en el Depor.

Manuel Mosquera: “Con Borja Granero se llevan una joya, un jugador ganador y de club”
Comentarios