domingo 25/10/20

“El Depor está en deuda con la afición por todos estos años”

LUIS MARTÍNEZ PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE PEÑAS DEL DEPORTIVO
02 agosto 2020

Fotografía de Luis Fernández, presidente de la Federación de Peñas del Deportivo
Luis, junto a Louzán, presidente de la FGP, durante la marcha a favor del Deportivo | aec

El presidente de la Federación de Peñas del Deportivo, Luis Martínez, asegura que no le sorprende que el club haya logrado superar ya el récord de abonos del Oviedo, correspondiente a la temporada 2014-15, de 16.326 carnés.

Una gesta común, entiende, para una afición que considera extraordinaria, y que se está “mojando” por el club blanquiazul en el momento más complicado de su historia reciente.

Se ha superado el número de carnés del Oviedo, récord de la categoría, ¿te sorprende?

La verdad es que no. Sabíamos que independientemente de la categoría la gente no iba a fallar. Si por algo se caracteriza la afición es porque en los momentos duros no abandona al equipo. Este año no iba a ser menos y estamos contentos con la respuesta de la gente y con que se supere el récord del Oviedo. Que se consiguiese subir de 20.000 socios sería una buena cifra para Segunda B.

Teniendo en cuenta las circunstancias actuales, con tanta incertidumbre en general, ¿cómo está la afición?

La gente está deseando que empiece la competición, pero la cosa está complicada, por el tema de las limitaciones en los estadios. Se supone que entrará un número pequeño de gente, pero también se va a quedar mucha fuera. Y luego está el tema de los desplazamientos. Va a ser muy complicado viajar, habrá que ver cómo van los protocolos de covid y cómo evoluciona la pandemia. Al final condiciona la competición y seguramente hasta que no se encuentre una vacuna o vaya remitiendo la enfermedad será difícil acudir (a los campos).

¿Pueden más las gana de fútbol o el miedo a un espacio compartido por muchas personas?

La gente tiene ganas de ir al fútbol, pero también es comprensible que tenga mucho miedo. Tenemos que ir recuperando poco a poco la normalidad, sabiendo de la dificultad. Veo más problema en el exterior, porque la gente se junta antes de los partidos en los locales de hostelería. Dentro del estadio, con las medidas de seguridad, va a ser un poco distinto. La animación será más complicada, algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Por ejemplo, será necesario que estemos en todo momento sentados.

¿Habéis podido desde la Federación hablar con el club?

La semana pasada tuve una reunión con gente del club. Estaban trabajando en el protocolo a presentar, la idea era meter en Riazor sobre 3.500-4.000 espectadores, pero están pendientes de la evolución estas semanas.

Tebas quiere tenerlo todo controlado, a su antojo, es una mafia

Por lo menos, este año en Segunda B, no afectarán las restricciones que sigue sumando Tebas a los aficionados: las prohibiciones de ciertos carteles o cánticos...

Es una mafia, Tebas quiere tener todo controlado, que todo se mueva a su antojo. Los equipos son al final los que le bailan el agua. Por una parte, estamos contentos de perderlo de vista, es un cáncer para el fútbol español. Esperemos que los equipos se den cuenta y recuperemos el futbol de antaño y podamos cantar con respeto en los campos. Lo último, lo de las camisetas supervisadas por LaLiga, me parece una aberración. Lo normal es que cada uno pueda llevar la camiseta de cualquier colectivo, pero ya sabemos cómo funciona Tebas en este sentido y hasta que los equipos no lo aparten va a seguir.

Hay quienes dicen que hay mejor equipo este año que el pasado en Segunda, ¿tú cómo lo ves?

Lo que tenemos claro es que teníamos “equipazos” otros años y acabamos descendiendo. Hay que responder en el campo y nos alegra el compromiso mostrado por jugadores como Bergantiños. Pero todo lo hay que demostrar en el verde y nos tienen que ilusionar en el campo, no valen las palabras. Después de estos años, con todas las desilusiones que nos hemos llevado, tienen que demostrar que están comprometidos, que la gente viene con hambre. Hay un grupo formado por veteranos y gente joven, algunos conocen la categoría, y no se puede fallar. El objetivo es claro, no hay otra que el ascenso. Somos favoritos y el equipo está en deuda con la afición, no por esta última temporada, sino por todos estos años. Es hora de que pongan de su parte y que correspondan el cariño que se les ha dado.

El problema de este año será la ausencia de seguidores en Riazor, con el Depor entre los más perjudicados...

Nos perjudicó mucho la no existencia de público y quedó claro en el último tramo liguero de Segunda división. Los espectadores no ganan partidos, pero empujan al equipo en los momentos malos. Es algo que nos va a lastrar, somos favoritos, pero no por nombres. Todos van a salir a morder contra nosotros, va a ser un plus jugar con el Depor para los equipos. Con el nombre no se va a ganar a nadie. Les pedimos a los jugadores que desde el primer momento tengan compromiso, mentalizados de que vienen a un equipo que está en Segunda B y que tiene una afición muy grande. El que piense que nos vamos a pasear tiene un problema.

¿Cómo ves la categoría este año, con tanta revolución en su sistema de competición?

Va a ser muy complicado desde el principio, no te puedes permitir el lujo de fallar, tienes que ir a ganar. Somos favoritos al ascenso, con otros cuatro-cinco equipos que van a pelear, como el Numancia o el Hércules. Estaremos entre los presupuestos más altos de la categoría y todo lo que no sea ascender, ya lo dijo el presidente Fernando Vidal, sería un fracaso. Lo que sí nos habría gustado es que después de las dos primeras fases hubiese eliminatoria a doble partido.

Comentarios