Miércoles 20.06.2018

FEMENINO - DEPOR

Iris Arnaiz: "Si marco no se me pasaría por la cabeza celebrarlo"

El domingo será una de las protagonistas en el esperado duelo entre Oviedo y Depor en tierras asturianas

Iris Arnaiz, nueva jugadora del Deportivo (RCD)
Iris Arnaiz, nueva jugadora del Deportivo (RCD)
Iris Arnaiz: "Si marco no se me pasaría por la cabeza celebrarlo"

Su fichaje por el Deportivo fue un golpe de efecto. Iris Arnaiz Gil (18 de mayo de 1994, Gijón) llegó al equipo blanquiazul procedente de su gran rival, el Oviedo Moderno, donde militó siete temporadas, tres de ellas en Primera División. Mediocentro de corte defensivo, destaca por su inteligencia táctica y capacidad de mando. Pieza indiscutible para el técnico Manu Sánchez, ha jugado en los nueve partidos de liga, ocho como titular, y ha marcado un gol. El domingo será una de las protagonistas en el esperado duelo entre Oviedo y Depor en tierras asturianas, la primera batalla por el título. Iris vuelve a casa.

Siete temporadas en el mismo club y el domingo será tu rival, huelga decir que es un partido especial para ti.
Además de ser un partido importante es muy especial porque en el Oviedo tengo a algunas de mis mejores amigas y en el campo estarán mi familia y mi gente.

¿Tu familia animará al Depor o al Oviedo?
Animarán al Depor, porque es donde juego yo y la sangre tira mucho.

¿Qué significa para ti el Oviedo Moderno?
El Oviedo Moderno es el equipo de mi corazón. Allí lo viví todo, el debut en Primera, el poder jugar contra equipos y en campos en los que nunca me habría imaginado, donde conocí a personas muy importantes en mi vida…

¿Qué ha cambiado en el club tras la firma del convenio con el Real Oviedo?
El Oviedo Moderno era más familiar, con unos valores totalmente distintos a los que tiene ahora, como Real Oviedo femenino. El apoyo de un club así es un paso importante en el fútbol femenino, pero se han perdido cosas que eran muy importantes para el fútbol romántico, aunque es cierto que hay muchas jugadoras que seguirán defendiendo esos valores del Oviedo Moderno.

¿Por qué decidiste fichar por el Deportivo?
El año pasado ya había contactado conmigo. Decidí no marcharme porque creía que teníamos un equipo para ascender en el Oviedo, pero no lo conseguimos (cayó en la primera eliminatoria) por mala suerte y porque la plantilla era muy joven, sin mucha experiencia. Este año me decidí porque cuando me presentaron el proyecto era mucho más llamativo que el del Oviedo. Yo tengo que mirar por lo mío y estoy aquí para aprovechar las oportunidades que nos da el fútbol. Creía que era la mejor opción y no me arrepiento de nada. Lo volvería a hacer una y mil veces.

¿Qué diferencias te has encontrado en el Deportivo respecto a tu exequipo?
No sabía lo que me iba a encontrar y las condiciones no son ni parecidas. Hay muchas cosas diferentes, pero lo que más me ha impresionado es tener un campo propio y de hierba natural para entrenar, algo fundamental para cualquier futbolista. Para mí ha sido una sorpresa encontrarme con jugadoras de una calidad tan alta. El Oviedo sí tiene esa experiencia de haber jugador muchos más partidos importantes que el Depor, pero creo que nuestro equipo va a responder en los partidos grandes.

El objetivo del Depor es ganar la liga y lograr el ascenso, ¿crees que está capacitado para jugar en Primera?
El objetivo primordial es ganar la liga y, a partir de ahí, pensar en la fase. Pero ahora solo pensamos en el partido del domingo. Esperemos hablar el año que viene de un club en Primera y en los próximos años de uno de los equipos más fuertes de España.

¿Crees que el empate contra el Monte os condiciona de cara al domingo?
Creo que en el partido del Monte tuvimos mala suerte, con muchas ocasiones que no pudimos meter, pero que sí entraron contra el Llanera. Ni antes éramos tan malas ni ahora tan buenas. El partido del Oviedo es importante, pero si perdemos creo que no se nos escapa la liga. Esto es muy largo y todo puede pasar. Nosotras vamos a salir tranquilas al campo.

Conoces de sobra lo que se va a encontrar el Deportivo en el  Manuel Díaz Vega, ¿qué tipo de partido esperas?
Espero un partido parecido al del año pasado allí (2-1 ganó el Oviedo). El club está haciendo campaña para llenar el campo, lo que me parece fenomenal, y la gente va a apretar mucho. Creo que se va a decidir en el mediocampo: ellas tienen jugadoras de calidad, que tocan muy rápido, pero el Depor ha subido mucho el nivel de su plantilla con unas jugadoras increíbles. Seguramente será un partido de choques individuales, balones aéreos, aunque todo esto puede cambiar: nunca sabes que va a pasar porque a la hora de la verdad puede salir todo de otra manera.

