sábado 20.07.2019

Héroe ‘por accidente’

El capitán deportivista, Álex Bergantiños, lideró con su empuje y coronó con su gol una eliminatoria fundamental para el regreso a Primera División; el ‘4’ fue aclamado por la afición herculina

El futbolista de la Sagrada Familia dedica su tanto a los más de 300 hinchas herculinos en La Rosaleda  | alfaquí
El futbolista de la Sagrada Familia dedica su tanto a los más de 300 hinchas herculinos en La Rosaleda | alfaquí

Cuando el deportivismo ya no tenía más uñas que morderse, en el minuto 82 del encuentro ante el Málaga en La Rosaleda, Álex Bergantiños brindó una bocanada de oxígeno al entorno del club blanquiazul.

Como es habitual en él, echándose el equipo a sus espaldas, el capitán se sacó de la manga en el tramo final de la contienda una incursión en campo contrario que dejaría a cualquiera sin aliento después de una contienda tan tensa; y es que además de frenar al hiperactivo Ontiveros y al resto de sus compañeros, el ‘4’ esbozó un disparo que solo su fe y la colaboración involuntaria de Munir transformaron en el gol de la tranquilidad.

Entre las lágrimas del propio meta internacional marroquí del cuadro costasoleño —que se contagiaron a la grada—, el Depor cambió la hiperventilación por el sosiego para una clasificación más que trabajada.

Tras la consecución del 0-1 el estallido de júbilo de la plantilla coruñesa volvió a convertir al grupo en una auténtica piña, siendo el mediocentro de la Sagrada Familia el jugador más aclamado por los más de 300 incondicionales desplazados a La Rosaleda.

A través de las redes sociales los ‘fans’ blanquiazules se deshicieron en elogios hacia el pivote, poniendo de relieve su carácter en situaciones comprometidas. 

Su segundo del año
Dentro de las características fundamentales de Bergantiños como futbolista ni mucho menos sobresale la finalización; sin embargo, el ‘todoterreno’ blanquiazul se ha especializado en marcar en compromisos decisivos.

En la presente campaña solo había registrado una diana, que sirvió precisamente para abrir la lata frente al Sporting de Gijón en El Molinón, en donde militó cedido el pasado curso, también en Segunda.

Este curso 18-19, Álex ha adornado su hoja de servicios con 37 apariciones ligueras, en las que ha acumulado un total de 2.907 minutos de juego; ha probado fortuna de cara al marco contrario en 11 ocasiones, dos de las cuales han finalizado en gol.

A pesar de que en el presente ejercicio ha contado con la competencia de hasta cinco compañeros (Didier Moreno, Vicente, Pedro Mosquera, Edu Expósito o Krohn-Dehli), el coruñés ha acabado imponiendo su tesón —como hace cada temporada— para acabar siendo una pieza insustituible en los esquemas de sus dos entrenadores de este año, Natxo González y José Luis Martí.

En la final del playoff el ancla del barco herculino le corresponderá al capitán de la nave: Álex Bergantiños.

Comentarios