jueves 22.08.2019

Defenestrado

El mediocentro colombiano terminó desapareciendo de los planes de Natxo González y apenas contó para Martí

Didier Moreno
Didier Moreno

El deportivismo acogió con escepticismo el fichaje de Didier Moreno el 15 de agosto de 2018. El mediocentro colombiano, cedido por el Independiente de Medellín a la escuadra coruñesa por una sola temporada, era un gran desconocido en la capital herculina.

Su físico y sus condiciones defensivas le convertían en un jugador ideal para aportar músculo en la medular y ponérselo difícil a Álex Bergantiños. Pero el colombiano fue sintiéndose más incómodo a medida que avanzaba la temporada y no lograba adaptarse ni al esquema ni al equipo.

Moreno terminó desapareciendo de los planes de Natxo González y apenas contó para José Luis Martí.

Natxo González apostó claramente por el colombiano en los dos primeros meses de la competición. El técnico vasco entendió que sus condiciones físicas le convertían en un jugador importante en la medular. Sin embargo, le alineó como interior derecho en lugar de ubicarle de mediocentro y Didier Moreno nunca terminó de sentirse a gusto.

A partir de octubre, el sudamericano fue perdiendo cada vez más peso en el equipo y aunque el entrenador vitoriano pasó a situarle en su demarcación natural —tras reconocer en una entrevista a dxt campeón que se había equivocado al utilizarle como interior derecho—, nunca logró convencer del todo en el terreno de juego y tanto la grada como el propio entrenador terminaron perdiendo la confianza en él.

Tanto el colombiano como Pedro Mosquera perdieron la batalla con Álex Bergantiños, quien se adueñó del mediocentro, mientras sus dos competidores calentaban banquillo.

En octubre, cuando mayor presencia tenía en el Deportivo, el seleccionador de su país, Arturo Reyes, contó con él para un amistoso contra Estados Unidos, en el que Colombia se impuso 4-2 a domicilio. Didier Moreno sustituyó a James Rodríguez cuando restaban ocho minutos para el final.

Comentarios