Si marcas un gol el domingo, ¿lo celebrarías?
Es la pregunta del millón, pero si marco no se me pasaría por la cabeza celebrarlo, aunque me alegraría por dentro.

¿Cuántas amigas has dejado en el Oviedo?
Muchas. Tengo contacto con la mayoría de personas que están todavía allí: la presidenta, entrenadores  de antes y de ahora y, por supuesto, las compañeras. Suelo hablar casi todos los días con ellas, nos contamos anécdotas de partidos que vivimos juntas y, siempre que vuelvo a Assturias, quedo con ellas para retomar el contacto. La mayoría han sido personas muy importantes para mí. El fútbol, además de darte alegrías deportivas, también te las da a nivel personal.

¿Te gustaría enfrentarte individualmente con alguna de tus excompañeras?
No me gustaría chocarme con nadie, pero seguramente pueda coincidir, por posición, con Yolanda Chamorro o con Henar, dos futbolistas impresionantes. Sí me gustaría coincidir en algún momento con Mery, la central, aunque creo que no va a poder jugar porque está tocada. Sería un choque interesante: es una de mis mejores amigas y ya le he dicho que si la tengo que levantar por encima de la valla, la levantaré.

Dices que el Depor tiene futbolistas increíbles, ¿quiénes son las que más te han sorprendido?
La verdad es que del año pasado no me acordaba de ninguna y al llegar aquí me llamaron la atención las más jóvenes: Teresa, Laura y Lía. Pensé que si eran mejores que yo no iba a jugar mucho...

Y hasta ahora lo has jugado todo...
Sí. Es verdad que Manu me está dando muchos minutos, pero es que no hay ninguna jugadora con las mismas características que yo en el equipo. Soy más de defender, algo que le hacía bastante falta al Deportivo. Teresa es totalmente diferente y nos compenetramos muy bien en el mediocampo.

¿Qué tal te has adaptado a la vida en A Coruña?
Tenía un poco de miedo al venir. Esto de cambiar a vivir sola, con gente que no conoces, da un poco de miedo, pero estoy encantada. Es una ciudad que me gusta mucho. Soy feliz y espero estar aquí mucho más tiempo.

¿Cuáles son los lugares que más te gustan de la ciudad?
La Torre de Hércules y, sobre todo, el Paseo Marítimo, son dos sitios en los que me gusta mucho estar.

¿Compaginas el fútbol con los estudios?
Sí, estoy estudiando Pedagodía a distancia y, también, el curso de entrenadora nivel I en la escuela del Deportivo. Siempre me ha gustado lo de ser entrenadora, ya lo fui el año pasado con Alba Gordillo (exjugadora del Oviedo ahora en el Santa Teresa) en un equipo de alevines.

¿Crees que hay futuro en el fútbol femenino?
El fútbol femenino avanza demasiado rápido y creo que las chicas más jóvenes del equipo sí van a tener la oportunidad de vivir de esto.


MANU SÁNCHEZ, SU GRAN VALEDOR
La llegada de Iris al Deportivo ha reforzado al conjunto blanquiazul a la vez que mermaba al Oviedo Moderno, su gran rival. Manu Sánchez es el gran valedor de la centrocampista: “Cualquiera que conoce esta categoría sabe que es una de las jugadoras más importantes en Segunda”, destaca el técnico.

¿Cómo se gestó el fichaje de Iris?
Ya preguntamos por su situación el año pasado, pero el proyecto del Deportivo no era tan conocido. Esta temporada presentamos una oferta firme y más que por sus condiciones del contrato, a ella le terminó de convencer el proyecto en sí. Ella pudo comprobar que esto era algo diferente. Imagino que en Oviedo no gusta que te saquen el buque insignia, pero no a todo el mundo. La gente más cercana al Depor y a mí lo entendió. Las condiciones que le ofrecemos a Iris son perfectas para su crecimiento como futbolista.

¿Qué os aporta sobre el campo?
Es una pieza fundamental. Nos aporta el carácter que no teníamos y, sobre todo, en una zona sensible como es el mediocampo. La experiencia y el bagage que le da el haber jugado en Primera División es muy importante para que las más jóvenes crezcan como futbolistas a su alrededor.

¿Cómo se ha adaptado al vestuario?
Creo que podemos presumir de un vestuario que recibe a todas las chicas con los brazos abiertos. Iris muy reservada y le cuesta un poco coger confianza, pero aquí focalizamos todo en el fútbol, que es su pasión e ilusión y fue una adaptación bastante rápida.

Iris Arnaiz: "Si marco no se me pasaría por la cabeza celebrarlo"